6.3. Unidad II. Política colonizadora de España

Índice

Introducción

Conquista de América Conquista de los españoles en América

La Política Gobernante de los españoles

La economía de las colonias españolas

Restricciones del habla, costumbres, Creencias  y hábitos alimenticios para las colonias españolas

Deterioro  de las condiciones de vida de los  indígenas por la colonización

Las consecuencias a resaltar sobre la Conquista de América por los españoles

Independencia y fin del colonialismo español

Bibliografía  Y WEBLIOFRAFÍA CONSULTADA

 

 

Introducción

 

La Política: es una ciencia que se ocupa de gestionar, entender, resolver los conflictos colectivos de una sociedad  y al igual crear coherencia social, la política se caracteriza por tener  diversidad de ramas que tienen varias ideologías de gobierno y le permite al individuo mantener una opinión y simpatía de la cual es libre de elegir de acuerdo a su interés.

 

Colonización: es una acción o efecto de un conjunto de personas que van de un lugar a otro para establecerse en él, después tratar de fijar un imperio propio de su origen.

La política de colonización española en América nos hablara de cómo los españoles, al explorar una parte de América comenzaron a implementar su política gobernante después de la conquista, en especial cuando comenzó la colonización en territorio americano, tras la  derrota  de los caciques, quienes eran los gobernantes de regiones  y como se van perdiendo costumbres, creencias  y comunidades indígenas.

Dando lugar también a nuevas etnias  y nuevos principios de gobernación que se diferencia de una forma radical, durante la colonización las comunidades indígenas  estuvieron bajo el esclavismo.

También comienza el crecimiento de la economía española, ya que su economía venia en descenso y necesitaban hacer  frente a otras potencias europeas como Inglaterra, Francia, Portugal y Holanda.

Conoceremos el resurgimiento de una nueva política de gobernación, dándole fin a una colonización española y el comienzo de  un nuevo proceso por la independencia.

Conquista de  América.

La llamada conquista de América consistió en la exploración, invasión, genocidio y colonización del continente americano  por algunas potencias europeas, las principales potencias fueron: España, Portugal, Inglaterra, Francia y Holanda.

Con la llegada de Colon a América el 12 de octubre de 1492 y comenzando una conquista y comenzado una nueva política gobernante, que se mantuvo durante los siglos XV, XVI, XVII, permaneciendo algunos enclaves coloniales que tuvieron una continuidad en el siglo XIX.

La conquista de América supuso la ocupación del territorio de algunos pueblos en desigual desarrollo cultural y tecnológico que habitaban en el continente, desde cazadores-recolectores como los pech, toles, tawahkas,  hasta culturas más avanzadas, entre los cuales los más conocidos fueron los incas, los aztecas, los mayas.

Conquista de los españoles en América.

El dominio español en América comenzó cuando la corona española incorporo a su patrimonio  el extenso territorio del continente americano  y los pueblos que los habitaban extendiendo su vasto imperio español.

En el año 1492 los exploradores españoles llegaron a tierras americanas. En los aspectos más negativos de su dinámica colonial, el Imperio español, para sostenerse frente a otras potencias europeas, despobló España y consumió las riquezas que el transporte español añadió al Oro y Plata , donde la moneda no tenía ningún valor comercial en la sociedad, ni tampoco otros recursos naturales.

Todos los valores fueron añadidos por el comercio español a lo largo de su permanencia. Por otro lado, y al principio de este choque de civilizaciones, algunos historiadores arrojan cifras de mortalidad de 90 millones de nativos, en su mayoría por enfermedades. Por estas razones, diversas organizaciones que se atribuyen la representación de las comunidades indígenas reclaman el reconocimiento de un genocidio.

Los colonizadores, en principio, fijaron su atención en los territorios del área del Caribe. Después de la española, le siguió Puerto Rico, Cuba y luego tierra firme. España conquisto y colonizo desde México, bajando por Centroamérica, tanto continental como insular y siguiendo. Todo el bloque de América del sur, a excepción de Brasil y algunas islas del área del Caribe.

La Política  Gobernante de los españoles.

Terminada la conquista del vasto territorio americano, era necesario establecer  una forma de cómo administras las tierras conquistadas.

Los reyes de España decidieron establecer dos grupos de organismo. Uno que funcionara en España y otro en las colonias.

Los organismos que funcionaban en España estaban presididos por el propio rey, y eran los siguientes:

  1. La casa de contratación: Este organismo controlaba toda la actividad comercial entre España y los territorios conquistados, también autorizaba la salida de los barcos con pasajeros y mercancías. Este organismo tenía la responsabilidad del sistema de correos y La seguridad de las embarcaciones entre España y las colonias.

2.  El consejo de indias: era el organismo más importante entre las colonias en América, también era el más alto organismo de dirección en asuntos referentes a la organización y administración de colonias.

Proponían las personas que debían realizar las funciones de gobernantes, virreyes y otros cargos importantes, pero esa propuesta debía ser aprobada por los reyes.

El consejo de indias también presentaba a la consideración de los reyes los proyectos de leyes (cedulas reales) que debían ser observadas en las colonias y emitían los juicios decisivos de los conflictos originados entre funcionarios de la colonias.

LA ECONOMIA DE LAS COLONIAS ESPAÑOLAS.

La economía de las colonias americanas se baso en minería del oro y la plata, sobre todo en el norte de México y en Potosí (Bolivia), la agricultura y la ganadería, trabajada por indígena o por esclavos negros traídos de África.

El comercio con América era un monopolio real que se efectuaba a través de las flotas de indias, que zarpaban anualmente con protección militar.

En 1543, se creó una flota de barco para proteger los cargamentos de oro y piedras preciosas que se enviaban a España desde América. El comercio se realizaba a través de unos puercos designados por la corona, lo que dio origen a un estricto sistema mercantilista en todo el imperio. El monopolio comercial de los puertos de Sevilla y Cádiz, en la península, y de Veracruz  y puerto bello, en América, regulo la actividad comercial indiana.

Restricciones del habla, costumbres, Creencias  y hábitos alimenticios para las colonias españolas.

Después de la conquista se prohibió que los indígenas y los negros hablaran en sus propias lenguas, por lo cual debieron aprender el castellano. Algo similar ocurrió con la costumbre y formas de vestir. Era importante homogeneizar los comportamientos para que la sociedad se unificara.

También los españoles tenían varias formas de vida y llevaron varias enfermedades y bacterias, hasta plantas cultivadas y animales domésticos. La migración de colonos dependió en gran medida de su habilidad para europeizar la flora y fauna del nuevo continente.

Los españoles produjeron trigo en casi en todas las regiones colonizadas donde el clima lo permitió. Sin embargo, los antiguos pobladores americanos no cambiaron radicalmente su dieta por la influencia de cultivos de origen europeo.  En cambio, hubo una entusiasta aceptación del ganado y otros animales domésticos. Los indígenas recibieron las vacas, burros, cabras, caballos,  ovejas, gansos, cerdo y otras especies como recurso valioso para su dieta alimenticia, y para obtener de ellos vestimenta o utilizarlos como medio de transporte.

La conquista espiritual se refiere al proceso de la cristianización de la población indígena americana en el siglo XVI mediante la evangelización o enseñanza de la religión católica. Los encargados de llevar a cabo esta labor, unas veces por convencimiento y otras por la fuerza.

Consolidada  la cristianización, la iglesia cumplió una importante función social en las colonias, pues administraba y atendía hospitales, orfanatos, conventos y escuelas. Además de ser prestamista, era una prospera terrateniente.

Deterioro  de las condiciones de vida de los  indígenas por la colonización.

Las Condiciones de vida de los indígenas americanos se deterioraron notablemente. Fueron obligados a realizar trabajos muy duros; les quitaron sus tierras (algunos pueblos fueron trasladados por la fuerza a otros lugares); ya no pudieron trabajar en comunidad para asegurar la subsistencia de todo el grupo. La mortalidad aumento por este deterioro general de las condiciones de vida y muchos fueron exterminados murieron debido a epidemias de enfermedades introducidas por los europeos, como la viruela.

Los que sobrevivieron y sus descendientes se fueron incorporando de diversas maneras a las nuevas sociedades americanas, y en la mayoría de las veces realizando trabajo poco calificados, en situación precaria y con baja remuneración. Desde entonces, la mayoría de los descendientes de los aborígenes han vivido en condiciones de pobreza en áreas rurales.

Las consecuencias a resaltar sobre la Conquista de América por los españoles.

•Desaparición de los sistemas políticos y organizativos de los pueblos amerindios.

•Pérdida definitiva de su soberanía.

•Desaparición de numerosas lenguas autóctonas y casi extinción de otras. Las lenguas indo americanas pasaron a un segundo plano y se impusieron definitivamente los idiomas europeos.

•Destrucción de las obras culturales de los pueblos originarios (textos, obras de arte, religiones, templos, ciudades, obras artesanales, monumentos, caminos, memoria, etc.).

•Inferiorización y desprecio por las culturas originarias.

•Inferiorización y desconocimiento de la naturaleza humana de los pueblos originarios al ser reducidos a la categoría de “encomendados” sometidos a colonizadores europeos, en el caso de la conquista española. En el caso de otras experiencias coloniales también fueron en muchos casos desconocidos como seres humanos con los mismos derechos que los europeos.

•La esclavitud: aunque algunos pueblos aborígenes practicaban la esclavitud, los conquistadores establecieron la misma de manera generalizada. Para ello fueron secuestradas alrededor de 60 millones de personas en África de la cuales solo unas 10 millones llegaron con vida a América para ser reducidos a la condición de esclavos.

•Muchas culturas del Nuevo Mundo se conservaron y aumentaron la población aunque también muchas culturas indígenas desaparecieron debido en ocasiones a enfermedades que eran llevadas por los europeos y que eran desconocidas para ellos, y en otras a las conquistas europeas.

•La Conquista de América abrió nuevas vías de comunicación y transporte, sobre todo marítimas entre Europa y América, así como entre distintos puntos de Europa y de América entre sí. Ello llevó a la creación de decenas de puertos oceánicos y fluviales en el continente americano. El trazado de esas vías estuvo influido en gran medida por razones mercantiles, relacionadas con los bienes que los colonizadores extraían en América para ser llevados a Europa, principalmente oro, plata y alimentos, así como la exportación de manufacturas desde Europa y esclavos desde África hacia América.

Independencia y fin del colonialismo español.

En 1776 las trece colonias inglesas en América iniciaron un proceso político inédito declarando su independencia de la metrópoli monárquica europea y creando una república reglada por una constitución escrita por el nombre de Estados Unidos de América.

A partir de 1808, durante la guerra de la independencia española a causa de la invasión napoleónica, los criollos, al igual que los peninsulares en España. Establecieron juntas para gobernar  las tierras en nombre del rey Fernando XII de España. Estas experiencias de autogobierno , el antecedente de la independencia de los Estados Unidos, y la influencia del liberalismo, las ideas de la revolución francesa y Estadounidenses llevo  a la guerra de independencia Hispanoamericana(1809-1824), de la que emergieron de la mayoría de las repúblicas Hispanoamericanas de la actualidad.

Las guerras de independencia hispanoamericanas fueron una serie de conflictos armados que se desarrollaron en el continente americano y que enfrentaron a los partidarios de establecer nuevas naciones independientes donde se encontraban las colinas españolas en América, enfrentando al Rey de España Fernando XII, las autoridades virreinales y los partidarios de las monarquía española. Las guerras de la independencia tuvieron tanto el carácter de guerra civil como de guerra internacional (entre naciones).

El conflicto comenzó en 1808, con la creación de juntas designadas en México y Montevideo. Entre los lideres independistas, también llamados libertadores, se encuentran la mayor parte los “padres de la patria” de los países hispanoamericanos, como Simón Bolívar, José de San Martín, José Artigas, Francisco de Paula Santander, Bernardo O’Higgins, Antonio José de Sucre, Miguel Hidalgo y José María Morales, entre otros.

Casi todos los países hispanoamericanos continentales de la actualidad (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), reconocen en este movimiento sus orígenes como naciones independientes. Solo Panamá y los países del Caribe de habla hispana (Cuba, Puerto Rico República Dominicana) reconocen sus orígenes independientes en otros procesos históricos.

En América de Sur, las primeras juntas criollas como las establecidas en La Paz, Virreinato en el Rio de la Plata (1809), chile (1810) [Nueva Granada] (1810), Quito (1809) fue el único gobierno patrio que pudo permanecer, estableciendo una continuidad histórica con los gobiernos posteriores de la Argentina. Desde Buenos Aires se comenzó la campaña de liberación del sur del continente.

Dos grandes ejércitos liberales se formaron y atacaron  a las tropas realistas desde el sur y el norte, dirigidos por José de San Martín y Simón Bolívar, para confluir en Guayaquil, donde el mando general de las tropas independistas sudamericanas quedo en manos de Bolívar.

Las guerras por la independencia de Sudamérica (sur América)  se extendió entre 1810 y 1824. Este último año, los realistas, arrinconadas en el alto Perú fueron finalmente derrotadas en Ayacucho por un ejército  sudamericano, al mando del Mariscal Antonio José de Sucre.

Una vez que los pueblos de América del sur se independizaron de España, y luego de complejos procesos, terminaron creando las siguientes naciones independientes de la actualidad: argentina, Colombia, chile, ecuador, panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Libertador miguel Hidalgo, líder de la independencia de México y centro América. Los pueblos de virreinato de nueva España se iniciaron en 1810 con el grito de dolores y también luego de de complejos proceso políticos  terminaron creando las siguientes naciones independientes de la actualidad: Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala y México. Con posteridad se independizo República Dominicana.

1898 los Estados Unidos ganaron la guerra Hispano-estadounidense y ocuparon las islas de  Cuba y Puerto Rico, finalizando la presencia española en América. Cuba se independizo en 1902, mientras que Puerto Rico se organizo como estado asociado a Estados Unidos. Otros territorios de origen hispano, como California, Texas y Florida, se organizaron como estados de los Estados Unidos.

Actualmente los países americanos de habla hispana y portuguesa de América y Europa, se han organizado en la Comunidad  Iberoamericana de Naciones, que tienen su máximo órgano de cohesión en la cumbre Iberoamericana.

Bibliografía y webliografia consultadas:

 

www.Wikipedia.org

www.Monografias.com

Libros de Historia de Honduras de Luis Muñoz y Guilermo Varela

 

Son direcciones de dos páginas web que funcionan como bibliotecas virtuales, el contenido se encontró buscando en la páginas web con la siguientes palabras; la conquista de América, colonización de los españoles.

El contenido que aparece en este informe no está de una manera exacta a como se  puede encontrar en los dos  sitios  web, se trato de resumir lo más importante de una manera del que el lector lo tenga bien explicito de lo que fue la política colonizadora de los españoles en América, comenzando desde la conquista, hasta el fracaso del la colonización española.

 

INDICE

 

Introducción

Marco cronológico La política de España en América

Administración colonial del nuevo mundo

Códice Florentino

La Encomienda y el Nuevo Repartimiento

Se Impone una nueva Organización

Social

Las Nuevas Leyes de Indias

Observaciones

Cronograma

Bibliografía consultada.

 

1.-INTRODUCCION

 

La política, del πολιτικος (pronunciación figurada: politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»), es la actividad humana tendente a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad. Es el proceso orientado ideológimaente  hacia la toma de decisiones para la consecución de los objetivos de un grupo. La ciencia política es una ciencia social que estudia dicha conducta de una forma académica utilizando técnicas de análisis político; los profesionales en esta ciencia adquieren el título de politólogos, mientras quienes desempeñan actividades profesionales a cargo del Estado o se presentan a elecciones se denominan políticos . El término fue ampliamente utilizado en Atenas a partir del siglo V antes de Cristo, en especial gracias a la obra de Asristóteles titulada, precisamente, Política. El mismo Aristóteles definía al ser humano como un animal político por excelencia. También se define como política a la comunicación dotada de un poder, relación de fuerzas

ASPECTOS DE LA POLITICA DE POBLACIÓN Y COLONIZACIÓN EN AMÉRICA

No es fácil hablar de una política de población y colonización en América. Más bien habría que referirse a políticas por España en su labor colonizadora. Es indudable que el Estado español, cuya acción en ese campo era amplia y antigua, utilizó sistemas diversos en los varios estadios de ese proceso, métodos distintos originados por cambios de hombres, ideas y circunstancias. Considerando las experiencias africanas e insulares como la de Canarias y la reconquista y repoblación de la España musulmana, en América empleó tanto por su ámbito diverso, como debido al cambio de situaciones, a las condiciones sociales y culturales reinantes, y al simple transcurso del tiempo, diferentes políticas.

A partir de 1492, el mundo americano comienza a integrarse y cada una de sus vastas provincias representa una situación geográfica y cultural singular. Las diversas porciones del Mundo Nuevo son desiguales por su naturaleza así como los seres que las ocupan. Amplio mosaico de pueblos se da en una geografía tan rica como variada y la acción de España tiene que adaptarse a esas desemejanzas. El archipiélago antillano representa la primera experiencia; mas la vastedad continental, la existencia de elevadas culturas con macizos conglomerados humanos, hay que señalar que la introducción de una etnia diferente, la negra, la africana, dejando a un lado por su poca importancia la oriental, asiática, impuso modalidades específicas a la actitud del Estado.

Obligados como estamos a la brevedad,

Las narraciones que van desde las primigenias y asombradas de Colón y Vespucio, las de Pigaffeta, Cortés, Bernal, Pizarro, Las Casas y otros más que sería largo enumerar, coinciden en las continuas menciones que hacen relativas a la crecida, a la abundosa población americana. Muchos de los saldados y misioneros cronistas, prodíganse en señalar la riqueza de habitantes que numerosas ciudades tenían, la densa población de extensas provincias; pero también esos mismos descriptores señalan que fuera de ciertos núcleos urbanos muy importantes, principalmente en el continente, asiento de grandes y viejas culturas, el resto de la población se encontraba dispersa, diseminada por toda la Tierra, en vegas y montañas, en llanos y barrancas, tanto situada a lo largo del litoral, como en las estribaciones de altas sierras. Y esta dispersión general en Indias era debida no sólo a formas culturales distintas, sino principalmente a condiciones geográficas peculiares, a razones ecológicas determinantes de esa diseminación.

A la actividad descubridora y colonizadora importaron no sólo las riquezas de los nuevos territorios, los recursos naturales ilimitados que ofrecían, sino fundamentalmente la población encontrada en las Indias, usufructuaria hasta entonces de aquellas riquezas y además poderosa fuerza de trabajo para su explotación. Múltiples como fueron los incentivos de la conquista: deseo de poder, ansia de riquezas, anhelos de aventura y prodigiosas hazañas, espíritu misional y de cruzada, apertura de conocimientos y curiosidad científica, etcétera, la presencia de hombres en este continente, independientemente de la calificación que se les haya querido dar, representó uno de los elementos más importantes, uno de los factores decisivos de la política española de colonización.

El hombre americano tuvo que ser considerado en múltiples dimensiones como fuerza de trabajo indispensable para satisfacer sus propias necesidades y las de los colonos europeos y la creación de un régimen socio-político que España inició en el Nuevo Mundo como sujetos de una obra evangelizadora, de conversión al cristianismo, de asimilación a la Iglesia universal para ser salvados; como elementos constitutivos de un Imperio sobre los cuales había que volcar la acción y preocupación del Estado, con el fin de integrarlos en su política general, dentro de la cual la existencia de grupos sociales y económicos múltiples y diversos era evidente; y como objetos de una acción cultural que les permitiera incorporarse a formas más amplias y elevadas de civilización, de adelanto espiritual y material.

Estas consideraciones diferentes y varias fueron las que orientaron en forma decisiva, la política española. El Estado de acuerdo con las circunstancias en que se desenvolvió el proceso colonizador, los intereses propios o ajenos que presionaron con mayor o menor intensidad a las autoridades y sus ejecutantes, las corrientes ideológicas, impregnadas tanto de espiritualidad y de cristianos y ecuménicos designios, como de materiales complacencias, de encubrimientos falaces, orientó sus decisiones, expidió normas más o menos rigurosas y realizó una labor que sólo es posible calificar en su totalidad dentro de su complejo devenir histórico pero que no cabe duda que en muchos momentos y aspectos fue positiva.

2.-MARCO CRONOLOGICO

La política de España en América

Al final del siglo XV, España termina la reconquista de sus territorios, expulsa a los árabes y logra la unidad nacional. Fue esta una empresa que duro más e siete siglos, y en ella participaron hombres de todas sus comarcas. Al terminar esta cruzada para lograr la unidad nacional, muchos de sus soldados y oficiales, después de años de militancia en los ejércitos, no sentían la vocación de dedicarse al cultivo de la tierra y si estaban dispuestos a continuar la aventura de conquistar nuevas tierras para España y para Dios. En estas circunstancias ocurre el encuentro de América con España y este acontecimiento constituye, para muchos de esos hombres, militares y marineros, navegantes y comerciantes, una oportunidad de satisfacer sus aspiraciones y poner a prueba su experiencia.

Los reyes católicos habían autorizado y patrocinado la expedición de Colón movidos por dos razones fundamentales: la posibilidad de encontrar nuevas tierras y la de llevar a ellas la fe de Cristo. Estas dos motivaciones serán una constante en todas las decisiones de la Corona en los siglos siguientes. Este pensamiento anima su política y su legislación, sus cedulas de exploración y colonización, su gobierno y su economía. Viendo la historia no podemos decir que una era superior a la otra, o que la una estuviera subordinada a la otra; simplemente, las dos eran importantes. La conquista ayudaba a la evangelización, y la evangelización ayudaba a la colonización. Esto esta claro para quien lea objetivamente la historia. Visto con criterios humanos, la conquista de esos gigantescos territorios de América con un número tan reducido de hombres no hubiera sido posible sin el apoyo y la motivación de la fe; y la evangelización no hubiera tenido esos resultados excelentes sin el apoyo y la protección de las instituciones de la corona.

La conquista y la colonización de América no ocurrieron por casualidad, sino que fue el resultado de una política seriamente pesada y discutida a altos niveles primero, y llevaba a cabo después a través de decisiones e instituciones. A los pocos años del Encuentro se formo el Consejo de Indias; un organismo integrado por personas expertas que asesoraba a la Corona y que regulaba toda actividad importante que se relacionaba con América: legislación, gobierno, exploración, cultura, comercio y fundación de misiones. Por concesión de Sumo Pontífice se extiende también a América el Patronato Real por el que los Reyas ejercían determinados derechos, sobre todo, en el nombramiento de eclesiásticos para posiciones de responsabilidad, y al mismo tiempo, asumían unas obligaciones en la construcción de iglesias, monasterios y misiones, así como el mantenimiento de los misioneros. Cierto que ello condujo a abusos pero también impulso enormemente la actividad de la Iglesia. Esta preocupación y compromiso de España con sus colonias, tanto aquellas que ahora forman parte de los Estados Unidos como el resto de América, se manifiesta en tres aspectos que caracterizan la política hacia América: su visión de soberanía sobre el territorio, su centralización del poder, y su preocupación por el indígena a quien consideraba su súbdito.

1.- por la Bula Inter Coetera, el papa Alejandro VI concede a los Reyes de España la soberanía sobre los territorios al oeste de una línea norte-sur, 100 leguas al oeste de las islas Azores. La concesión de esta soberanía estaba supeditada a la posterior evangelización de los nativos y era continuación de una práctica aceptada en Europa durante siglos mediante la cual el papa justificaba la conquista y otorgaba la soberanía. Para entender esto hay que ponerse en la mentalidad del siglo XV, donde toda Europa era católica, donde no había una ley internacional estrictamente hablando, y donde todos los gobernadores reconocían al papa como figura universal y con autoridad moral, al menos en el aspecto religioso. Por ello, sus decisiones producían efectos legales y dirimían disputas entre los diversos países. El propósito principal de la decisión mencionada era el de evitar futuras disputas entre España y Portugal, porque ambos habían descubierto nuevas tierras desconocidas para los otros países europeos. España, pues, se sentía soberana sobre el continente americano, sobre sus tierras y sobre sus gentes, y así lo expresa ya el testamento de Isabel la Católica:

Cuando nos fueron concedidas por la Santa Sede, las islas y tierras del mar océano descubiertas y por descubrir, nuestra principal intención fue… de procurar inducir y traer los pueblos de ellas y convertirlos a nuestra fe católica…Suplico al rey, mi señor, que no consienta ni permita que los indianos…sean perseguidos en sus personas y bienes.

Este sentido de soberanía impulsaba a la Corona a tomar decisiones como, el exigir navegantes o exploradores extranjeros como Américo Vespucio, Sam Houston o Daniel Boone a que tomaran la ciudadanía española y prestaran juramento de fidelidad al rey de España.

Lo primero que hacia un explorador o navegante al llegar a una tierra desconocida era plantar la cruz, izar la bandera, levantar en alto la espada y, en presencia de sus acompañantes y de los propios nativos a quienes se intimaba a someterse a la soberanía de España y a aceptar el Evangelio, pronunciar unas palabras por las que se tomaba posesión de esa tierra, en nombre del rey de España. Este era un ritual que se observaba siempre y, una vez ejecutado, ese territorio entraba a formar parte del imperio español; se levantaba  mapa del mismo y se registraba  bajo la soberanía española. Esto  lo hizo Ponce de León al llegar ala florida, Juan de Oñate  en nuevo México, bodega en Alaska, y así los demás. Era el acto oficial para tomar posesión de la tierra.

Muchas de las expediciones y posterior colonización tuvieron como motivo principal mantener la soberanía española ante intentos de otras potencias europeas de establecerse en territorios considerados como parte de su hegemonía. Así vemos la de Menéndez de Avilés, cuyo objetivo era expulsar a los franceses de fort  caroline (florida) o la del comandante bodega al pacifico norte para impedir el establecimiento de Rusia en california.

Ambas costas  de Norteamérica, del atlántico y del pacifico fueron recorridas con frecuencia por navegantes españoles  ya en la primera mitad del siglo XVI, y eran consideradas por España como parte de sus dominios, como lo muestran los mapas de Juan de la Cosa (1500), o de Diego Ribeiro (1526). Prueba de ello es que ningún otro país europeo intento establecer  una colonia permanente, ni en la costa atlántica ni en la pacifica durante todo este siglo, y su actividad se reducía simplemente en la pesca en el área de newfoundland, a comerciar trayendo esclavos de África para venderlos en los territorios españoles  o a la piratería.

2.  otra característica de la política española en América  era la de centralización del poder. España era  una nación donde regia la ley, de tal modo que los propios monarcas españoles gobernaban, no por decisiones absolutistas, si no por las leyes aprobadas, las leyes de indias. Del mismo modo los oficiales de gobierno debían gobernar  de acuerdo con la ley y para ello se mandaban de vez en cuando visitadores; al terminar su servicio se les sometía a una investigación al final de su ejecutoria, llamada “residencia”. El cumplimiento de la ley fue algo que siempre enfatizo en sus colonias, hasta el punto que ello sofoco a veces importantes iniciativas privadas; pero, también es cierto que impidió que se cometieran abusos, el maltrato de los indios o su eliminación. Las decisiones principales se originan en España, y el Consejo de Indias las transmitía a los cuatro virreinatos de Nueva España (México), Nueva Granada (Colombia), Perú y La Plata (Argentina), quienes a su vez las pasan a los gobernadores de las provincias. Los territorios actualmente de Estados Unidos estaban bajo la dependencia del Virrey de México. Desde el Pacifico al Mississippi estaban bajo los gobernadores de California, Nuevo México, Texas y Luisiana, y desde el Mississippi hasta el atlántico bajo el gobernador de Cuba y luego el de Florida. Las decisiones regulaban la forma de gobierno, la economía, la agricultura, la exploración y la colonización, la fundación de poblados, misiones y fuertes, el nombramiento de gobernadores y otros oficiales civiles y religiosos. Por ejemplo, toda persona, incluyendo los misioneros que venían del nuevo mundo, debía ser aprobada por los misioneros por el Consejo de Indias y debía tener un historial limpio.

 

 

3.-ADMINISTRACION COLONIAL DEL NUEVO MUNDO

 

“Cuando llegaron, cuando entraron en la estancia de los tesoros, era como si hubieran llegado al extremo. Por todas partes se metían, todo codiciaban para sí, estaban dominados por la avidez…”

 

 

3.1-Códice Florentino

Al inicio de la conquista, las nuevas Colonias españolas en América son Gobernadas por Juan Rodríguez de Fonseca, representante Real del Consejo de Castilla. Conforme las Tierras conquistadas se incrementan y Los problemas se hacen más Complejos, la Corona Española crea Nuevas Instituciones de Gobierno, para Poder administrar más eficazmente sus nuevas posesiones:

La Casa de Contratación (fundada por los Reyes Isabel y Fernando en 1503, con sede inicial en la ciudad de Sevilla), tenía la misión de administrar todo lo relacionado con el transporte marítimo, emigración, cobro de impuestos, y el comercio entre España y las colonias. Su principal propósito era asegurar que el comercio fuera monopólico para garantizar la mayor cantidad de ingresos a la Corona.

Esta política imperial, aunque exitosa al principio, termina siendo un fracaso porque España no logra proveer adecuadamente a sus colonias con bienes manufacturados, apareciendo en escena Gran Bretaña, Holanda y otros países, creándose una amplia red de contrabando entre éstos y las colonias. La Casa de Contratación tuvo además una faceta náutica- científica. Tuvo también jurisdicción civil y criminal, al contar con un grupo de letrados que debían resolver diferencias entre marinos y comerciantes. La Institución permaneció en Sevilla hasta 1717, cuando su Presidente, Don José Patino, consiguió autorización Real para trasladarla al Puerto de Cádiz. O El Real y Supremo Consejo de Indias (fundado en 1523, por el Emperador Carlos I de España y V de Alemania), se encargó de dictar la política y leyes españolas en todo lo relacionado con los temas indígenas. Durante sus casi tres siglos de existencia produjo una gran cantidad de leyes, siendo uno de sus principales impulsores el Rey Felipe II. O Virreynatos: El gobierno colonial en América se dividió en cuatro grandes virreynatos: Nueva España o México (con Don Antonio de Mendoza como Virrey de México desde 1535, en sustitución del Conquistador Hernán Cortés), Perú (establecido en 1542, llegando a ocupar la mayor parte de Sudamérica, hasta que fuera poco a poco reducido), Nueva Granada (fundado en 1739, incluyendo a las Audiencias de Santa Fe, Quito y Caracas), y Río de la Plata (1776). Los Virreynatos estaban encargados de administrar las principales regiones del Imperio en América. Hacia fines del siglo XVIII, los Virreyes servían normalmente períodos de 5 años y tenían bajo su mando una gran cantidad de funcionarios burócratas, la mayoría de los cuáles provenía de España, lo que no dejaba de causar grandes resentimientos de parte de los criollos americanos. O Audiencias, Gobernaciones, Alcaldías Mayores, y otros organismos, creados a nivel local para una mejor administración. En América Central se creó la Audiencia de los Confines, que tendría como sede permanente la Ciudad de Guatemala. Esta Audiencia se impondría hasta la época de la Independencia sobre las gobernaciones de Honduras, San Salvador, Nicaragua, Costa Rica, y Chiapas.

3.2-La Encomienda y el Nuevo Repartimiento

 

No los mueve la Cristiandad,

Sino el Oro y la Codicia”

Lope de Vega

 

La Corona Española declara desde un inicio ser benevolente y protectora de los indios, tratando de legislar para su bienestar, sin embargo no puede nunca ejercer un control efectivo sobre los distantes territorios americanos.

A mediados del siglo XVI, la Corona establece mecanismos para desempeñar la administración civil y eclesiástica. De esta manera, surgen la Encomienda y posteriormente el Nuevo Repartimiento.

La Encomienda consistió en el repartimiento de indios y tierras entre los conquistadores victoriosos, quienes a partir de ese momento se convertían en encomenderos. A cambio de poder disponer de los indios para que realizaran cualquier tipo de trabajo y de recibir tributo de ellos, los encomenderos se comprometían a cristianizarlos, cuidarlos y educarlos. Debido a que la Encomienda había fracasado y que los indígenas eran explotados sin piedad por sus “protectores” europeos, se intentó hacer una nueva forma de Repartimiento. Las comunidades de indios, que ya estaban obligados por ley a rendir tributo a la Corona, fueron obligados a suministrar trabajadores a las haciendas o industrias de los españoles. Sólo hasta después de cumplir sus obligaciones personales y tributarias se les permitía trabajar en sus propias tierras para producir su sustento.

A pesar de que las Leyes de Indias (publicadas en 1542, y reformadas posteriormente), estipulaban que a cambio de su trabajo, los indios debían recibir un salario, los colonos les pagaban generalmente no en moneda sino en especie, con cualquier cosa que quisieran, tal como ropa, pan, verduras, etc.

Durante los tres siglos que duró la Colonia, el gobierno español se comportó como una verdadera tiranía, caracterizada por la opresión, la injusticia y la ineficiencia. Los pueblos autóctonos americanos, fueron salvajemente sometidos, humillados, empobrecidos, despreciados, y esclavizados por los españoles, que habían venido a las nuevas tierras, no a colonizar ni a salvar almas, sino a buscar fama y riquezas, esperando volver a la península ibérica con la fortuna mal lograda, convertidos en “grandes señores”.

Poco o nada se salvó de las culturas del nuevo continente; su estructura socio-económica, sus valores morales y su religión, todo lo que formaba parte de su idiosincrasia fue destruido o desmantelado.

3.3-Se Impone una nueva Organización Social

Los españoles que conquistaron los territorios americanos formaron una nueva organización socio – económica, colocándose ellos como clase privilegiada y con poderes casi absolutos sobre lo que ocurría en los territorios conquistados. Esta organización llegó a tener en general la siguiente estructura en todas las colonias americanas:

Peninsulares o españoles nacidos en España, quienes eran la clase privilegiada y tenían derecho a optar a todos los cargos, entre ellos estaban los nobles, altos oficiales de la Armada española y representantes de la corona, altos funcionarios eclesiásticos, comerciantes, artesanos, industriales y encomenderos.

Criollos (españoles nacidos en América), quienes podían optar a algunos cargos públicos y religiosos. Entre ellos se encontraban los funcionarios y religiosos de mando medio, comerciantes, artesanos, industriales, hacendados, mineros y encomenderos.

Mestizos (hijos de español con india), quienes generalmente podían aspirar a ser artesanos, comerciantes, y soldados.

Indios, con pocos derechos reconocidos por la Corona española, y que eran utilizados para la agricultura o para trabajar en las minas.

Negros y mulatos, traídos al continente como esclavos, quienes prácticamente no tenían ningún derecho, pero que muchas veces eran mejor valorados por sus amos europeos por el alto precio que tenían que pagar por ellos.

Existió durante la Época Colonial un marcado odio racial, fomentado principalmente por los peninsulares, la clase dominante, pues los blancos se consideraban superiores a todas las razas de color, a quienes veían con desprecio. Igualmente,  había diferencias entre las otras clases.

Los mestizos, por ejemplo, se consideraban superiores a los mulatos y zambos por llevar éstos sangre negra y esclava, pero eran a su vez rechazados por los criollos y peninsulares por llevar sangre india. A pesar de ser hijos de españoles, los criollos eran considerados seres de segunda categoría por los peninsulares. Todo esto fomentó una cultura de discriminación, odio y desprecio entre los pobladores de las colonias, que aún subsiste en toda Latinoamérica.

La explotación física y los tratos inhumanos, que junto con las epidemias acabaron con los pueblos indígenas del Caribe, probablemente hubieran acabado con las tribus y pueblos nativos continentales de no haber intervenido la Corona española ante las denuncias de un puñado de religiosos protectores de los derechos indígenas (inicialmente liderados por los frailes de la Orden de los Dominicanos), entre los que destacaron los frailes Bartolomé de las Casas, Domingo de Betanzos, Francisco Marroquín, y Toribio de Paredes, éste último perteneciente a la orden de los Franciscanos. El Padre De Las Casas dedicó la mayor parte de su vida a luchar en favor de los indios, presionando por la aprobación de una legislación más humana que respetara los derechos de los naturales del nuevo continente.

A pesar de las continúas intervenciones de la Corona, miles de indios murieron a causa del maltrato recibido por los europeos. La falta de nativos para laborar era tan grave a finales del siglo XVI, que la Corona autorizó la importación de esclavos africanos para suplir la otrora abundante “mano de obra” nativa. Se estima que a Centroamérica fueron traídos cerca de veinte mil esclavos negros entre el siglo XVI y el siglo XIX.

3.4.-Las Nuevas Leyes de Indias

“… Y porque nuestro principal intento y voluntad siempre ha sido y es de la conservación y aumento de los indios y que sean instruidos y enseñados en las cosas de nuestra sancta Fe católica y bien tratados como personas libres y vasallos nuestros, como lo son, encargamos y mandamos a los del dicho nuestro Consejo [de las Indias] tengan siempre muy gran atención y especial cuidado sobre todo de la conservación y buen gobierno y tratamiento de los dichos indios y de saber cómo se cumple y ejecuta lo que por Nos está ordenado y se ordenare para la buena gobernación de las nuestras Indias y administración de la justicia en ellas, y de hacer que se guarde, cumpla y ejecute, sin que en ello haya remisión, falta, ni descuido alguno.

… ordenamos y mandamos que de aquí adelante por ninguna causa de guerra ni otra alguna, aunque sea so titulo de rebelión ni por rescate ni de otra manera, no se pueda hacer esclavo indio alguno, y queremos sean tratados como vasallos nuestros de la Corona de Castilla, pues lo son.”

Nuevas Leyes, 1542

En respuesta a la explotación de los indios, la Corona promulgó durante todo el período colonial una serie de leyes y cédulas reales para protegerlos, entre las que destacaron las Nuevas Leyes de Indias, emitidas en 1542. Al año siguiente, estas Nuevas Leyes fueron corregidas y aumentadas y publicadas en Valladolid el 4 de junio de 1543. La nueva legislación buscaba primordialmente, imponer el absolutismo monárquico, evitando así que se creara una nueva aristocracia en las colonias como pretendían muchos descendientes de conquistadores.

Prohibían la asignación de nuevas encomiendas y declaraban las existentes como no hereditarias; además, prohibían la esclavitud de los pueblos indígenas, dando a los indios el derecho a recibir un salario a cambio de su trabajo y a trabajar en sus propias tierras comunales o ejidales; por último, fijaban el tributo que los indígenas debían pagar tanto a sus encomenderos como a la Corona.

El Mestizaje

“… Y también se apoderan y escogen entre las mujeres, las blancas, las de piel trigueña, las de trigueño cuerpo. Y algunas mujeres, a la hora del saqueo, se untaron de lodo la cara y se pusieron como ropa andrajos. Hilachos por faldellín, hilachas como camisas. Todo era harapos lo que se vistieron.”

Gran Enciclopedia de España y América

El mestizaje, que ingenuamente ha sido defendido por algunos historiadores como prueba de que los españoles habían venido a colonizar y a convertir a los pueblos aborígenes “paganos” para que pudieran servir a Dios y al Rey, fue producto de la necesidad de los conquistadores de saciar sus deseos sexuales con las nativas americanas e incluso con mujeres de la raza negra, ante la falta de mujeres blancas. Era tan grande el abuso que sufrían los indígenas que la Monarquía dictó leyes que explícitamente prohibían la promiscuidad entre españoles e indios.

Siglos de Explotación

Muchas de las medidas impulsadas por la Corona para evitar la explotación y el trato inhumano no fueron acatadas por los colonizadores y en algunos lugares como Guatemala, Nicaragua y Perú incluso hubo insurrecciones armadas. Más grave aún fue que en muchas ocasiones la Corona y sus funcionarios aceptaron y fueron participes de las condiciones que los colonos quisieron imponer a los pueblos sometidos, pues era de beneficio para los intereses económicos del Imperio español, cuyos ingresos dependían en buena medida de los tributos que se recibían desde todas las colonias. Sin embargo, no fueron sólo los españoles los que abusaron y trataron con desmedida crueldad a los nativos americanos, según narraba la famosa Leyenda Negra. Otras naciones europeas, entre ellas Francia, Holanda y Gran Bretaña, también saquearon, explotaron y abusaron salvajemente de los territorios conquistados. Tras el declive de la Orden de los Dominicos, principales defensores de los indios al inicio de la Conquista, fue la Compañía de Jesús o los Jesuitas, quien tomó el liderazgo como protectores de los indios hasta que fueran expulsados de España en 1767. A pesar de esto, mantuvieron su labor religiosa y educadora en territorio americano. El maltrato y desprecio a los indios continuó incluso mucho después que las colonias americanas se independizaron de España a principios del Siglo XIX, lo que ocasionaría constantes insurrecciones, destacando la rebelión del santiagueño Anastasio Aquino y los Nonualcos en El Salvador en 1833, la rebelión Maya de 1851, y el alzamiento “comunista” de campesinos indígenas en El Salvador en 1932.

 

 

 

 

 

 

 

6.-BIBLIOGRAFIA Y WEBiblioGRAFIA CONSULTADA.

 

 

 

 

Arias David, LAS RAICES HISPANAS DE LOS ESTADOS UNIDOS

Editorial MAPFRE, 1992, paginas 23-30.

 

 

 

 

http://www.acadmexhistoria.org.mx/PDF/sillon_1_ERNESTO_DE.pdf

http://es.wikipedia.org/wiki/Política

http://www.geocities.com/md450/sfdigital/c2s1.pdf

 

4 Comments

  1. René Isaías Cubas 20011007431 said,

    Ciertamente la actualidad de nuestro país refleja lo que alguna vez pasó. Aunque ha habido cambios y transformaciones importantes a través del tiempo desde aquel entonces, al ver la actualidad uno se da cuenta de que aún hay mucho que hacer por este país tan hermoso que Dios nos prestó. De igual manera, es curioso ver como la libertad la igualdad y la democracia deben ser luchas de cada día en la vida del hondureño, pues nunca falta quienes quieran someter a los verdaderos dueños de este territorio, disfrazando sus inicuas intenciones de piedad y buenos ánimos. Hay que luchar por Honduras, con la mirada fija en nuestro Dios, pero forjemos una lucha desde la inteligencia en lugar de la fuerza, pues la primera es la que nos hace diferentes a las bestias, las cuales se caracterizan por la segunda…

  2. diana blanco said,

    no es muy preciso

  3. Bonnie said,

    Valuable information. Lucky me I found your site

    by chance, and I am surprised why this accident did not
    came about earlier! I bookmarked it.

    • histounahblog said,

      Thank you for your words encourage me to keep working on it.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 6,078 other followers

%d bloggers like this: