Informe de Grupo 5: La sociedad Colonial

UNAH

“Universidad Nacional Autónoma de Honduras” 
 
 

Informe de Historia De Honduras 

Contenido:

Estructura de la sociedad colonial en Honduras 
 

Grupo No. 5 

Licenciada: Anarella Velez Osejo 

Integrantes:  

  • Vivian Jurit Peralta Reconco   20081012232
  • Maritza Elena Banegas López  20081007095
  • Heyda Lili Salazar Ramos        20070001954
  • Edgardo Corea Castro               20070014321
  • Edwin Girón                              20081003308
  • Karen Canacas

 
 

Introducción  

En el presente informe se estudian las características de la estructura social de la colonia. Los nombres que se le dieron a cada grupo humano de acuerdo a su color de piel; “la denominación racial”. Las oportunidades y desventajas que éstos tenían y su ubicación geográfica. Dentro de estos grupos el de mayor manifestación racial propia del periodo colonial fue el mestizaje, pero también existen otros como ser los criollos, mulatos y zambos; en el presente está detallado la mezcla que dio origen a cada grupo. La sociedad colonial se caracterizó por ser muy jerarquizada, la clase social más alta era la aristocracia. 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para hacer mención un poco de lo que ya han estudiado y expuesto los grupos anteriores recordaremos que la administración colonial, era dirigida por el rey principalmente, y éste era representado en las colonias por virreyes y gobernadores; el virrey era el otro yo del rey, tenia que ser de familia noble y en su administración era jefe civil y militar; tanto él como el gobernador: vigilaban la administración en materias de gobierno, judiciales, militares, eclesiásticas y económicas.  

Al final del proceso de conquista las poblaciones indígenas fueron sujetas al poder español de forma indiscriminada. Los diferentes grupos indígenas se vieron reducidos a su mínima expresión, si acaso no fueron aniquilados del todo, el choque entre Europa y América resultó nocivo para los naturales, quienes vieron destruidos su orden social, creencias, sentido de la justicia y, en algunos casos hasta su lengua.

A manera de ejemplo, podemos citar que a mediados del siglo XVI… la población del centro y occidente de Honduras disminuyó de 600,000 habitantes en el momento de la conquista a 32,000 después de este proceso.  

Como ya sabemos con la conquista surgen nuevos grupos raciales debido a la mezcla entre razas. 

La sociedad colonial

 

Mestizaje: la posición de cada clase social y de cada uno de sus distintos elementos. 

  • Peninsulares: blancos nacidos en España, originalmente lo constituían los conquistadores, entre los que vinieron campesinos, artesanos, militares, mineros; predominando los hombres sobre las mujeres. La inmigración española a América prosiguió durante todo el periodo colonial, ya que en la sociedad colonial centroamericana encontraban mayores posibilidades de movilidad social y mejoramiento económico que en la sociedad española rígidamente estructurada. Solo una minoría de ibéricos se benefició con las posesiones ultramarinas de España.

 

  • Criollos: blancos nacidos en América. Se empleó este término primeramente referido a los hijos de los conquistadores y primeros pobladores. Éstos eran los llamados criollos viejos. La constante inmigración de españoles a la Capitanía General dio origen a los llamados criollos nuevos, quienes en conflicto con los primeros sostenían que su inmediata procedencia de España valía más que cualquier abolengo. Durante todo el periodo colonial existieron disputas y tensiones entre estos do grupos. El creciente número de criollos y de mestizos fue pronto visto por los peninsulares como una potencial amenaza a su dominación. En el siglo XVII, cuando ocurrió la contracción económica tanto en América como en España, se incrementó la competencia por el acceso a la riqueza, el estatus y la seguridad, los criterios de pureza de raza y fenotipo fueron reforzados tanto en España como en sus colonias. De acuerdo a Severo Martínez Peláez, las viejas familias herederas de la conquista fueron perdiendo terreno en lo económico y en lo político, pero las nuevas generaciones de criollos, sin alcanzar las más altas posiciones de mando, lograron enriquecerse y retener la posición que había correspondido a los antiguos criollos.

 

  • Mestizos: la mezcla de razas en América, bajo los efectos y las consecuencias de la conquista era inevitable. Al principio, su numero era limitado, la mezcla racial poca y la residencia de los europeos de corta duración. Sin embargo, la mezcla racial en América pronto produjo un estrato social que se hizo numéricamente significativo y ocupacionalmente necesario, pero que tanto en la práctica como en la teoría era objeto de discriminación racial y económica por parte de los blancos. Un ejemplo representativo es el siguiente: si bien por una parte los mestizos estaban exentos de pagar tributo (cuyo pago era obligatorio para el indígena), por otra el Estado les negaba la posesión de tierras. Esto se explica ya que los mestizos eran un contingente humano en crecimiento constante. Esta política originó que el mestizo, sin tener nada más que su fuerza de trabajo, se vio obligado a desplazarse a las haciendas donde vivió y trabajó a cambio de tierra en usufructo; en otras palabras, se volvieron arrendatarios. Debido a que los peninsulares y los criollos se constituyeron en la clase empresarial que manipulaban el trabajo indígena y negro, originó que los mestizos también llamados castas, fueran empleados como auxiliares asalariados en la minería, agricultura, como vaqueros, arrieros tejedores, herreros, pequeños comerciantes, etc. Y donde el trabajo era escaso, se convirtieron en vagabundos que robaban a las comunidades indígenas. Rechazados tanto por los blancos como por los indígenas.

 

  • Indios: los naturales que eran caciques colaboraron con los conquistadores y recibieron a lo largo del periodo colonial un trato preferencial por parte de los españoles, fueron conservados en sus puestos de dirigentes locales para exigir tributos y trabajo a las masas indígenas, facilitando así el sistema español de dominación indirecta. Los indígenas fueron concentrados en los llamados pueblos de indios o reducciones, lo que hacia mas fácil la recolección del tributo y el empleo de la mano de obra indígena. Debido a que la organización de los pueblos indígenas, como pieza clave de la estructura de la sociedad colonial, exigía la existencia de tierras en las que éstos pudieran trabajar para permanecer en sus pueblos, sustentarse, tributar y estar en condiciones de ir a laborar en las haciendas, la Corona dispuso que tuvieran tierras ejidales. Las consecuencias inmediatas de la conquista y la ocupación de las regiones más densamente pobladas de las civilizaciones indígenas fueron catastróficas. Una combinación de enfermedades epidémicas (viruela, sarampión, tifoidea, etc.), de trabajo excesivo y la consiguiente debilitación física y el choque cultural inducido por el remodelamiento de una sociedad comunitaria conforme a las líneas individualistas orientadas hacia el lucro, produjo en el siglo XVI y principios de XVII un descenso demográfico intenso entre la población indígena. Esto trajo como consecuencia un incremento en la importancia de las castas en la población total, alrededor de 1650.

 

  • Negros: el africano fue desarraigado de sus comunidades de origen y traído a América contra su voluntad. Hay noticias de importación de esclavos  negros desde el momento mismo de la promulgación, en Guatemala en el año de 1543, de las Leyes nuevas. El negro que llegó a Centroamérica  en el periodo colonial, procedía de las Antillas y tenia su antecedente cultural en la llamada cultura Yoruba. Fue a partir de 1545 que la afluencia de negros a Honduras alcanzó una relativa consideración. Llegó principalmente a la costa norte, entonces poco poblada, y a la zona minera de la región central. El africano pronto se mezcló con la población indígena y mestiza, y sus descendientes se establecieron principalmente en los departamentos de Colón Atlántida, Yoro y La Paz. La esclavitud en Honduras fue siempre de poca importancia y los censos del siglo XVIII acusan su desaparición progresiva y la insignificante proporción que constituían los esclavos dentro de la población nacional.

 

        Durante el siglo XVIII el núcleo mas importante de Honduras lo constituían los esclavos reales de Omoa; a fines del mismo siglo se estableció, en el actual departamento de Colón, un fuerte grupo  africano llamado “Vicentino”, ya que en 1796 los ingleses habían ocupado la isla de Roatán, poblándola con negros procedentes en su mayoría de la antigua posesión francesa de San Vicente, en las Antillas menores; posteriormente fueron transportados a Colón.

    En el noroeste de Honduras, región solo ocasionalmente visitada por los españoles y además poco poblada, el negro se integró con la población indígena constituyendo los zambos.   

    Esquema del Mestizaje 
     

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Blancos                El grupo mayoritario indígena sufre

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.INDIOS intromisión de dos razas distintas.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Negros   
 

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.                                  Con el elemento blanco da como

             Resultado el mestizo. 

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. 
 

                                         Con el negro se produce el Zambo.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. 
 
 
 

 

                                    Blanco con negro se produce el mulato. 
 
 
 
 
 
 

Apuntes sobre el desarrollo cultural y las manifestaciones artísticas de honduras en el periodo colonial 

  • La primera universidad que surgió en América fue la de Santo Domingo en 1538. posteriormente surgieron la universidad de Lima, en 1551 y la de México en el mismo año y, en el caso particular de Centroamérica, se creó la Universidad de San Carlos de Guatemala en 1676.
  • Precisamente, en el caso de Honduras se fundó el Colegio Tridentino de San Agustín de Comayagua en el año de 1679, el cual servia fundamentalmente para la preparación de sacerdotes, aunque también asistían esporádicamente elementos civiles, inclusive indígenas hijos de caciques “Martínez”.

 

    Vale afirmar que durante el periodo colonial la iglesia en Honduras nunca fue una institución tan rica como en el resto de América, por lo tanto, tenia que recurrir al Real Erario para la adquisición de fondos para la construcción y mantenimiento de las iglesias, conventos, hospitales, orfelinatos, etc. 

    Sin embargo, a pesar de las limitaciones anteriores, la mayor labor realizada por la iglesia en Honduras es la relacionada al desarrollo de las artes, principalmente la escultura, la pintura y la arquitectura. En el caso de Honduras, destacó la Escuela de Comayagua, la cual estuvo fuertemente influenciada por la Escuela de Guatemala derivada del escultor Quirio Catano. A través del desarrollo de arte escultórico, los artistas hondureños se dieron a la tarea de esculpir la mayor parte de las estatuas de santos e imágenes de casi todas las iglesias coloniales de Honduras, así como también de los principales personajes de la época. 

    En efecto durante el periodo colonial, sobre todo entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX se nota un auge estilístico particular en la pintura. Para el caso de honduras, entre los principales pintores de esa época se pueden mencionar a Villafranca, De Soto, Zelaya, Cubas, así como otros más, que por razones de no firmar sus pinturas desconocemos sus nombres. Hay que apuntar que la mayor parte de estos pintores radicaban en la capital provincial, Comayagua, por ser el centro de poder no solamente político, sino también religioso. Con el aporte de la generación de los pintores coloniales hondureños se consolidó una escuela pictórica hondureña al final de este periodo. Es importante acotar que muchas de las pinturas elaboradas por los pintores hondureños eran destinadas a las iglesias parroquiales de Honduras, sin embargo, también venían a la provincia, aunque en menor escala, pinturas de artistas de Guatemala, México y esporádicamente de España.

    Otras de las manifestaciones artísticas que florecieron en el periodo colonial en Honduras fueron la orfebrería y la platería. 

    Recordemos que Honduras fue el centro minero más importante de la Capitanía General de Guatemala, por lo tanto, se fabricaban regularmente objetos de plata que eran indispensables para los rituales de las iglesias, como por ejemplo cálices, copones, candelabros, custodias, etc.  

    De esa forma, la mayor parte de las iglesias coloniales de Honduras se construyeron bajo el estilo Barroco, siendo los ejemplos más notables la Catedral de Comayagua, la Catedral de Tegucigalpa. La iglesia de Santa Rosa de Copán, la de La Merced en Gracias, La de San Manuel de Cohelet en Lempira, etc. La característica más peculiar  del estilo barroco es la profusión decorativa, tanto en las fachadas como en los retablos. 

    En resumen, durante el periodo colonial, el desarrollo de las manifestaciones artísticas, así como la de las ciencias y las letras estuvo determinado en su conjunto por el apoyo, control y decisión de la iglesia católica casi en su totalidad,  es decir, las manifestaciones culturales fueron instrumentos esenciales de la iglesia, primero en el proceso de conquista espiritual y después, en su necesidad imperiosa de controlar la creación artística, científica y cultural para el mantenimiento y control de la sociedad colonial. 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

Bibliografía  

  • Google

 

  • Libro de Rolando Zelaya y Ferrera:  “Historia de Honduras”

11 Comments

  1. Maryori Marbella Zelaya Mairena said,

    Pienso que esa estructura de la sociedad colonial induscutiblemente marcó toda la historia de América y en este caso de nuestro país, porque hasta la actualidad sigue la misma situación solo que con diferentes nombres modernizados y disfrazados: la esclavitud, explotación y discriminación, bajo el nombre de “pobreza”; los mismos tributos bajo el nombre de “impuestos”; reyes bajo el nombre de “ricos y apoderados”; virreyes bajo el nombre de “funcionarios públicos”; españoles o conquistadores bajo el nombre de “inversionistas extranjeros”, y una gran diferencia de clases sociales mejor definida que nunca.
    Mientras sigamos con la misma mentalidad y espíritu de conformismo, miedo e ignorancia continuaremos cambiándole solo de nombre a las cosas pero en el fondo será mediocremente lo mismo que en aquella etapa o mucho peor cada día.
    Por otro lado, ciertamente la iglesia católica fue el principal promotor de las artes, una de las pocas cosas favorables de la colonización, claro tomando en cuenta que los inmiscuidos en el asunto supieron lucrarse con la fe, cosa que tampoco ha cambiado mucho hoy en día.
    Confiemos que algún día sintamos verdadero amor por el prójimo, solo así tendremos una vida mejor.

    Maryori Marbella Zelaya Mairena.
    20091001240
    Historia de Honduras
    seccion 1707
    Lic. Anarella Vélez

  2. Maryori Marbella Zelaya Mairena said,

    Con respecto a las razas obviamente nosotros somos el producto de multiples combinaciones raciales ahora lo unico que sabemos es nuestra nacionalidad. La discriminación racial es un cáncer de la sociedad porque el color de piel, rasgos fisicos, culturales, etc. no debería ser motivo para pisotear a los demás, al fin y al cabo somos todos iguales, seres humanos, llenos de defectos y virtudes que debemos aprender a aceptar.

    Maryori Marbella Zelaya Mairena.
    20091001240
    Historia de Honduras
    seccion 1707
    Lic. Anarella Vélez

  3. edwin giron flores said,

    con respecto a este tema somos una multi combinación de razas que a ciencia cierta no podemos decir de que raza somos descendientes. en este tiempo solo sabemos que somos todos iguales.

  4. HEYDA LILI SALAZAR RAMOS said,

    UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE HONDURAS
    Alumna: HEYDA LILI SALAZAR RAMOS
    Cuenta: 20070002954
    Asignatura: Historia de Honduras
    Catedrática: ANARELLA VELEZ
    SOCIEDAD COLONIAL
    Comentario
    Cuando hablamos de la sociedad nos imaginamos tantas cosas las cuales solo son distintas por fuera pero somos iguales por dentro no importa donde hallamos nacido pero todos descendemos de nuestros antepasados indígenas , los cuales son mezclados, los criollos nacidos en América y llamados criollos viejos, tenemos también una raza de mestizos con una piel increíble de mediana estatura, los indios naturales que eran caciques colaboraron con los conquistadores, recibieron un periodo largo colonial de un trato especial por parte de los españoles. Los negros fue arrancado y traído a América contra su voluntad, los negros llegaron a América en el periodo colonial son procedentes de las antillas y tiene como procedencia cultural en la llamada cultura yoruba.

  5. Ramón Onán Sanabría Rivera said,

    La Sociedad Colonial en Honduras, fue descriminada hasta llegar al punto de asignarle un nombre a cada grupo de personas con distinto color de piel, la cúal esto era “La Denominación Racial´´.y dentro de está denominación comprendia un grupo del cúal erá el más racista, el cúal era el mestizaje. En nuestro país, la administración colonial era mandada por el rey, después esta era representada por virreyes y gobernadores. El sometimiento de la mano por parte de los conquistadores fue tanto que los pueblos indigenas se vierón reducidos a un número pequeño. se expresa en el documento que a mediados del siglo XVI tales poblaciones del centro y occidente del país tuvierón una población de 600,000 y al momento de conquista unos 32,000.

    Durante la conquista de los Españoles, nuevos grupos raciales surgierón esto debido por la mezcla de razas entre ellas. de las cuales son mencionadas las siguientes:
    Peninsulares, Criollos, Mestizos, Indios, y Negros.

    Por mi parte, expreso que tal mezcla tanto indigena, zambo, negro y mulato fuerón sometidos de tal manera que ellos no tuvieran oportunidad de ejercer sus propias reglas y forma de vida, esto debido a la conducta predominate y discriminatoría por parte del Rey y los conquistadores desde España y desde nuestro territorio, dando a la vez una reducción de mano de obra de nuestros antepasados (los Indigenas), al llegar a un pequeño numero de ellos. Esto nos muestra el poco interes cultural (mas que todo) de los Españoles al momento de la colonización y conquista de nuestro territorio, ya que debió ser lo contrario como en otros paises donde la mayor parte de sus colonizadores se establecierón e hicierón parte y junto con sus pobladores indigenas la unión de culturas e intereses personales. Digo lo anterior, ya que en nuestro país no se dio ni se da un comportamiento de interes para el desarrolo industrial, educacional, de salud e intereses personales por parte de nuestras autoridades y personal extranjero ya que soló vinierón y vienen a saquear lo poco que tenemos en nuestro territorio hermoso y bello el cual es HONDURAS ( dicho lo anterior sin ofender). Esperemos que llege un cambio y junto a este un país desarrollado (dentro de un futuro cercano).

  6. Ramón Onán Sanabría Rivera said,

    El mestizaje, de acuerdo a lo leído y desde mi punto de vista, se dan dos factores por el cual uno de ellos es de gran importancia al momento de hablar de la economía y desarrollo industrial y ganadero principalmente en nuestro país el cual es Honduras y el segundo punto de vista es basado al aspecto racial y discriminatorio por el cual los conquistadores impusieron, desarraigando ó poniendo a un lado lo que es el aspecto cultural, religión, lengua, y también de nuestra alimentación (en parte). Primero, durante la conquista en Ibero América y en Honduras, nuestros indígenas sufrieron la perdida de sus identidades, dando comienzo la esclavitud y dominio propio de los conquistadores (trabajo forzado en viviendas, en minerías, en el cultivo, etc) . Diremos también, que nuestros antepasados (Los Indígenas), con el aspecto económico, ubierón cambios en sus labores diarias de los cuales fueron, sociales, y políticos. Por ejemplo: intercambio comercial, la dominación en clase social, militar y e imperio. Segundo, dado lo anterior, esto condujo al aspecto ó orden social y discriminatorio (racial), en nuestros territorios.
    1. la clase alta (elite blanca) que controlaban el poder político. 2. Los Criollos, nacidos en nuestros territorios, descendientes de los peninsulares (conquistadores) propietarios en su mayoría de industrias, ganadería, y minería. 3. Los indios, los cuales eran de suma importancia para la base económica de los conquistadores. Y 4. Lo Negros, estos trabajaban en plantaciones bananeras y en menor trabajo en minas, con la escasez de la mano indígena.
    Para terminar, a principios del siglo XIX, nuestra población indígena era alrededor de 29% dando así el comienzo de la población demográfica de nuestros antepasados (los Indígenas) en nuestro territorio.

  7. Ramón Onán Sanabría Rivera said,

    El desarrollo cultural y las manifestaciones artísticas en Honduras en el periodo colonial fueron Provistas por instituciones e universidades. La primera universidad fue la de Santo Domingo en 1538, seguido fue la universidad de Lima en 1551 y la de México en el mismo año. Pero en centro América fue la universidad de San Carlos de Guatemala. En Honduras fue el colegio Tridentino de San Agustín de Comayagua en 1679, cual prestaba el servicio para la preparación de sacerdotes, pero también las personas civiles e indígenas podían ir. La iglesia en Honduras carecía de recursos por lo tanto tenia que recurrir al Real Erario para la obtención de fondos, esto para la construcción de iglesias, conventos, hospitales, etc. Una de las actividades realizadas por la iglesia católica era el desarrollo de las artes, de las cuales destacaba la escultura y la arquitectura. La escuela de Comayagua tuvo un papel importante en la elaboración de el arte escultórico, dando la destreza de nuestros escultores Hondureños, esculpiendo la mayor parte de las estatuas de los santos en las iglesias católicas y de personajes importantes en esa época. Otro dato importante es la elaboración de pinturas hechas por hondureños, de los cuales se destacaron los siguientes: Villa Franca, De Soto, Zelaya, Cubas, etc. y la mayoría de estas pinturas eran dirigidas a las iglesias católicas. De hecho, otro aspecto artístico que fue desarrollado era la orfebrería y la platería, de las cuales serán de servicio para materiales de la iglesia católica por ejemplo: cálices, copones, candelabros, custodiadas, etc. Partiendo de esa forma de realización, las iglesias coloniales de honduras fueron construidas por el estilo llamado Barroco, el cual consiste en la profusión decorativa, tanto en las fachadas como en los retablos. Así que, durante el periodo colonial, el desarrollo de estas manifestaciones fueron iniciadas por el apoyo de la iglesia católica en su mayor parte.

    Puedo decir que la iglesia católica tuvo un papel muy importante el las artes de nuestro país, apoyando mas que todo para que estas fueran hechas y representadas el nuestras iglesias,
    dandole un toque particular el cual es el estilo barroco y ejemplo de eso podemos encontrar en los siguientes lugares: La Catedral de Comayagua, La Iglesia de Santa Rosa de Copan, La de la Merced en Gracias, La de San Miguel de Cohelet en Lempira, etc.

  8. Bessy Hernandez said,

    UNAH
    Alumna: Bessy Hernández
    Cuenta: 20091004537
    Clase: H101
    Dra.: Anarella Velez

    La sociedad colonial se estructuró en diversos grupos ordenados jerárquicamente.
    En el siglo XVI, los conquistadores ocuparon el primer rango social. Sus objetivos principales eran la riqueza, y el poder. Les seguían los primeros pobladores que habían fundado ciudades e iniciado la colonización. Luego se ubicaron los vecinos con casa y patrimonio en la ciudad y los moradores que se ganaban la vida como mineros, pequeños comerciantes, artesanos o granjeros. Por último, los tratantes, pulperos, buhoneros, vendedores ambulantes, etc. conformaron el pueblo urbano.
    Esta primitiva sociedad hispana, de marcado carácter señorial, se constituyó en base al usufructo de la mano de obra indígena por medio de las encomiendas. Gracias a la institución de los mayorazgos el grupo social dominante conservó la mayor parte de su patrimonio por generaciones.
    Más adelante el dinero se convirtió en el mejor y más eficaz vehículo de movilidad social. Con él se podían comprar la nobleza y el favor del rey, especialmente a lo largo del siglo XVII. Los funcionarios más importantes de la corona (virreyes, gobernadores, etc.), el alto clero, encomenderos y hacendados compartieron desde entonces este privilegiado estamento social..
    Pero no sólo el dinero determinó la estratificación social durante la época colonial. Desde los primeros momentos de la conquista el español se unió sexualmente a las mujeres aborígenes, surgiendo de esa manera el mestizo.
    Paulatinamente el número de los mestizos aumentó, cosa que se reflejó en la aparición de una legislación discriminatoria contra ellos. Así por ejemplo, se les prohibió tener repartimientos y encomiendas o desempeñar oficios públicos y reales. “Excluidos de toda función social y del reparto de bienes.
    En las ciudades iberoamericanas convivieron los mestizos, negros e indígenas. Del cruce entre todos estos grupos nacieron las castas, uniones poli raciales de escasa incidencia blanca en las que el negro entraba como alguno de sus componentes. Para distinguir a los innumerables tipos étnicos que surgieron de estas uniones, en la época se empleó una nomenclatura muy pintoresca: mulato, zambo, morisco, albarazado, lobo, cambujo, tente-en-el-aire o no-te-entiendo son sólo algunas de las denominaciones que proliferaron en toda la América española.
    Durante la colonia las castas se clasificaron teniendo en cuenta principalmente el color de la piel,. Es decir, se relacionó la condición social del individuo con el color de su piel; a mayor “blancura” se ostentaba una mejor ubicación en la sociedad indiana. Era muy difícil acceder a los privilegios, derechos o bienes de quienes tenían la ventaja de contar con una piel más clara, transformándose el prejuicio racial en prejuicio social

    Un antiguo dicho colonial sintetiza el desprecio que sufrieron las castas por parte de los grupos más pudientes y “blancos”: “Ya en época muy tardía que Dios hizo el café e hizo la leche, pero no el café con leche”.
    El nativo americano legalmente fue considerado superior a las castas. Podía disfrutar de sus propios bienes, cultivar sus tierras, criar ganados y comerciar sin las restricciones impuestas a mestizos, mulatos o negros. En efecto, la nobleza aborigen se relacionó con los grupos dirigentes hispanos y pudo conservar ciertos privilegios. Así por ejemplo, estaban exentos del pago de tributos y sus hijos fueron educados en colegios especiales vinculados a las órdenes religiosas.
    La masa indígena constituyó la base de la pirámide social por ser la principal fuerza de trabajo en la minería, agricultura, obras públicas y en las industrias rurales o urbanas. Las leyes -que consideraban a los indígenas como menores de edad- regulaban sus actividades y los protegían. No obstante, en la vida real su subsistencia fue muy precaria y su condición social estuvo muy cerca a la de los grupos que legalmente eran inferiores.
    El último lugar en la estratificación social americana lo ocuparon los esclavos provenientes de África. Los negros que arribaron a la América española durante la colonia superaron el millón de individuos.
    Los africanos estuvieron sujetos a muchas limitaciones entre las cuales se cuentan la prohibición de portar armas, andar de noche por ciudades y villas, montar a caballo o tener indígenas a su servicio. Sin embargo, la situación laboral del negro no era tan mala como su condición jurídica. Debido a su mayor resistencia física y al tipo de trabajos que desempeñaron los esclavos negros lograron muchas veces una posición social superior a la del indígena.
    El esclavo, especialmente en el siglo XVIII, pudo acceder a la libertad mediante la manumisión. Esta o le era concedida voluntariamente por sus dueños o la adquiría mediante la compra de su libertad a precio de mercado.
    Un gran problema para las autoridades peninsulares fueron los negros cimarrones o esclavos fugitivos que huían de sus amos y se agrupaban en bandas. Algunos formaban parcialidades o palenques con una organización según formas políticas de origen africano y desde ahí se dedicaban a saquear haciendas, poblados indígenas y caminos para sustentarse.

  9. wilmer said,

    busquen que hacer estudien algo que beneficie la humanidad como ser la “teoria de la cuerda”……………………………….

    • histounahblog said,

      Estimado, lo felicito por su buen humor, pero le ruego que buesque otro espacio para contar sus bromas.

  10. xenia said,

    bueno ami me parecio muy interezante y muy importante .

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 6,078 other followers

%d bloggers like this: