MOVIMIENTO OBRERO HONDUREÑO

MOVIMIENTO OBRERO HONDUREÑO
SUS INICIOS
Para el 2011 nuestra clase obrera cumple más de 140 años de haber comenzado a organizarse, desde sus inicios, allá por 1869, las condiciones de vida en la minas de San Juancito, eran de extrema miseria y sufri¬miento, esto dio origen a los pri¬meros movimientos huelguísticos y las primeras organizaciones de carácter obrero en el país. A estos movimientos de huelga la respuesta estatal fue de repre¬sión y cárcel a los trabajadores

Cómo surge la conciencia y la oposición obrero-capitalista
El proceso de toma de conciencia de los obreros, es decir la comprensión de los intereses opuestos que existen entre ellos y el capitalista, comienza en el puesto de trabajo. Mientras que el artesano, al ser propietario de sus herramientas y del producto final de su trabajo, sí tiene un interés directo en el proceso de producción, el obrero, en cambio, no tiene ningún interés personal en el mismo, al no pertenecerle el producto final de su trabajo, la mercancía producida para la venta. El trabajo asalariado aparece ante el obrero como una condición impuesta, como la única manera de obtener sus medios de vida.

EL SECTOR BANANERO
Ya para 1902 el banano re¬presentaba la mitad de la pro¬ducción nacional, y sus trabaja-dores vivían en condiciones in¬frahumanas. Pero estos en 1916, 1917 y 1920 realizaron las primeras huelgas parciales en el sector del enclave banane¬ro y el sector ferrocarrilero, to-das por mejores condiciones de trabajo y aumento de salarios. La respuesta gubernamental y patronal fue de represión, cárcel y exilio para los trabajadores.
El 18 de mayo de 1921 se for¬mó la Federación Obrera Hondureña, FOH, compuesta por so¬ciedades obreras y sindicatos de artesanos. Esta organización tenía como principio fundamental el auxilio mutuo y la fraternidad entre las distintas agrupaciones que la conformaban.
El 12 de mayo de 1922 se fun¬da, en San Pedro Sula, el Parti¬do Comunista de Honduras, PCH. A la cabeza estaban Ma¬nuel Cálix Herrera y Juan Pablo Wainwright, éstos ¡unto a obre¬ros bananeros conforman los pri¬meros círculos de estudio sindi¬cal y obrero de Honduras.
Esto dio como resultado que el 12 de marzo de 1925 se desa¬tara una gran huelga en la em¬presa bananera Cuyamel Fruit Co. en demanda de mejores condiciones de vida, la respues¬ta del gobierno y la transnacio¬nal fue de exceso represivo en contra de los trabajadores.

NACE LA FEDERACIÓN DE SOCIEDADES OBRERAS DEL NORTE del pais
El I9 de mayo de 1926 se crea la Federación de Socieda¬des Obreras del Norte, organi-zación de corta vida, auspicia¬da por el PCH, partido comunista de honduras, pero que nace como alternativa a la limitada organización mutualista que era la FOH, federación obrera de honduras que ya había expulsa¬do a Manuel Cálix Herrera y a otros dirigentes obreros, quienes ¡untos con organizaciones de ar¬tesanos y obreros fundan el 1Q de mayo de 1929 la primera fe¬deración clasista conocida en Honduras: la Federación Sindi¬cal Hondureña, FSH.

LA HUELGA DEL 32 Y EL FIN DEL MOVIMIENTO CLASISTA
Entre los meses de enero a abril de 1932 se desata una de las huelgas más largas registra-das hasta esa fecha en el país; primero se da en el sector de los muelles y ferrocarrileros y des¬pués se prolonga hacia el sector bananero de la United Fruit Co., las demandas fueron resueltas en sus puntos menos importantes y en parte en la reducción de la rebaja salarial realizada por la transnacional bananera.
En 1933 asume la presiden¬cia de la República Tiburcio Carias Andino, auspiciado por las transnacionales gringas. El Cariato y su dictadura se pro¬longaría por lo largos Años. Después de establecer una es¬trategia de represión antiobre¬ra. Producto de esta represión to¬das las organizaciones obreras1 fueron declaradas ¡legales y sus dirigentes fueron asesina¬dos, otros exiliados y muchos recluidos en el temido Castillo de Omoa. Con esto se cierra una etapa de auge y de lucha histórica del movimiento obrero hondureño, que terminaría trágicamente, producto de la represión Carlista.

LA NUEVA ETAPA DE LA ORGANIZACIÓN OBRERA
11 años después, en 1944, se creó en Guatemala el Partido Democrático Revolucionario de Honduras, PDRH, que tenía co¬mo objetivo derrocar a la dicta-, dura de Carias mediante un movimiento armado.
En el año de 1949 surge el Comité Coordinador Obrero, CCO, organización que unifica a los diversos sectores obreros. El CCO a pesar que el sector ba¬nanero se encontraba al mar¬gen, fue la primera en exigir la emisión un Código laboral, le¬yes de protección a la niñez y otras reformas en beneficio de los trabajadores.

En 1953 Calvez clausura el CCO y algunas organizaciones i obreras y de artesanos, pero a ‘ pesar de la represión nace el Comité de Unidad Sindical (CUS), activo promotor de la huelga del 54.

LA HUELGA DEL 54
A partir del 10 de abril en di¬versas partes del norte en la em¬presa Tela Ra.Ro.Co. Se generan los primeros conflictos. Los pri¬meros en irse a huelga fueron los trabajadores del muelle, le si¬guieron los trabajadores del de¬partamento de ingeniería y el 30 de abril todos los obreros de El Progreso estaban en huelga. Se creó el 17 de mayo el Comi¬té de Central de Huelga y con esto se impulsó aún más la huel¬ga y el apoyo de otros sectores. La huelga del 54 se prolongó por más de 3 meses y movilizó a grandes segmentos de la clase trabajadora, estudiantil, así co¬mo artesanos y sectores del pue¬blo no organizado. Por sus lograros, organización y forma de lucha se reconoce a esta huelga como una de las más importan¬tes de la historia del movimiento obrero hondureño y centroame¬ricano.

NACE EL SITRATERCO hay cambios dentro de la instituciom Y EL SUTRASFRUCO significó un avance para los sectores populares u obreros
El Comité Central de Huelga se convierte en agosto del año 54 en el Sindicato de Trabaja-dores de la Tela R.R.Co., SITRATERCO, con 12 mil trabajadores y pasó a convertirse en uno de los sindicatos más importantes del país. El 31 de mayo de 1955 se fundó el Sindicato de Trabajadores de la Standard Fruit Co., SUTRASFRUCO, y otros de igual importancia. Tam¬bién se forma la Federación Sin¬dical de Trabajadores Naciona¬les de Honduras y tres años des¬pués, El 20 y 23 de diciembre de 1958 se constituyó la FECESITLIH, bajo el apoyo de la ORIT.
Una Junta Militar cedió el poder a Villeda Morales en diciem¬bre del 57, quien crea el código del Trabajo y el servicio de segu¬ro social. El golpe militar de Ló¬pez Arellano del 63 habría de sacar Morales del poder, con es¬to se desata una fuerte represión en contra de los sectores sindica¬les. En 1964 se crea la Confede¬ración de trabajadores de Hon¬duras, CTH, con el apoyo de la ORIT.

LA HUELGA GENERAL DEL 65
El 25 de abril de 1965 se de¬sarrolla una gran huelga nacional con la participación de la FECESITLIH, considerando la nece¬sidad de hacer frente la brutal represión desatada por los mili¬tares y en apoyo al Sindicato de Trabajadores de la Empresa Río Lindo ante la negativa de la em¬presa de llamar a la negocia¬ción el contrato colectivo. La huelga fue disuelta después de una brutal represión.

EN LOS 70′S
En 1970 se crea la Central General de Trabajadores, CGT. Y en 1976, ante la escalada re-presiva del gobierno y de secto¬res sindicales, se forma el Frente Amplio para la Defensa de las Conquistas Sociales, con el apo¬yo de sindicatos y organizacio¬nes populares.
En 1978 se realiza en la Cei¬ba el asalto de parte de la dicta¬dura de Melgar Castro a la exi-tosa Empresa Asociativa campe¬sina de Isleños (EACI). Para aquella época los llamados Frentes Democráticos, creados y financiados por la Tela y la Stan¬dard, habían tratado de copar todos los espacios de la vida sin¬dical hondureña.

LOS 80′S Y 90′S
Durante la década de los ochenta se lleva a cabo en el país una de las más cruentas y sangrientas de la represiones en contra de la clase obrera y los diversos sectores organizados del pueblo.
De los gobiernos liberales de los ochenta, ninguno significó un avance para los sectores popula¬res u obreros, en cambio sirvie¬ron como gobiernos títeres a los intereses norteamericanos. De¬sencadenaron una brutal repre¬sión que dio como resultados 184 desaparecidos y cientos de asesinatos, exiliados y miles de reprimidos a través de su “Doc¬trina de Seguridad Nacional”.
En los 90′s nace la Central Unitaria de Trabajadores de Honduras, CUTH (1992), con una tendencia más contestata¬ria. Pero Durante casi toda la dé¬cada se destaca el eficiente tra-bajo de cooptación (compra del silencio) por parte de los gobier¬nos nacionalista y liberal hacia los dirigentes obreros, que a pe¬sar de la agudización de la cri¬sis social y económica, se man¬tuvieron al margen y con una po¬sición conformista, en relación a los miles de problemas de los sectores populares y la clase obrera.

48 años del surgimiento del Movimiento Campesino hondureño
Más imágenes
La implantación del voraz capitalismo en el campo, deterioró y destruyó la economía campesina de subsistencia, proletarizando y semi-proletarizando a importantes sectores de la población rural, estos hechos crearon las condiciones históricas para el nacimiento del movimiento campesino hondureño.
Graves y agudos conflictos agrarios, generados por la expansión capitalista, obligaron a los campesinos a plantearse la necesidad de impulsar un movimiento que respondiera a sus necesidades. Esta situación los llevó a enfrentarse directamente contra los grandes terratenientes, la burguesía agro-exportadora y la burguesía imperialista bananera, quienes buscaban despojar de su tierra a miles de familias campesinas asentadas en la costa norte, donde el capital comenzaba a expandirse a través del banano.

Comités de defensa de la Tierra
Los “Comités de Defensa de la Tierra” fueron los primeros intentos organizativos del campesinado hondureño. Estos comités, localizados en la zona norte, tenían un carácter rural y quedaron localizados en las aldeas, posteriormente el movimiento campesino adquiere un carácter regional y nacional.

La Federación Sindical Hondureña (FSH) hizo un esfuerzo por formar ligas agrarias en la década de los 20′s y 30′s, pero la primera organización que trascendió más allá de la aldea, fue el Comité Central de Unificación Campesina (CCUC ó COCEUCA).

En Guaymas, el 11 de octubre de 1961, se celebró la primera conferencia de delegados campesinos de las diferentes aldeas de los departamentos de Yoro, Cortés y Atlántida. Entre los lideres estuvieron Lorenzo Zelaya, Gabriel David y Clemente Gutierrez. Como resultado de esta conferencia se formó el CCUC, que agrupó a campesinos sin tierra, ex obreros agrícolas arrendatarios de tierra en poder de la Tela Raíl Road Company, a ex obreros agrícolas y campesinos con parcelas de tierra próximas a las plantaciones bananeras quienes eran amenazados con ser desalojados.

Comienzan las luchas

Entre los objetivos que se planteó el Comité Central de Unificación Campesina estaban:
Organizar la totalidad de los campesinos de la Costa Norte.
Luchar porque las tierras que cultivaban y de las cuales se pretendía adueñar la Tela, les fueran entregadas gratuitamente.
Luchar por la nacionalización de todas las tierras ociosas en manos de las compañías bananeras norteamericanas.
Luchar por la emisión de una Ley de Reforma Agraria que destruyera el latifundio improductivo de los grandes terratenientes y distribuyera la tierra a quienes la trabajaran.

El programa de lucha del CCUC cuestionó de manera abierta el latifundio improductivo que es la base sobre la que se sustenta el poder oligárquico imperialista. La creación de esta institución es la manifestación de la decisión del campesino a organizarse y a movilizarse en forma independiente por sus intereses contra los grupos de poder de esa época.

El programa del CCUC no sólo era de carácter declaratorio sino que iba acompañado de acciones concretas de lucha. Se inicia a principios de 1962, un programa de recuperación de tierras ociosas en manos de la Tela y desde entonces ese método de movilización y lucha será el sistema fundamental de pelea por la tierra del movimiento campesino.

Origen del Día del Campesino

La primera marcha y concentración campesina en Honduras fue organizada por el CCUC el 4 de marzo de 1962. Esta marcha se realizó en la ciudad de El Progreso y tuvo como objetivo exigir al presidente Ramón Villeda Morales la nacionalización de las tierras ociosas en manos de las compañías bananeras, entrega de las mismas a los campesinos sin tierra y la emisión de una Ley de Reforma Agraria. La marcha inició en la aldea Camalote y recorrió unos siete kilómetros hasta el centro de la ciudad.

La delegación militar, actuando bajo las ordenes de las bananeras, reprimió la concentración encarcelando a sus más destacados dirigentes los cuales fueron liberados por la presión realizada por miles de campesinos. Fue tan importante esta marcha del 4 de marzo que el CCUC lo bautizó “El Día del Campesino Hondureño”.

El 29 de agosto de 1962 en asamblea general el CCUC se transforma en la Federación Nacional de Campesinos de Honduras (FENACH). Esta nueva organización definió como su objetivo fundamental la lucha por la reforma agraria de carácter anti-imperialista y anti oligárquica que tenía como eje central la recuperación de las tierras acaparadas y ociosas por los grandes terratenientes.

El más importante dirigente del CCUC y la FENACH fue el ex-obrero agrícola Lorenzo Zelaya, de las cuales fue presidente.

El gobierno de Villeda Morales, para hacer frente a la beligerancia de la FENACH, impulsó la creación de la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (ANACH), que en ese momento contó con todo el abierto respaldo de los funcionarios imperialistas del Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre (IADSL).

La FENACH fue duramente reprimida por el gobierno de Ramón Villeda Morales, en muchas ocasiones sus dirigentes fueron encarcelados y recibieron la aplicación del decreto 206, también llamado “Ley de Defensa del Régimen Democrático”, emitida por la dictadura de Julio Lozano Díaz para combatir a los opositores liberales, de los cuales Villeda Morales era la figura principal.

A pesar de la represión Villedista los campesinos continuaron su lucha. Las constantes movilizaciones y la aplicación de una estrategia imperialista del gobierno liberal, provocaron la aprobación de una moderada Ley de Reforma Agraria, que no reflejaba voluntad política, sino el deseo de contener el levantamiento campesino dirigido por la FENACH.

En 1962 el gobierno de Villeda Morales aprobó la Ley de Reforma Agraria, la cual entregó a la ANACH.

La lucha en el sur

Por otro lado, en la zona sur también se hicieron esfuerzos por organizar el movimiento campesino. La iglesia Católica desempeñó un papel muy importante en esta zona en la organización campesina y se identifica con los campesinos que sufren.

Es así como surgen una serie de organizaciones campesinas de base, cooperativas y clubes de amas de casa de características social cristiana, que más tarde en 1970 dará lugar al nacimiento de la Unión Nacional de Campesinos (UNC).

Fue importante el apoyo que brindaron los estudiantes organizados en la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH), desarrollando grandes esfuerzos solidarios con los campesinos de la zona sur para no ser desalojados de la tierra. Se proyectaron llevando brigadas medicas, charlas políticas, asesoría agraria y participación conjunta en la conducción de la lucha.

1 Comment

  1. Jorge said,

    genial

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 6,275 other followers

%d bloggers like this: