RIGOBERTO PAREDES

March 12, 2015 at 12:50 pm (Uncategorized)

Rigoberto, Roberto Sosa, Roberto Castillo y Hernan Antonio Bermúdez

Rigoberto Paredes, Roberto Castillo y Hernán Antonio Bermúdez, co fundadores de Editorial Guaymuras, fueron visitados por Roberto Sosa, 1981.

rigoberto, 1987

En el antiguo local de Café Paradiso, 1987, Ave. Miguel Barahona, Entre 12 y trece calles, tras la inauguración de éste emblemático espacio de la cultura y usted hacen buena compañía… con sus amigos de toda la vida….

Rigoberto Paredes (Trinidad, Santa Bárbara,  Honduras, 26 de abril de 1948 – Tegucigalpa, Honduras, 9 de marzo de 2015). Hijo de Mercedes Fernández Fajardo y Antonio Paredes Regalado. Contrajo matrimonio con la historiadora hondureña Anarella Vélez Osejo el 12 de diciembre de  1986, con quien procreó dos hijos: Rigoberto Andrés y Fernando Antonio Paredes Vélez. 

Su educación se inició en Trinidad,  Santa Bárbara. Se traslada a Tegucigalpa en 1966 para realizar estudios en letras en la Escuela Superior del Profesorado. Entre 1972 y 1977 efectúa  estudios de literatura y filosofía en la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia. Entre 1982 y 1986, durante su exilio en España, hizo estudios de doctorado en la Universidad Central de Barcelona.

El poeta, ensayista y editor Rigoberto Paredes es  una de las voces más representativas de la poesía escrita en Honduras a partir de la segunda mitad del siglo XX.  Perteneció a los grupos literarios: Tauanka de Tegucigalpa y Punto Rojo de Colombia. El tesonero trabajo de Paredes  es reconocido en su país, en donde fue galardonado con el premio   It-zamná de Literatura, otorgado en 1983 por la escuela Nacional de Bellas Artes  y el Premio Nacional de Literatura Juan Ramón Molina (2006). Finalista en los Certámenes internacionales de poesía de Casa de Las Américas (Cuba), EDUCA (Centroamérica) y Plural (México). 

Ha sido co fundador de los  proyectos editoriales: Editorial Guaymuras, Editores Unidos y Ediciones Librería Paradiso, así como de las revistas Alcaraván, Paradiso,  Imaginaria y Galatea . Cofundador de la Carrera de Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Obras publicadas: En el Lugar de los hechos (1974); Las cosas por su nombre (1978); Materia prima (1987)Fuego lento (1989)La estación perdida (2002); Obra y Gracia (2006); Segunda Mano (2011),  Lengua Adversa (2012),  Partituras para cello y caramba (2013), Irreverencias y Reverencias (2014).  Es coautor, junto con Roberto Armijo, de la antología Poesía contemporánea de Centroamérica, publicada en Barcelona. 

Leal a su compromiso con la poesía, partició en recitales personales y colectivos, organizados, muchos de ellos, en el contexto de festivales, en Honduras, Madrid, Francias,  Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Estados Unido de América, México, Colombia, Argentina, Chile, y  otros países del mundo.

Paredes estableció,  desde muy, relaciones entrañables con los poetas de la región centroamericana, particularmente con Roberto Armijo, como lo muestra su estancia en París en 1980, durante la cual prepararon la Antología de Poesía Contemporánea de Centroamérica.

La extensa creación de Paredes transita por temas, metáforas y ritmos que muestran su profunda identidad con la tradición poética de América Latina. El eje semántico que domina su poesí es la ironía. Ironiza el amor, la muerte, el desamor, la soledad y la poesía misma.

Irreverencias y Reverencias confirma a Rigoberto Paredes como la primera figura de la escena literaria hondureña pos moderna, poesía que tiene el efecto conmovedor de una marejada en proceloso mar. Poesía de ruptura con la retórica que nos aleja de la substancia y de la verdad, poesía que expresa su lealtad con la vida.

Su obra ha sido parcialmente traducida al inglés, francés, italiano y portugués.

Con el poemario  IRREVERENCIAS Y REVERENCIAS Rigoberto Paredes alcanza cuatro décadas de trabajo literario, serio y creativo, lapso en las que recoge la herencia de sus antecesores y logra una voz de extraordinaria factura, y nos encara con el escritor que ejerció permanentemente el oficio de poeta, cuyas imágenes de la vida, del amor, del dolor, de la poesía misma. están tomadas de la realidad y la literatura, en una relación esencial, vital, en la que resignifica la experiencia. 

CONJURO

 

Poesía,

no me dejes decir

lo que después yo tenga

que borrar, arrepentido.

Que nunca ponga en boca

de metal indeleble

lo que el más leve viento

dispersar podría a ras de página.

Que pueda yo nombrarte

sin esa amarga tinta del remordimiento,

dura, vieja condena de poetas penantes.

Y hazme reír, poesía, de mi mismo y de ti,

de todo cuanto luzca recato y compostura.

Sálvame de las frentes lustrosas y altaneras,

y descreído vuélveme

del que a tu puerta toca

desesperadamente,  lunático de sí, poesía,

candorosa  divisa de los faltos de ti.

Canta, poesía,  canta, en mi pecho grita

y por tu gracia vuélvase mi verbo

invicto puño y letra invicta ante el espanto;

no aullante, no inocente, nunca en fuga.

En tu nombre, poesía,

has de verme resistir por la herida.

El poeta Rigoberto Paredes nos ha legado dos poemarios inéditos Nada que valga pena  y Obra Póstuma

De Nada que Valga la pena:

MUDANZAS

Qué se pierde cuando pierdes el tren

que tanto esperaste

en la estación equivocada.

Si acaso, ese ramo de lilas que llevabas

a la tumba de tu madre.

Mañana será otra lila, bella durmiente,

la que habrás de lucir en tu chalina roja.

Y temprano vendré a despertarte

para juntos cortar florecillas de abril.

Hace tiempo lloraste por un muerto

y no olvido esa vez.

¿Quién se muere cuando uno muere?

Mejor canta, señora, canta,

yo alumbraré tu voz con mi sonaja maya.

Ahora que no ves, que duermes día y noche

y no hablas, no oyes,

conmigo, madre mía, escucha,

el silencio escucha y su música insepulta.

Y cante yo, te cante tu ángel

de Jericó, la cananea.

RISAS

Por objeto de risa te tomaron

sin saber vos por qué

y en tus narices burla y agravio

repartían los pendejos

mientras te señalaban como a bicho insano.

Y de tal manera se doblaban,

las manos tamboreando en sus barrigas

como orangutanes en celo,

que de bruces caían sin cesar de reir.

Distinguida es la risa en boca de algún loco

prestigiosa se vuelve, sin par

cuando razón nos da de vivir como nos dé la gana.

Qué diera el triste

por salvar esa caída a carcajadas.

Y el condenado a muerte

en quién hallar podría una sonrisa en fuga

como la del diablillo Achís

bajo el ojo en volandas del cabalista Bâhr.

Risas hay muchas,

unas de buena y otras de mala leche,

la del tonto, la del clown, la del loco

la risa del dormido y la del trasnochado.

Muchas, muchas,

pero ninguna

como la risa chillona de una calavera.

PEOR QUE TODOS

 Yo traicioné ese sacro lugar que me fuera fijado,

pero gané, yo el peor de todos,

yo, vencedor de tirios y troyanos

que juntaron poder y maledicencia en contra mía.

Impío fui esas veces como los dioses del mal

y di a beber pócimas letales al sediento

y sobras de vieja hiena a quien pedía bocado.

Cobardes todos, que puertas al campo levantaron

para dejarme a solas, a mí solo, ciego de amor,

vuelto un demente

abandonado en las orillas del río de Heráclito.

Lejos, apartado ahora de ese tiempo de matanzas,

veo empozada la sangre en los ojos de mis muertos

y crece mi dolor, crece por ellos.

¿Quién, por qué querrían ser

peor que yo,

el infame, el maligno, el peor que todos?

 

EL AMIGO POETA

El amigo poeta

llegó a Paradiso a preguntar por mí.

Me dejó en buenas manos

un ramo de sus versos

frescos y olorosos a ese mar donde vive;

destellos de ira eran con nombres y apellidos

de este país confuso, ambiguo hasta en sus alcobas.

Viaje de ida y vuelta el mismo día

fue como siempre el suyo

y manera no hay de apartarlo más tiempo

del ojo al Cristo de Zoila.

Quien no lo vio esa vez

no lo verá por largos meses,

porque el amigo poeta

cuida de pacientes y sirenas, seres muy dados

a morirse de amor en las madrugadas.

Yo fui a verlo un domingo

a bordo de un tractor del poeta Quesada

y allí estaba el nacido en Coyoles Central,

cantando, a voz en cuello, Oh sole mío

bajo aquel solazo de abril

que hacía reverberar la piel de las ceibeñas.

Tiempo sin vernos, años, lo suficiente, digo,

para que la amistad se vuelva

llama imborrable, prendida en la memoria.

Tras el sentido fallecimiento de Rigoberto Paredes, quien fue velado en la Funeraria San Miguel Arcángel de la Alameda,  el poeta Rolando Kattan nos hizo llegar sus poema en prosa inspirado por la pérdida de su amigo, el cual fue leído frente al féretro del poeta por Lorenza Durón, sobrina querida del poeta:

¿Por qué no murió un astro?

Rolando Kattan

El pasado trece de febrero, en Café Paradiso, el poeta Rigoberto Paredes presentaba su último poemario: “Irreverencias y reverencias” supe del poeta, que este libro era uno de los tres libros de poesía inéditos, y que los otros dos los titularía: “Nada que valga pena” y “Obra Póstuma” (riéndose, me decía: “Obra Póstuma” es un título para muertos, pero yo lo quiero titular así.

Hoy, unos días después de ese encuentro y de luchar una semana, tan ardua y tan larga, como la primera del Génesis, Rigoberto expiró. Y por él, de quien aprendí a rezar con los poemas, ¡Dios!: ¿Por qué no murió un astro?como lo escribió Molina, es porque acaso, como lo reveló Vallejo ¡tú no tienes Marías que se van!

La causa de su muerte, la misma de los santos, sentarse a conversar en el monte, y como un río interminable, conversar, sí, conversar a corriente tendida, nadie había leído tanta poesía en este país y si me equivoco (que no creo), nadie tan memorioso como él, y si me equivoco (que no lo creo), nadie tan generoso, nadie más hizo de su sabiduría un árbol de frutas, ramificado siempre a la casa vecina.

Publicó la mitad de su obra en los últimos diez años, estaba tan lleno de poesía, de vida. Ignoro (porque me duele decir “sé”) que Honduras no sabe cuánto ha perdido. Hoy no ha muerto un poeta consagrado, sentado en sus laureles, no, murió nuestro poeta y murió escribiendo. El discurso no es ese, “que nos quedan sus libros” no, perdimos al poeta, y nuestro futuro queda maltrecho, siempre maltrecho, lo que no dijo Molina, lo que no dijo Domínguez, lo que no dijo Merren, lo que no dijo Bulnes, lo que ya no dijo Rigoberto, no lo dirá nadie y lo necesitábamos.

Rigoberto 1991Durante la reapertura de la Librería y Galería de Arte Paradiso, en 1991

2014-09-06 12.47.12

Durante la visita a la tumba de Francisco Morazán en San Salvador, El Salvador, Con los poetas Roberto Arizmendi (México), 2014

rigoberto paredes 1

Con Rubén Izaguirre, en su programa de televisión, 2011

Rigoberto y Alejandra

Rigoberto Paredes con la escritora Alejandra Munguía, 2014

Rigoberto y Venus IxchelRigoberto Paredes con la poeta Venus Ixchel Mejía.

Rigoberto, Edgar, Fanny, Anarella

Rigoberto Paredes, con las/os historiadoras/es Edgar Soriano, Anarella Vélez Osejo, Jorge Amaya y Fanny Durón.

Xiomara Castro en el sepelio del Poeta Rigoberto Paredes

Xiomara Castro Sarmiento de Zelaya realiza la lectura y entrega el acuerdo de duelo de LIBRE durante el funeral del poeta Rigoberto Paredes.

Rigoberto Paredes

La Librería Universitaria convoca a un homenaje al Poeta Rigoberto Paredes, 12 de marzo de 2015.

A continuación agrego a ésta los acuerdos de duelo emitidos, leídos y entregados a la familia Paredes Vélez.

1. Palabras del poeta Galel Cárdenas, en nombre de la Unión de Escritores y Artistas de Honduras durante las exequias dedicadas a Rigoberto Paredes.

2. Palabras y lectura del Acuerdo de Duelo de la Asociación Nacional de Escritoras de Honduras, ANDEH,  pronunciadas por la poeta  y cantautora, Secretaria de la ANDEH, Venus Ixchel Mejía.

3. Palabras pronunciadas por Doña Xiomara Castro de Zelaya, candidata a la Presidencia de Honduras por LIBRE,  y lectura del Acuerdo de duelo del Partido Libertad y Refundación LIBRE.

4. El Acuerdo de Duelo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras fue leído por la Magnífica Rectora por Ley, Dra. Rutilia Calderón durante el homenaje organizado por la UNAH en honor del escritor, aquí debemos agradecer la iniciativa del historiador hondureño Rolando Sierra y el Poeta Galel Cárdenas.

5. El Acuerdo de Duelo de la Junta Directiva del Claustro de Profesores de Historia fue leído por el Historiador Edgar Soriano durante las exequias.

6. El Acuerdo de Duelo de la Facultad de Humanidades y Artes fue leído en la UNAH por su Decana, Arq. Rosamalia Ordóñez

7. El Acuerdo de Duelo de la Cátedra de Estudios de la Mujer fue leído por su Coordinadora, Socióloga Dora Castillo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Permalink 1 Comment

Los acervos documentales y la investigación: www.cdmujeres.net

March 7, 2015 at 6:47 pm (Uncategorized)

Anarella Vélez Osejo

 

Hasta ahora han sido básicamente las feministas quienes, a partir de la lectura de La Habitación Propia de Virginia Wolff y el Segundo Sexo de Simone de Beauvoir, comenzaron a construir la memoria feminista y a abordar la problemática de las mujeres aislándola de la situación de los hombres, con el respectivo trabajo conceptual que explica la compleja situación de las mujeres, trabajo que ha sido sistemático en las más recientes décadas.

Yo comparto la opinión acerca de que casi ningún suceso ha quedado sin ser registrado sobre papel o cualquier otro soporte documental, en donde quedan acopiadas las distintas efemérides que conforman la vida cotidiana. La actividad de Historiar no puede divorciarse de este principio, la investigación científica es la productora y la consumidora más importante de información.

En ese contexto, simultáneamente, es fundamental productora de documentación, por ello no puede realizarse ninguna labor que implique el desarrollo científico sin recurrir a las fuentes necesarias, debidamente atesoradas en las instituciones dedicadas a ello. Sin la existencia de los espacios creados para la conservación –temporal o definitivamente– de esa documentación, las investigadoras habríamos perdido nuestro más importante insumo para historiar y para garantizar el progreso de la ciencia y de la cultura.

Es por ello que los organismos responsables de la creación y fortalecimiento de aquellos espacios que conservan el patrimonio documental destacan por su participación en el proceso de la producción de conocimiento científico. Esto es todavía más importante cuando se trata de la cultura producida por las mujeres.

Aquí cabe preguntarse ¿cómo abordar el problema de la intervención de las mujeres en el proceso de creación cultural y en los procesos sociales? En la medida que se han ido creando los acervos documentales, en tanto que constituyen el soporte de las actividades de las mujeres, se ido profundizando en las respuestas a las típicas preguntas que nos hemos venido haciendo a partir del siglo XX. Cuestionamientos que hemos ido desglosando en otras interrogantes más: ¿cuáles han sido las aportaciones femeninas a la cultura? ¿por qué han sido escasas?

También seguimos preguntándonos  ¿la producción cultural de las mujeres y su participación social tiene algo de específico que las distinga de las masculinas? Sabemos que solo podemos llegar a conclusiones autónomas recurriendo a nuestras propias rutas e ideas, concebir nuestra labor particular para llegar a lo más hondo y fundamental que explique la participación de ellas en la cultura. Para ello hemos construido nuestra propia teoría de los valores sociales, hemos descrito nuestro espíritu para luego describir y comprender nuestra cultura.

Sin duda alguna, el proceso de apropiación de los valores femeninos, con su existencia propia y con su independencia de la sujet@,  se iniciado y  no hay vuelta atrás.

Además, ahora sabemos que tanto la producción de la cultura como sus registros han sido androcéntricos: el pensamiento dominante en nuestra cultura niega a las mujeres y eso tiene consecuencias en todo el ámbito cultural, tanto en la producción misma de cultura como en el conocimiento de la misma. La exclusión de la participación de las mujeres en el ámbito publico explica el predominio masculino en ese espacio.

El poco reconocimiento de la presencia de las mujeres en las luchas sociales, en las ciencias sociales, las humanidades, las artes y las letras también nos ayuda a comprender por qué para las mujeres éstos han sido medios secundarios para lograr la trascendencia espiritual, pues sobre todo se las ha educado para alcanzar esa trascendencia a través de la maternidad y el matrimonio, y éstas se han convertido en una vía construida para que sea el privilegio propiamente femenino.

De ahí, que uno de los problemas que debemos enfrentar las investigadoras feministas sea la relativa y casi inexistente fondo documental especializado, ya que se ignora dónde se conservan y cómo están organizados. Por eso es tan urgente confeccionar un mapa que permita ubicar y cuantificar la documentación existente, y que el mismo consigne la existencia de fondos archivísticos o colecciones documentales especializados, su ubicación, su contenido, su respectiva cronología, el volumen.

También se deben organizar de acuerdo a los distintos soportes de información, lo que implica la elaboración de índices documentales con la información desagregada de la participación de las mujeres en los procesos sociales y culturales. Sólo de esta manera podrá garantizarse la conservación del patrimonio documental necesario para la producción de conocimiento acerca de su participación en esos procesos. Por otra parte es importante proporcionar nombre a los fondos y ejecutar el proceso técnico necesario para establecer el estado de conservación de los mencionados documentos y desarrollar políticas que permitan superar el estado de los estudios desde las individualidades.

También es esencial combinar las técnicas tradicionales de recuperación documental con las tecnologías más recientes como las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones TIC, Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento Las Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación TEP. Crear las condiciones para consolidar la memoria feminista de las mujeres a fin de que la dialéctica de la acción y el pensamiento comprometidos con la búsqueda crítica de respuestas a las preguntas antes mencionadas.

Todos estos son motivos para considerar que la documentación se vuelve urgente, no debemos olvidar que es imposible realizar investigación feminista si no se cuenta con estos acervos debidamente organizados y puestos en condiciones para estudiarlos. Esa es nuestra manera de favorecer el cambio social, económico, político y cultural, condición ineludible para la progresión del pensamiento crítico feminista.

Sin embargo, para nosotras, investigadoras y feministas, es de suma importancia la creación y mantenimiento de Centros de Documentación con visión feminista, pues de esa manera se crea la oportunidad real de acceder a la información necesaria para construir una nueva narrativa historiográfica en la que no se invicibilice a la mitad de la población del universo. La existencia de los CD también son imprescindibles para poner en ejercicio el importante derecho humano a la información. Por ello agradecemos a Eva Urbina, al CDM y al CEM-H por este maravilloso esfuerzo llamado http://cdmujeres.net/

Permalink Leave a Comment

Una mirada a la vida de Gladys Lanza

February 5, 2015 at 4:20 pm (Uncategorized)

 

Anarella Vélez Osejo

 

Gladys Lanza Ochoa y Anarella Vélez Osejo, Valle de Ángeles, 1 de febrero de 2015

Gladys Lanza Ochoa y Anarella Vélez Osejo, Valle de Ángeles, 1 de febrero de 2015

 

Gladys Lanza Ochoa (Tegucigalpa, 1942), hija de Petrona Lanza Ochoa y de Abraham Williams Calderón, su formación primaria y secundaria la hizo en el Instituto Tegucigalpa de la ciudad en la que nació, y su educación superior la debe a la Universidad Obrera Lombardo Toledano, en México y un posgrado en Universidad de La Habana, Cuba.

 

Sensible, estudiosa y gran lectora, Gladys Lanza Ochoa, ha asimilado a lo largo de su vida los conocimientos necesarios para asumir los compromisos con las mujeres. Se vinculó al Movimiento por la Paz Visitación Padilla, desde el nacimiento de la organización, en 1984, entidad que por más de treinta años ha venido defendiendo a las mujeres marginadas, excluidas, violentadas.

 

A Gladys la consideramos como una activista pionera en la defensoría de los Derechos Humanos de las Mujeres, de aquellas que han sido agredidas por el hecho de ser mujeres. Ella misma, por ser defensora activa, ha sido víctima de agresiones y ha sido perseguida por las tareas que realiza: el 2 de septiembre de 2010, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgó Medidas Provisionales y la misma CIDH requirió al Estado de la República de Honduras para que protegiera la vida y la integridad de Gladys Lanza con garantías efectivas y apropiadas a una defensora de DDHH.

 

En sus intervenciones publicas Lanza Ochoa nos ha permitido ver que aquí no se trata de luchar contra personas sino en contra del sistema patriarcal y neoliberal que reduce a las mujeres a objetos de discriminación, de violencia y de explotación y justamente la labor de Gladys desde el Movimiento por la Paz Visitación Padilla consiste en generar los recursos y la incidencia necesarias para la protección y apoyo a las mujeres que han sufrido todo tipo de vejámenes en Honduras.

 

Actualmente, en el mundo se considera que las defensoras de los derechos humanos de las mujeres deben ser reconocidas porque cuando se las apoya, este soporte les permiten avanzar. De ésta manera promueven cambios importantes en los ambientes en los que ellas viven y,  luchando por sus derechos, crean lazos entre sí y, sobre todo, visibilizan la problemática femenina.

En el terreno de la visibilización de la situación que viven las mujeres, tanto rurales como urbanas, ha sido fundamental un resultado: incitar a los medios de comunicación para que contribuyan al conocimiento de sus reclamos por vivir en una sociedad libre de violencia y en la   que impere la justicia y la libertad.

 

Las luchas del Movimiento por la Paz Visitación Padilla han permitido tomar conciencia acerca de que vivimos en una sociedad en la cual la injusticia y la desigualdad entre hombres y mujeres es un problema social y que éste detiene el desarrollo. Una razón más por la cual ellas han venido solicitando que se garantice la seguridad y la integridad de todas ellas.

 

La independencia y la toma de decisiones sobre nuestro cuerpo, erradicar el miedo a tener un sistema de creencias diferentes, es sin lugar a dudas, otra de las demandas que han enarbolado mujeres como Gladys y la organización que ella coordina. Por todas estos motivos es que la labor de organizaciones como el Movimiento por la Paz Visitación Padilla son fundamentales para la existencia de la Democracia y el Estado de Derecho. Su labor es determinante para que las mujeres contemos con las debidas garantías de protección, como es propio de las sociedades democráticas.

 

Por todos estos motivos es que nos resulta tan sorprendente el pronunciamiento de la Sala Uno del Tribunal de Sentencia de Francisco Morazán, del pasado 28 de enero de 2015, mediante el cual se declaró culpable a la Coordinadora del Movimiento por la Paz Visitación Padilla, Gladys Lanza. Se la condena por el delito de difamación constitutiva de calumnias.

 

Es necesario apuntar que la mencionada sentencia se suscita en la denuncia que la Señora Lesbia Pacheco presentó ante el Movimiento Visitación Padilla, en el 2010, en contra de Juan Carlos Reyes Flores, por entonces Director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social Urbana y Rural (FUNDEVIH) por el delito de acoso sexual en el año 2010.

 

Ante esta criminalización del Derecho de las Defensoras de los Derechos Humanos de las Mujeres, las ciudadanas y ciudadanos demócratas de este país levantamos nuestra voz para exigir que cese de una vez el hostigamiento en contra de aquellas personas cuyas vidas han estado dedicadas a construir una sociedad más justa en la que impere el respeto a los derechos de la humanidad.

 

Permalink Leave a Comment

Participación de la Sociedad Civil y el movimiento feminista en el estudio y la defensa de los Derechos de las Mujeres hondureñas: las vidas de María Elena Méndez y Mirta Kennedy

January 25, 2015 at 3:18 pm (Uncategorized)

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

VI CONGRESO DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Aproximación a la Historia de la Participación de la Sociedad Civil y el movimiento feminista en el estudio y la defensa de los Derechos de las Mujeres hondureñas: las vidas de María Elena Méndez y Mirta Kennedy

Autora: Anarella Vélez

 

 

 

Licenciada en Historia Por La Universidad Nacional Autónoma de Honduras

Estudios de Doctorado en Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona

 

Labora en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras

 

Dirección:

Universidad Nacional Autónoma de Honduras

Edificio A1, 2do Nivel

Tegucigalpa, MDC., Honduras CA

 

Temas de Especialización: Género

 

Móvil 99050615 Pin bb 299EED7B

Fax:

Correo electrónico: gavounah@gmail.com

                                historiadehonduras.hh.101@gmail.com

Resumen

Es ponencia busca presentar algunas propuestas para construir la Historia de las Mujeres. Mediante la documentación de las condiciones sociales que marcaron sus vidas y definieron el carácter de su contribución a la defensa  de los Derechos Humanos de las Mujeres. Se abordarán algunos  hitos personales,  una manera  de reseñar las acciones de las Mujeres que, aun siendo relevantes, se han mantenido ocultas por las historiografía patriarcal. Se contextualizarán en Los Siglos XX y XXI, y se ubicarán  sus nombres y una breve biografía para comprender el modo en que ellas han ido  creando sus propios espacios como agentes históricos de cambio. Se trata de estudiar en las mujeres captadas en su devenir temporal.

Palabras Claves:

Patriarcado, mujeres, género, cultura, violencia, femicidio.

 

 

Texto Integral

Las mujeres han sido excluidas del goce de los beneficios sociales propios de cada época. Han tenido que esforzarse por si mismas y derribar muchos obstáculos para lograr  que les sean reconocidos y se respeten sus derechos. El acceso a la educación, el trabajo, la participación social, económica y política de han sido, de modo de la ONU u otro, privilegios de hombres (Fisas Armengol) [1] .

La situación de las mujeres de la era Precolombina fue semejante a la de la otras culturas de la Antigüedad: culturas patriarcales en las que el poder se encontraba en manos de los hombres. La era mujer funcionaba como un objeto de Intercambio [2] . El caso ejemplar es el de la Malinche, princesa azteca, quien fue regalada como esclava o otra tribu con la cual se encontraba enfrentada su tribu de origen. Más tarde fue entregada a Hernán Cortés, junto a otras diecinueve mujeres, algunas piezas de oro y un Juego de mantas. Con la conquista y la colonización se profundiza la exclusión de la educación en letras y solamente se la instruía en virtudes como la castidad, la honestidad, la modestia, la lealtad y en los oficios del hogar, valores que contribuyeron a perpetuar su estado de subordinación (Rodríguez, 2000) [3] .

En la Honduras de hoy, transcurridos cerca de dos siglos de vida republicana, nos encontramos con una sociedad militarizada, de pandillas, maras, las mafias y de todo tipo, las mujeres siguen viviendo en condiciones muy difíciles. Continúan viviendo en la un mundo dominado por los hombres, el de estos es,  por definición, un mundo de poder (Kaufman, 1993). [4]

En este escenario el papel que las organizaciones de la sociedad civil, la del Movimiento de Mujeres y las feministas han asumido es el de la conducción de una rebeldía con causa y han Iniciado un camino sin retorno para transformar los comportamientos violentos y excluyentes propios de esta sociedad patriarcal – neoliberal.

Para direccionar el movimiento social, ha sido necesario definir y comprender de manera precisa el tema de la participación de la sociedad y el movimiento feminista en el proceso de estudio, conceptualización y defensa de los Derechos de las Mujeres Hondureñas. Ha sido vital  analizar y participar, en esencia, en la cimentación de algunas líneas principales en la Historia de la construcción de las categorías sexo-género (Lamas) [5] .

La categoría género fue utilizada por Las Ciencias Sociales inicialmente por el  antropólogo John Money, en 1955, para superar la visión del sexo desde lo biológico y lo fisiológico y asignar comportamientos socialmente atribuidos a los Hombres y las Mujeres.

A partir de 1968: el concepto de género también se lo integró al ámbito de lo psicológico, Más allá de lo biológico, Robert Stoller, le otorga un peso que alcanza  a las designaciones psico-socioculturales Como factores que determinan la identidad y el comportamiento femenino o masculino. A partir de ahí se construyó la distinción  conceptual entre sexo y género.

En la década de los 70, las feministas llamaron la atención acerca de los Estudios de las Mujeres, los cuales se Vieron superados por la realidad tan diversa que viven ellas, cuestionaron el análisis  realizado  por saberes contaminados por el androcentrismo y el etnocentrismo.

Con la llegada de la década de los 80 se incorporan a  “los Estudios de la Mujer la categoría de género (que) analiza la síntesis histórica que se da entre lo biológico, lo económico, lo jurídico, lo político, lo psicológico social y lo cultural  como las implicaciones en el sexo,  pero ahí no se agotan sus explicaciones”(Lagarde, 2008) [6] .

El género constituye la categoría explicativa de la construcción y social, simbólica-histórico culturales de los hombres y las mujeres sobre la base de la diferencia sexual (Hernández García) [7] .

La categoría de género (género) permitió diferenciar las construcciones sociales y culturales de la biología (Lamas). El sexo se hereda, el género se adquiere a través del aprendizaje cultural. Así se enriquece esta propuesta con las distinciones de los elementos que configuran la identidad del sujeto M, con otras pertenencias como la etnia, la raza, la clase, La edad, entre otras. Además de la idea del posicionamiento, según el cual el género debe estudiarse contextualizado. Sin embargo, este Concepto nos enfrenta a una problemática que no es exclusive de las Mujeres, pero que nos permite conocer las Ideologías de género (Hernández García) [8] que subyacen en cada sociedad.

Esta categoría -género-, concebida como constructo social se relaciona con otras teorías, las cuales sostienen que “más que los símbolos, lo importante es considerar qué es lo que hacen las mujeres”, que hacer dicho se relaciona con la división sexual del trabajo. Tambié se cuestiona la visión a-histórica y de la subordinación que los universales no consideran, específicamente: los efectos de la colonización y el surgimiento del capitalismo.

Por su de parte, la feminista Joan Wallach Scott (Scott, 2008) [9] distingue los elementos de género de la siguiente manera: a) los símbolos y los mitos culturalmente disponibles; b) los conceptos normativos surgidos de los símbolos; c) las instituciones y organizaciones sociales de las relaciones de género; d) la identidad.

La edificación de la mujer como símbolo, según la cual por ser mujer le esta todo vedado, tiene que ver con la cultura, ya que a ella se la vincula con la natura, es decir, con todo aquello que se considera inferior. En cuanto a los conceptos normativos surgidos de los símbolos podríamos señalar los relacionados con la maternidad, o aquellos relativos a la participación en la vida pública. Un tercer ejemplo en relación a la identidad: se nos ha impuesto, un modelo rígido del modelo femenino / masculino, según el cual, al nacer, podemos únicamente entre elegir mujer ser o ser hombre.

Dentro de este escenario, el movimiento de mujeres ha establecido que ellas luchan por los derechos de las mujeres como respuesta a la violencia y la exclusión que sufren las mujeres, violencia y exclusión que esta directamente relacionada con el poder ejercido históricamente por los hombres -y ciertas mujeres que reproducen el patrón de dominación- en la sociedad patriarcal. Hablamos por tanto de una violencia que no es informal sino que emana de la condición de discriminación y subordinación de la población femenina. Esta de ninguna forma parte de una manifestación mas de la llamada violencia social, sino de una forma especial de violencia, de carácter estructural, direccional asimétrica y es ejercida por los hombres o el orden patriarcales contra las féminas.

La Violencia Contra las Mujeres -VCM- ejercida por el sólo hecho de ser mujeres se expresa tanto en el ámbito público como en el privado y afecta a millones de mujeres y a familias, sus comunidades, sus países y a todo el mundo. Esta se da tanto en el plano físico, como emocional, sexual, material o el simbólico. El cometido esencial de este ejercicio de la violencia es el ejercicio del control, del sometimiento, de la disposición sobre la vida de ellas, tanto colectiva como individualmente (Carcedo, 2010) [10] .

Tras las luchas de las sufragistas (Villars, 2001) [11] y de las mujeres obreras y campesinas surgen los importantes movimientos de mujeres urbanos. en este contexto brota, en primera instancia, el Movimiento por la Paz “Visitación Padilla”, el 25 de enero de 1984 y el Centro de Estudios de la Mujer -Cem-H, el 7 de agosto de 1987 (Vélez, 2010) [ 12] .

Estás Organizaciones de la Sociedad Civil juegan un rol fundamental en la nación para que, organismos nacionales e internacionales y los o gobernantes, asuman la responsabilidad de enfrentar la problemática generada por el fenómeno social que mantiene a las mujeres en riesgo permanente (Lagarde) [13] .

Pasadas algunas décadas de demandas por instancia de parte del movimiento de mujeres, en el seno de la Organización de las Naciones Unidas se aprobó la Convención Sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, en el marco del comité para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, más conocido por sus siglas en inglés, CEDAW. La función del comité es la de vigilar por que se aplique en todos los Estados miembros de la ONU lo establecido por la convención, la cual entro en vigor el 3 de septiembre de 1981, hace 34 años apenas.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos en su Informe sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos, se ha visto obligada a declarar explícitamente lo que puede entenderse como Seguridad Ciudadana (SC) y una vez más ha establecido que es una obligación del Estado garantizar la seguridad de las personas, en los términos del Artículo 3 de la Declaración universal de los Derechos Humanos:

“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”; y el Artículo 7 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos: “Toda persona tiene el derecho a la libertad y a la seguridad personales” EL Artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: “Todo individuo tiene derecho a la libertad y la seguridad personales ”

Sin embargo, estas normativas no ha erradicado la presencia de esta forma específica de violencia; a pesar de que esta ha sido visibilizada y denunciada por el movimiento feminista mundial desde los años 70 y en 1981, tras el primer encuentro feminista latinoamericano y del caribe. Así mismo, se instaura el 25 de noviembre como el día internacional de la no violencia contra las mujeres. Desde 1994 contamos con una Convención Interamericana para Prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra la Mujer, mejor conocida como la Convención de Belem do Pará. Esta establece el Carácter Específico de la VCM y señala su causa: las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, como apuntábamos anteriormente.

Hoy en día no se discute que la VCM constituye un freno al crecimiento de las naciones y se puede afirmar que esta ha sido un obstáculo para el cumplimiento de las metas del milenio (Carcedo, 2006) [14] . Gracias a las denuncias de las Organizaciones de Mujeres, los Organismos Internacionales han tomado acciones en primer lugar para de hacer de este fenómeno un hecho visible en la sociedad y crear de instrumentos jurídicos en los que se han establecido una serie de compromisos que los estados deben asumir para que se respete el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia por el hecho de ser mujeres.

Sin embargo, no ha sido fácil que los Estados mesoamericanos -Guatemala, Honduras y El Salvador, particularmente- reconozcan el carácter específico de la VCM. A pesar del trabajo sistemático de las mujeres del movimiento feminista y las de ONG en demanda del apego a la Convención de Belem do Pará, en estos países aun hay muchas resistencias para generar estrategias que permitan implementar políticas públicas que protejan a las mujeres.

Los Estados no asignan suficientes recursos humanos y financieros para garantizar una vida sin violencia para las mujeres. Bajo el argumento de que seria discriminatorio porque solo a las mujeres se las protege, no se adoptan medidas con miras a institucionalizar políticas coherentes con la gravedad de la situación de las mujeres en la región.

En diversos países de la Centroamérica, debido un la presión de las mujeres organizadas, ya se introdujo la figura del “femicidio” en los respectivos códigos penales (Alonso, Jorge, 2005) [15] . Costa Rica fue el primero, en 2007; le siguió Guatemala y Colombia, en 2008, y posteriormente El Salvador, Chile, Perú, Nicaragua y Varios Estados de México (Vélez, 2012) [16] .

Las legislaciones referentes a la violencia doméstica e intrafamiliar, declara el CEM-H [17] , han sido insuficientes ya que al interior de una familia pueden darse diferentes tipos de violencia: contra las mujeres, de la contra niñas y niños, personas enfermas contraindicaciones / os, adultas mayores o con alguna capacidad diferente o especial, discapacidad, deficiencia o minusvalía.

Las reformas a las leyes aprobadas se han vuelto urgentes, así como la aprobación de nuevas normativas que contribuyan a anular la VCM son de urgente Necesidad. las razones evidentes es que ellas son más; en Honduras, Guatemala y El Salvador se esta asesinando a una mujer cada día y esta cifra está Aumentando Día tras día. La expresión más violenta del machismo no tiene ningún freno en estós países.

Se ha comprobado que el mensaje de estas normativas -la violencia de género es un delito- las conductas de los hombres que violentan derechos humanos de las mujeres no han disminuido, como es el caso de costa rica. por del tanto, es de suma urgencia que el tema de la violencia contra las mujeres se realce en las agendas de los poderes ejecutivo y del judicial.

Las mujeres demandan, a través de las organizaciones de la sociedad, al mar ley que esta civiles acompañada de todas las medidas necesarias para que se prevenga, se investigue, se juzgue y se sancione a todos los culpables de vulnerar los derechos de las mujeres. en este sentido, los patrones socioculturales (Limone Reina) [18] que mantienen y legitiman la violencia contra las mujeres también deben ser erradicados.

Es necesario establecer que las leyes hondureñas consignan que los derechos humanos son los derechos de todas las personas en virtud de su misma condición humana. Se parte de la identidad de derechos entre hombres y mujeres sin tomar en consideración las especificidades y las diferencias entre los sexos. La realidad ha reflejado que esta cualidad jurídica no ha anulado la inequidad y la discriminación que sufren de ellas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha recibido información sobre la creación de comisiones de género como instancias políticas constituidas por las altas autoridades judiciales. También se han creado unidades de género, como divisiones técnicas orientadas un promover cambios desde la perspectiva de género al interior del sistema de la administración de justicia. Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua cuentan con ambas instancias y honduras por su parte creó recientemente la unidad de género.

Estás unidades de han facilitado la implementación de acciones concretas como la capacitación de los y las operadoras de justicia, y la incorporación de la perspectiva en la carrera judicial y la currícula de la escuela judicial. Sin embargo, mientras exista resistencia a la aceptar la especificidad de la Violencia Contra Las Mujeres y se diluya esta en la violencia doméstica o violencia intrafamiliar seguirá en aumento la muerte violenta de mujeres. Las legislaciones no neutras genéricamente no son válidas en estos tiempos, pues los agresores se valen de éstos instrumentos en contra de las mujeres que maltratan o asesinan.

En la región se han creado juzgados especializados vinculados a cuestiones de género, los de materia penal y los de violencia intrafamiliar. En Guatemala, la de la aprobación de la ley contra el femicidio y otras formas de Violencia Contra Las Mujeres, la Corte Suprema De Justicia creó juzgados de primera instancia penal y tribunales de sentencia de delitos de femicidio y otras formas de Violencia Contra La Mujer solo en tres departamentos. En Honduras funcionan, desde hace varios años, los juzgados especializados de violencia intrafamiliar, como jurisdicción especializada, en cuanto que éstos son los responsables de imponer y verificar el cumplimiento de las medidas de protección para las víctimas de violencia en el ámbito familiarizado con las dramáticas consecuencias mencionadas arriba.

También se han creado unidades especializadas del ministerio público, las fiscalías especializadas de delitos sexuales o de violencia de género que cuentan con personal técnico y equipos interdisciplinarios. En El Salvador, con la emisión de la ley especial para una vida integral libre de violencia para las mujeres, se establece la obligación de crear de la política de persecución penal en materia de VCM. En Honduras Existe, desde 1994, Una Fiscalía Especial de la Mujer, la cual sea debe ejercer la acción pública un favor de la mujer víctima de algún delito y promueve acciones en contra de la violencia doméstica.

En este mismo escenario, se han instituido unidades policiales especializadas para perseguir los delitos contra las mujeres en varios países de la región, particularmente en honduras existe la policía femenina, la cual, equivocadamente, forma a instancia de parte de la policía nacional preventiva. En El Salvador se creo dentro de la policía nacional civil, una unidad especializada para la atención y el manejo de los casos de violencia contra las mujeres de luchar Contra La Violencia intrafamiliar y en Nicaragua desde hace años opera la comisaría de la mujer y la niñez.

Otro de los avances importantes en la búsqueda de soluciones para frenar la VCM es la creación de las rectorías de responsables del abordaje de género en la región. Se han desarrollado una serie de estructuras, instituciones y servicios para darle seguimiento a la problemática que viven ellas mediante procesos de prevención, sanción y erradicación de la VCM; sien embargo, al no mantener una visión de género pueden diluirse sus objetivos.

En este contexto se creo en Guatemala la Secretaría Presidencial de la mujer y la coordinadora nacional para la prevención de la violencia intrafamiliar, integral que coordina, asesora e impulsa políticas públicas encaminadas a la reducción de la violencia intrafamiliares y la violencia contra las mujeres.

En El Salvador se organizó el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, ISDEMU, como instancia de parte de los compromisos adquiridos por los Gobernadores en la IV Conferencia Mundial Sobre las Mujeres con La Declaración de Beijing (ONU, 1995), la cual fue firmada por 189 países y, en la que se reconoció las voces de las mujeres del mundo entero -movimiento feminista y ONG’s- y tendiendo en cuenta la diversidad de las mujeres y sus papeles y circunstancias decidieron promover la igualdad, el desarrollo y la paz para todas las mujeres, en interés de toda la humanidad.

En nuestro de país se inicio este proceso, en atención a las demandas del movimiento de mujeres lideradas por el CEM-H y MDL, y los compromisos contraídos un internacional nivel, con la creación de la Oficina Nacional de la Mujer, institución que se fortaleció al ser convertida en el Instituto Nacional de la Mujer (INAM). El INAM es responsable de diseñar las políticas del Estado a través del Plan de Nacional de Igualdad de Oportunidades Para Las Mujeres.

A nivel regional se organizó el Consejo de ministras de la Mujer de Centroamérica (COMMCA), Que Desarrolla Acciones Importantes para promover la prevención, sanción y erradicación de la violencia sexual, cuentos como el Observatorio de Justicia y Género que cuenta con legislación comparativamente, jurisprudencia y doctrina referente al tema. Es destacable su estudio sobre la trata de personas y la muerte violenta de mujeres.

Sin embargo, si no Existe Una coordinación para interinstitucional una atención integral de la mujer víctima de violencia estas instancias no contribuyen un eliminar la VCM. Si los sistemas de administración de justicia no desarrollan otras iniciativas para garantizar a la víctimas de violencia servicios que le brinden una atención integrales que logren remediar los enormes problemas que enfrentan las mujeres e iniciar la ruta crítica a la hora de interponer una denuncia. A pesar de los acuerdos de cooperación con otros sectores como el salud, las mujeres no logran acceder a la justicia.

Todos éstos mecanismos tienen elementos comunes, particularmente en lo referente al abordaje especializado de la VCM, Delitos sexuales y violencia intrafamiliar, además de proponerse dar atención multidisciplinaria a la víctima: psicólogas /os, abogadas /os, trabajadoras / es sociales, y médicas / os, que interactúa antes, durante y después de la recepción de la denuncia. Pero si éstos funcionarios no asumen que toda VCM es originada en las condiciones de discriminación y subordinación de las mujeres en la sociedad patriarcal, éstos progresos relativos no detendrán la violencia en la que viven ellas.

En este contexto es necesario destacar algunos logros. Por ejemplo, en Guatemala se firmo un acuerdo interinstitucional de actuación que busca coordinar acciones entre el Ministerio de Salud Pública y asistencia social a través del personal de hospitales, del Ministerio Público, del Instituto Nacional de Ciencias Forenses y la Procuraduría de los Derechos Humanos, para que las víctimas de violencia reciban una atención apropiada en estas situaciónes, de tal manera que cada una de las instancias participantes jueguen el rol que les manda la ley y respeten los protocolos establecidos.

Iniciativas de ésta naturaleza también se han tomado en El Salvador, en donde los centros de atención a las víctimas de violencia sexual de como la misma policía nacional funcionan en cinco ciudades del país. La Corte Suprema participa en la Unidad de Atención a las Víctimas de Violencia Intrafamiliar, agresión sexual infantil maltrato y, junto con el Instituto de la Mujer, el Ministerio de Salud, Procuraduría General de la República, la Policía Nacional, la Fiscalía General de la República, y alcaldías Municipales.

En Honduras se creó el Observatorio de la Violencia adscrito al Instituto Universitario de Democracia, Paz y Seguridad, el cual sea debe facilitar la creación de políticas para contrarrestar la violencia en general, y en contra las mujeres en particular. La Policía Nacional y la Corte Suprema de Justicia tienen una Unidad de Género con la finalidad de transversalizar el tema de género en el sus respectivas Instancias.

Un paso Importante en el trato apropiado a las Mujeres Víctimas de Violencia es la creacion de los protocolos de atención, surgidos desde los poderes judiciales de algunos de los países de la región. Se trata de guías de actuación en los diferentes campos del quehacer de la administración de justicia que tienden a mejorar la atención de ellas. Éstos se basan en un marco ético y jurídico de derechos humanos, con énfasis en la VCM; también establecen directrices para que las víctimas tengan acceso a la justicia sin discriminación alguna. En Honduras, por ejemplo, la Fiscalía Especial de la Mujer utiliza una guía práctica para la atención de la víctima de delitos sexuales, de explotación sexual comercial y para su apropiada investigación. Éstos deben estar dirigidos a los equipos interdisciplinarios para el abordaje y valoración integral médico-legal de la víctima de violencia y reducir la re victimización de la persona víctima de violencia.

Insisto en señalar que mientras éstos protocolos no tengan una visión según la cual la visión consista en que la VCM es específica, la atención a las mujeres no será las adecuada desde una perspectiva de género que implique el cambio del lenguaje sexista hasta incorporar la perspectiva de género en las resoluciones judiciales (lo que no se nombra se invisibiliza). En esta materia no se ha avanzado lo suficiente en los países de la región.

A pesar de los progresos señalados, la falta de acceso a la justicia es uno de los problemas más notorios en nuestro de país, inequidad de género y, consecuentemente, debilita el sistema democrático. el acceso a la justicia por instancia de parte de las mujeres víctimas de violencia va más allá del camino a los tribunales. este se entiende como el derecho de las personas, distinción pecado de sexo, raza, identidad sexual, ideología política o creencias religiosas, un obtener una respuesta satisfactoria una sus necesidades jurídicas (Vélez, 2012).

El acceso a la justicia debe fundarse en principios diferentes y debe superar las meras formalidades procesales. Una buena gestión de la justicia es una necesidad para un apropiado funcionamiento de la democracia y de la convivencia. De hecho hoy se considera de trascendental importancia el que las/os operadoras/es de justicia se eduquen en derechos humanos a fin de alcanzar verdaderos progresos en esta materia.

El desconocimiento de los derechos humanos, la presencia de un una cultura de incumplimiento de las leyes y la debilidad de las instituciones del estado posibilitan el que la impunidad campee en nuestro país: el 97% de los femicidios se encuentran en la impunidad totales y el 70% de los casos de violencia contra las mujeres se encuentran sin solución.

Diversos estudios reflejan que en honduras, además de los casos de la violencia en el marco de la relación de pareja, se dan otros tipos de violencias que viven las mujeres por el hecho de ser mujeres y que tienen como base la estructura de dominación patriarcal.

Las intervenciones y acciones estatales para generar respuestas idóneas e integrales para garantizar a las mujeres una vida sin violencia hasta hoy han sido insuficientes. Todavía esta pendiente que en nuestros países se diseñe una política estatal integral con una visión acerca de las especificidades de este fenómeno que hoy en día se encuentra agravado por las tensiones que se producen en Centroamérica debido a la existencia de poderosos intereses económicos, políticos y culturales.

Asimismo, la globalización ha convertido a Centroamérica en un espacio económico y político sin identidad propia, tras décadas de infructuosas luchas de sus pueblos por construir naciones democráticas. Particularmente en honduras, tras el golpe de estado el tejido social, se fraccionó y hasta hoy día la sociedad hondureña se encuentra dividida.

Los Estados de la región se encuentran bajo la presión de un mundo globalizado en el que impera la mercantilización, en el que se convierten en productos para el intercambio objetos, información, servicios, relaciones, redes de apoyo social, servicios solidarios que han sido de uso colectivo y libre, se trata de relaciones de tal naturaleza que las mismas personas se convierten en objeto de cambio, en mercancías, particularmente las mujeres y las niñas.

En tanto los Estados no respalden con recursos públicos adecuados las políticas integrales para anular la VCM, las medidas se quedarán en buenos deseos. Las mujeres víctimas de violencia necesitan contar con un acceso oportuno a la justicia y las agresiones deben ser investigadas, sancionadas y reparadas.

Este esfuerzo, para que tenga éxito, debe estar acompañado de políticas públicas destinadas a cambiar las concepciones tradicionales del rol de las mujeres en la sociedad y cuestionar toda expresión de patrones socioculturales discriminatorios que impidan su acceso pleno a la justicia y que perpetúan la violencia contra las mujeres y, aún hoy, signan las actuaciones de los operadores de justicia.

Este tema en particular, es de suma importancia ya que las mujeres víctimas de violencia que después de superar sus propios traumas, deciden denunciar la violencia sufrida, debe enfrentarse a un sistema viciado por estereotipos y prejuicios que culpabilizan y la discriminan a ellas, además deben enfrentar una ruta crítica para denunciar las agresiones y, hoy aún, en casi todos los países del mundo, sin adherirse una justicia una adecuada y efectiva (CIDH, 2007) [19] .

En síntesis, los conflictos armados, la represión, el terrorismo de estado, el narcotráfico, la corrupción, el tráfico de influencias, la impunidad, los negocios ilícitos, han desatado la violencia contra las mujeres, y ha dejado un legado en Centroamérica que, lejos de disiparse una vez que se suscribieron los acuerdos y convenios internacionales ha aumentado de manera preocupante.

A continuación presento las biografías breves de dos mujeres cuyas vidas de han estado dedicadas al estudio y defensa de los derechos humanos de las mujeres hondureñas.

Mirta Kennedy

Mirta Margarita Kennedy Arbiza Nació el 31 de agosto de 1949, en su Casa, en la orilla oriental del Río Uruguay, en el departamento de Río Negro, en el Frigorífico Anglo, piedra angular de la vida económica y social de la ciudad de Fray Bentos , Uruguay. Esta ciudad tuvo una importante y larga vida productiva que se extendió desde 1924 a 1967.

Era inevitable que ahí surgiera un importante movimiento sindical, la lucha por mejorar las condiciones de trabajo de las/os trabajadoras/es de la industria, que no poseía leyes para normar la mano de obra de las mujeres ni de las y los menores. La ciudad tenia el ritmo del latido del corazón de sus trabajadoras y trabajadores.

Antes y después, la industria vinculada al procesamiento de la carne impacta la historia de la población locales, particularmente la industria frigorífica conocida como el Frigorífico Anglo, cuyo cierre definitivo en 1979, signó a la ciudad y sus habitantes, convirtiendo al pueblo en foco de la emigración más que de la inmigración (Campodónico, 2012) [20] . La historia particular, de su localidad también sello la vida y el carácter de Mirta.

Su Madre se llamo Francisca Margarita Arbiza Eguaburo. Su padre, Angus Kennedy Weyhmuller. Francisca fue maestra, Angus, jefe de la sala de maquinas de la Fábrica del Anglo. Mirta se casó siendo aún muy joven, tuvo dos hijos, Leonardo y Andrés Gilmet Kennedy [21]

Ella Estudio Trabajo Social. Tendría cerca de 36 años cuando llegó a Honduras para hacer un pos grado en la Maestría Latinoamericana de Trabajo Social, a mediados de la década del 80. En ese escenario surgió la idea de crear el CEM-H, Proyecto que ejecutó con una de sus grandes amigas, María Elena Méndez, proyecto que logró enraizarla una Honduras.

Mirta trajo consigo ideas revolucionarias, aunque aún no se había identificado con el feminismo, se adscribió a éste movimiento en Honduras, se acerco a las mujeres y una vez que encuentra ella en el feminismo una articulación política propia se convirtió en una de las mas importantes impulsoras del feminismo en honduras y de las alianzas regionales de este movimiento. [22] Su compromiso ha ido más allá, se ha transformado en la vocera del feminismo hondureño en el mundo.

Sin duda Mirta ha asumido a Honduras como su país. Lo extraordinario residen en que, aún entre nosotras, es difícil encontrar un grado de entrega a la construcción de un pensamiento feminista coherente acerca de las necesidades sociales para la creación de una Nación inclusiva, justa y libertaria, de la matria,    como es el caso de ella. Sin duda, esta mujer asombrosa, es esencialmente, una importante articuladora del Movimiento de Mujeres en Honduras.

No cabe duda que Mirta Kennedy ha sido clave en la conceptualización de la problemática que viven las mujeres en la región centroamericana. Se ha interesado desde siempre en el sistema económico que ha mantenido a las mujeres en la pobreza, es pionera en el estudio del trabajo de las mujeres en la maquila. En este contexto ha sostenido una rica colaboración intelectual con el economista holandés Wim Dierckxsens y la politóloga hondureña Breny Mendoza.

A través de su trabajo ha llamado la atención acerca de la grave situación por la que atraviesa Honduras de estos tiempos, nos ha permitido entender las causas de la pobreza y la violencia que afectan a las mujeres hondureñas. Ha hilvanado finamente la explicación de la causalidad de la fragmentación social, que signa un este país. Ha señalado los factores que le dan sustento al sistema inequitativo, ha pensado y descrito esa problemática con sensibilidad poco común en nuestro tiempo.

Mirta posee una mente política. Tras el golpe de Estado en el 2009, ella desarrolló análisis muy finos sobre las causas de éste fenómeno social. Ella Relaciona con maestría los distintos niveles de la realidad, lo económico, lo político y lo cultural. Recuerdo momentos en los que sus observaciones me hicieron pensar mejor acerca de los sucesos que han sacudido al país y que han engendrado este fenómeno social llamado Feministas en Resistencia. Gracias Mirta.

María Elena Méndez

Nació en Juticalpa, departamento de Olancho, el 25 de abril de 1950. A lo largo de su vida enfrentó barreras y obstáculos Que ella ha Logrado sortear para formarse académicamente y enfrentarse por más 33 años a las exigencias de una vida dedicada a la Investigación, la docencia y el activismo feminista (Vélez, 2010) [23] .

Por más de tres décadas he observado su vida, no ha sido difícil quererla y respetarla por sus actos, espejo vivo del saber estar. Aprendió a lidiar con la inveterada escasez de recursos institucionales para balancear las responsabilidades familiares con las profesionales. No está de mas dejar bien dicho que he sido testiga privilegiada del modo en que ella las ha encarado, cuando ese mundo universitario nuestro ha obstruido su labor para erradicar la inequidad en el ámbito de la academia ella supo reaccionar y enfrentar las condiciones desfavorables para el ejercicio de la profesión. Siglos de misoginia, sumados a éstos primeros cincuenta y pocos de mi amiga y los míos, no se borran fácilmente.

De ahí la excepcional fortaleza de María Elena, quien una sus 24 años egresa como licenciada en trabajo social, de la Universidad Nacional de Colombia en su sede de Manizales, en donde adquirió, además de conocimientos, principios. En ella se forjaron tempranamente los que serían los fundamentos de su praxis, en nombre de los cuales no ha claudicado ni un solo día de su vida: el respeto a las funciones públicas de la universidad, impulsando toda acción que articule la docencia con la investigación y la extensión (o, Cómo se dice hoy, de Vínculo con la sociedad), con las causas populares y de las mujeres.

Su empeño por adquirir conocimientos que le permitieran discernir sobre su materia y profundizar en la comprensión de la problemática de la mujer la llevo un estudiar más y mejor. Hizo su Maestría de Trabajo Social en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y dos diplomados en políticas públicas con perspectiva de género, uno de ellos cursado en el Instituto Mora de México y el otro en UNITEC dirigido por FLACSO, Argentina.

Desde sus cátedras en la Facultad de Ciencias Sociales ha fomentado la visión científica feminista, ha refrendado convocatorias para el trabajo académico de docentes investigadoras/es y ha generado el interés por la investigación de la problemática de la mujer en cada una/o de sus estudiantas/es. Más que méritos suficientes para que hoy María Elena sea reconocida como figura ejemplar en nuestros afanes por dignificar la academia y la investigación en la UNAH. Dicho esto con todo mi cariño pero también con toda la admiración que le profeso.

Siendo Vice-Directora del CUEG pugnó por optimizar el proceso de evaluaciones de los docentes, un desafío arduo y que aún requiere del compromiso personal y profesional de los docentes mismos para abrir puertas, grandes y anchas, por donde tenemos que entrar por igual mujeres y hombres al mundo del conocimiento.

En este mismo contexto, la obra de María Elena como miembra del Consejo Local de Carrera Docente siempre se encaminó a poner sobre el escenario la necesidad de que la UNAH mejore los procesos de contratación, nombramiento por y re clasificación. También ha sido una voz crítica en el seno del Consejo Universitario mismo como representante del Claustro de Profesores, tanto del CUEG como de la Facultad de Ciencias Sociales, espacio desde el cual ha llamado la atención valientemente sobre las arbitrariedades y la corrupción imperante en la institución.

Cabe también resaltar su papel en la fundación del CEM-H, entidad desde la cual ha promovido la búsqueda de soluciones a la problemática que viven hoy en día las mujeres.

Observaciones Finales

La tarea enorme de defensa los Derechos Humanos de la Mujeres y estudiar sus condiciones de vida comenzó con un grupo de estudio feminista que Mirta y María Elena impulsaron. Más tarde, con la realización de uno de los primeros talleres sobre mujeres rurales nació el proyecto de gestionar la creación de asas instituciones. Así Nació el CEM-H.

Citas

[1]            Fisas Armengol, Vicenç (1999) El sexo de la Violencia:. Género y Cultura de la Violencia España, Icaria Editorial

Visitado en Línea el 20 de julio de 2012

06http://books.google.hn/books?id=9BkbLa5WJh8C&pg=PA97&lpg=PA97&dq=virginia+woolf+una+habitaci%C3%B3n+propia&source=bl&ots=80AZTBcvtV&sig=gDa5dQv-J72PYZ80HkhM9Y0-I4A&hl=es&sa=X&ei=4ZgRUIeLA4KM6QGRr4H4Cg&sqi=2&ved=0CEcQ6AEwBQ#v=onepage&q=virginia%20woolf%20una%20habitaci%C3%B3n%20propia&f=false

[2]        Bel Bravo, María Antonia. (1998) La Mujer en la Historia de Madrid, Ediciones
Encuentro.
Revisado el 15 de julio Se Puede ver
[3]          Rodríguez, Sáenz Eugenia (2000) Entre silencios y voces: Género e historia en América Central, 1750-1990. Costa Rica, Editoria de la Universidad de Costa Rica

Se Puede ver en: http://books.google.hn/books?id=1vKu_QNQh04C&pg=PA175&dq=investigacion+acerca+de+la+historia+de+la+opresi%C3%B3n+de+la+mujer&hl=es&sa=X&ei=zvJyT4KvMca0gwfUt_RG&ved=0CDAQ6AEwAA#v=onepage&q=investigacion%20acerca%20de%20la%20historia%20de%20la%20opresi%C3%B3&f=false

Revisado el 15 de julio de 2012

[4] Kaufman, Michael (1997) Los hombres, el feminismo y las Experiencias contradictorias Entre Los Hombres. Londres, Libros ZED

[5]        Lamas, Marta La antropología feminista y la categoría género

Consultado en línea ahora el 17 de febrero de 2012, http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/nuant/cont/30/cnt/cnt9.pdf

[6]          Lagarde, Marcela. IDENTIDAD DE GÉNERO Y DERECHOS HUMANOS

Revisado en línea ahora, el 12 de julio de 2012 http://200.4.48.30/SeminarioCETis/Documentos/Doc_basicos/5_biblioteca_virtual/3_d_h_mujeres/24.pdf

[7]      Hernández García, Yuliuva. Acerca del Género Como categoría analítica . Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.
Revisado en línea ahora el 17 de febrero de 2012 http://www.ucm.es/info/nomadas/13/yhgarcia.pdf

[8]            Ibidem

[9]              Scott, Joan Wallach (2008) Género en Historia. DF, México, Editorial Fondo de Cultura Económica.

[10]            Carcedo, Ana (Compiladora) (2010). No olvidamos ni Aceptamos: femicidos en Centroamérica. 2000-2006

[11] Villars, Rina (2001) Para la casa Más Que para el Mundo: sufragismo y Feminismo en
. la Historia de Honduras
 en Tegucigalpa, Honduras, Guaymuras editoriales

[12] Vélez, Anarella (2010), Breve Relación Histórica del feminismo en Honduras.

Revisado en línea ahora el 2 de agosto de 2010: http://estudiosdelamujer.wordpress.com/2010/03/01/breve-relacion-historica-del-feminismo-en-honduras/

[13]        Lagarde Marcela, Identidad Femenina

Consultada en línea ahora el 17 de febrero de 2012

http://incidejoven.org/wp-content/uploads/2010/08/Identidad-femenina.pdf

[14]          Idem.

[15]        Jorge Alonso (2005) Marcela Lagarde: Una feminista contra el feminicidio

http://www.envio.org.ni/articulo/2888

consultado en línea ahora el 17 de febrero de 2012

[16]          Vélez, Anarella (2012). Ley Prevenir para, sancionar y erradicar el femicidio. Se Puede ver en línea ahora: estudiosdelamujer.wordpress.com

[17] CEM-H Centro de Estudios de la Mujer, Honduras

[18]          Limone Reina, Flavia A. Una Aproximación TEÓRICA a la Comprensión del machismo http://www.sexoygenero.org/malagamachismo.htm

Consultado el 15 de julio de 2012

Consultado el 17 de febrero de 2012

[19]          CIDH, Acceso a para la Justicia Mujeres Víctimas de Violencia en las Américas,
OEA. Se Puede ver en línea ahora: http://www.cidh.org/women/acceso07/indiceacceso.htm

Revisado el 16 de julio de 2012

[20]            Campodónico, Gabriela (2000) “El Frigorífico Anglo: Memoria urbana y memoria social, en Fray Bentos”

visitado en Línea el 20 de julio de 2012:

http://www.unesco.org.uy/shs/fileadmin/templates/shs/archivos/anuario2000/7-campodonico.pdf

[21]         Información proporcionada Por Monserrat Kennedy, la nieta de Mirta through Skype el 21 de julio de 2012

[22]          Información proporcionada Por Breny Mendoza, en entrevista abierta, Realizada en la ciudad de Tegucigalpa el 2 de agosto de 2012.

[23]            Vélez, Anarella (2011) María Elena Méndez Ordóñez, vida de una mujer del siglo XXI.

Visitado en Línea el 20 de julio de 2012: http://estudiosdelamujer.wordpress.com/maria-elena-mendez-ordonez-vida-de-una-mujer-del-siglo-xxi/

Permalink 1 Comment

25 de noviembre

November 25, 2014 at 1:46 pm (Uncategorized)

Anarella Vélez Osejo

La preocupación por el maltrato hacia las mujeres surgió hacia 1970 de la mano del movimiento feminista. Como un efecto directo de las acciones de las mujeres que han venido luchando a favor de la eliminación de todo tipo de violencias en contra de las mujeres (la violación sexual, el atropello económico de ganar menos por el mismo trabajo, maltrato durante el noviazgo, considerar a las mujeres como objeto de propiedad de la que se puede disponer, el femicidio…etc. ) el 25 de noviembre fue reconocido como día Internacional contra la Violencia hacia la mujer en el 1er Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia, en julio de 1981, para evocar que el 25 de noviembre de 1960 las tres hermanas Mirabal (Las Mariposas, Patria, Minerva y María Teresa) -activistas políticas de la República Dominicana-, quiénes tras ser encarceladas, violadas y torturadas, fueron cruelmente asesinadas por orden del dictador Rafael Trujillo, sus cadáveres destrozados fueron encontrados en el fondo de un precipicio. En este encuentro las feministas denunciaron la violencia de género a nivel doméstico, la violación y el acoso sexual a nivel de Estado, incluyendo la tortura y los abusos sufridos por aquellas privadas de la libertad por razones  políticas.

En consecuencia directa de estas acciones del movimiento de mujeres, se produce en el seno de la Organización de las Naciones Unidas, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, el 18 de diciembre de 1979. Por su parte, La Organización de Estados Americanos, emitió la Convención Interamericana para Prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, “Convención de Belem Do Para” , el 9 de junio de 1994. Posteriormente, el 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de Naciones Unidas, mediante la Resolución 54/134, declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Gracias a estas normativas, los Estados han reconocido que la violencia contra las mujeres –VcM–, debe ser entendida como una grave violación de los derechos humanos, incompatible con la dignidad humana y por ello debe ser eliminada de la vida pública y privada. En el Art. 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer de Naciones Unidas (1993) se define como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga, o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada”. Y en su Art. 2 señala que se entenderá como violencia contra las mujeres: (a) La violencia física, sexual y psicológica que se produzca en la fa­milia, incluidos los malos tratos, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital femenina y otras prácticas tradi­cionales nocivas para la mujer; (b) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada dentro de la comunidad en general, inclusive la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros lugares, la trata de mujeres y la pros­titución forzada; y (c) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, donde quiera que ocurra.

En Honduras, por falta de políticas públicas claras para defender la vida de las mujeres, 441 mujeres han sido asesinadas en lo que va del año y, según Migdonia Ayestas del IUDPAS, se ha alcanzado una tasa de 14,7 de muertes violentas, la más alta de la región centroamericana.

Exigimos que de una vez por todas se acabe con este estigma social que ofende la dignidad humana ya que es la manifestación mas clara de que las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres subyace a todo acto de VcM,  y esta  trasciende a todos los sectores de la sociedad:  más allá de la clase social, del grupo étnico, de la cultura y la educación, de la edad o de la religión que ellas practiquen. La urgente erradicación de la VcM  puede comenzar a  lograrse con una transformación integral de la visión y las prácticas de las relaciones entre mujeres y hombres, cuestionando la desigualdad económica, los roles sociales y estereotipos reforzados a través de la educación –formal e informal– y el lenguaje a través de los medios de comunicación, entre otras.

En esta emblemática fecha, las mujeres hondureñas alzamos la voz y demandamos que el Estado asuma un compromiso para prevenir y anular la Violencia contra las Mujeres.

Permalink 6 Comments

20 AÑOS DE LA CONVENCIÓN DE BELEM DO PARÁ

November 17, 2014 at 10:19 pm (Uncategorized)

Anarella Vélez Osejo

Hace veinte años (9 de julio de 1994) las organizaciones de mujeres del continente americano, aquellas que han venido trabajando por la erradicación de la violencia contra las mujeres, lograron que se convocara a una Conferencia continental en el marco de la Organización de los Estados Americanos para debatir el grave problema social de la Violencia contra las Mujeres, VcM, resultado de ésta es la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, mejor conocida como la Convención de Belén do Pará.

Esta Convención es de mucha trascendencia pues es la primera con carácter continental que encara de manera específica la VcM como un asunto de interés internacional y por tanto debe ser enfrentado ampliamente y en todas sus manifestaciones, creando un marco para los Estados a fin de que definan la VcM como una construcción cultural, la cual le da fundamentación a la desigualdad entre hombres y mujeres.

Gracias a la Convención de Belem do Pará ha quedado establecido que la VcM no es sólo la violencia que proviene de la pareja o en el seno de la familia, es también la violencia que se produce en los espacios públicos, el acoso sexual y la trata de mujeres, nos aporta un marco mucho más amplio para la comprensión y la erradicación de la VcM.

Sin embargo, millones de mujeres y niñas en todo el mundo siguen siendo victimas de atroces violaciones a sus Derechos Humanos, siguen siendo agredidas, golpeadas, violadas, mutiladas y asesinadas. Esto está ocurriendo en sus hogares –que deberían protegerlas–, en las calles, en sus lugares de trabajo. Hoy en día, un 70 % de mujeres han experimentado alguna vez en su vida la violencia física o sexual. Un 25 % de las mujeres embarazadas también han vivido algún tipo de violencia.

En la mayoría de los casos estas agresiones quedan en la impunidad, las sobrevivientes tienen miedo de hablar debido a la cultura de impunidad que impera en nuestros países. Además de soportar el autocastigo del miedo y la vergüenza, las víctimas tienen que enfrentar el ser tratadas como provocadoras del delito, mientras los autores de las agresiones ni siquiera son señalados como tales.

De acuerdo a datos estadísticos del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma (OV-UNAH), entre 2010-2014, la Muerte Violenta de Mujeres y niñas mantiene una tendencia creciente e imparable. Entre el año 2002 y el 2014 se registraron 2,851 muertes violentas de mujeres. En el 2005 ocurrieron 175 asesinatos, en el 2012 acontecieron 606, en el 2013 se registraron 636, lo cual indica  un crecimiento de 246%. Cada 14 horas una mujer o una niña pierde la vida violentamente en Honduras, un promedio mensual de 53 mujeres o niñas están siendo asesinadas en este país.

Ser mujer, niña, se ha convertido en un factor de riesgo. El asesinato brutal de la hija del periodista Rony Espinal, la niña Abigail Espinal Bustillo, de 14 años de edad, ha sacudido a la ciudadanía hondureña y ha vuelto a poner en el escenario la cruda realidad que viven las mujeres y las niñas en Honduras. En estos días la Miss Honduras Mundo 2014, María José Alvarado, está desaparecida junto con su hermana Sofía Trinidad desde el pasado jueves 13 de noviembre, en tanto la prensa amarillista las re-victimiza, haciéndolas aparecer culpables de la situación de violencia que están viviendo.

En este contexto, recientemente el Centro de Derechos de las Mujeres, CDM, exigió al Ministro de Seguridad que no oculte más la información pública acerca de la muerte violenta de Mujeres y aseguran que en los primeros nueve meses de 2014 fueron asesinadas 289 mujeres. Por su parte, la Fiscalía Especial de la Mujer señala que en el primer semestre de 2014, recibió 8, 700 denuncias por violencia doméstica.

Se sabe que entre las causas de la VcM se encuentran la discriminación, la inequidad, acentuadas por los desequilibrios históricos y estructurales entre hombres y mujeres. Dicho de otra manera, la falta de poder –económico, político y cultural— como a unas normativas sociales e institucionales que determinan los roles de mujeres y hombres en la sociedad y consienten el abuso y la violencia contra ellas.

A veinte años de vigencia de la Convención de Belem do Pará, a dieciocho meses de haber sido reformado el Código Penal (21 de febrero de 2013) y reconocer el femicidio como un delito, en Honduras el gobierno sigue sin tomar decisiones, sin definir políticas de intervención y sin que el Estado establezca estrategias públicas para enfrentar, sancionar y erradicar la Violencia contra las Mujeres.

 

Permalink 11 Comments

Autorización para la realización de viaje a Copán, para padres, tutores o el interesado

September 30, 2014 at 7:22 pm (Uncategorized)

A U T O R I Z A C I Ó N

YO ___________________________________________con # Id. ________________madre, padre o tutor (a) de la o el estudiante _______________________________________________con #Cta. __________________ Por Este Medio declaro otorgar la AUTORIZACION para que la / el Interesada / o realice el Viaje de Estudios de la Clase de Historia de Honduras e Historia del Arte, (HH 101 Secciones 1301, 1401 y 1700) a la ciudad Maya de Copán Ruinas, el Cual se realizará los días Viernes 24, Sábado 25 y domingo 26, del mes de octubre de 2014 Este Viaje de Estudios tiene los siguientes objetivos Pedagógicos:

Visualizar, en la práctica, algunos de los problemas que se estudian teóricamente.

Apreciar en qué magnitud las Obras arquitectónicas, esculturales y pictóricas, la estructura de la ciudad maya, en su complejidad, SU FUNCIONAMIENTO Y EFICIENCIA fueron trascendentes para la vida de los Mayas.

Tener contacto con las obras arqueológicas a fin de  que puedan OBSERVAR los problemas que vivieron los Mayas que culminan con el abandono de la mencionada ciudad.

En Resumen, situar a la y al estudiante, por un corto PERÍODO, en la ciudad maya de Copán, para lo  Cual Se visitará el aviario, el Parque Arqueológico, Las Sepulturas, el Museo Arqueológico de la ciudad, la ciudad de Comayagua (para contrastar con el arte colonial)  los sitios arqueológicos de Los Naranjos y La Entrada.

Asi Mismo, declaro que exonero a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras de cualquier  responsabilidad en caso de accidente por causas externas al desarrollo del itinerario antes expresado. Para los fines que al o la interesada/o convengan extiendo la presente autorización, en lugar y fecha supra indicado. Sin otro particular, me despido deseándole   éxitos en sus funciones, atentamente,

Firma ________________________________________________

Permalink Leave a Comment

las y los invito a este café poético:

September 22, 2014 at 8:12 pm (Uncategorized)

en el CCET café poético 2

Permalink Leave a Comment

SEGUNDO FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESIA EN TIERRA NAHUAT PIPIL

September 14, 2014 at 4:10 pm (Uncategorized)

histounahblog:

buenísima experiencia!

Originally posted on AGENDA CULTURAL EL SALVADOR:

festival de poesia nahuat pipil

View original

Permalink Leave a Comment

La cuarta urna

September 8, 2014 at 1:24 pm (Uncategorized)

 

Anarella Vélez Osejo

 El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.

Sigmund Freud

 La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

Voltaire.

 

 

En estos días hemos visto que la presencia del tema de la «Cuarta Urna» en los medios de comunicación tradicionales se ha multiplicado. Las plumas de la ultraderecha se han desatado enconadamente en su contra, reflejando, una vez más, su desafección por la democracia.

 

La «Cuarta Urna» se ha convertido, de nuevo, en el arma estratégica para ocultar las verdaderas tramas de la corrupción en este país, verbigracia el saqueo del sistema de salud, acto de corrupción ligado a importantes miembros del partido que gobierna y que ha sumido a la ciudadanía en el mayor de los desamparos.

 

Para todas y todos es más que evidente la relación entre esta campaña mediática y el modo en que se ha reavivado el acoso político en contra de varios funcionarios de la administración de Manuel Zelaya, utilizando como pantalla una actividad que fue legítima y legal, la «Cuarta Urna», acción oficial del poder ciudadano.

 

Con la «Cuarta Urna» se tuvo la intención de ejercer un referéndum, tal y como se practican en el mundo occidental (Suiza, España, Francia, Venezuela). Éste referendo o plebiscito no es más que un procedimiento jurídico por el que someten al voto popular leyes o actos administrativos que se proponen para el que el pueblo los ratifique.

 

El Plebiscito denominado «Cuarta Urna» ha sido, hasta hoy, el acto de la practica de la democracia directa más claro de nuestra historia política y ha constituido un complemento de la llamada democracia participativa pues potenciaba la intervención del pueblo en un proceso de elección.

 

Este procedimiento fue legal pues se fundamentó en la legislación vigente entonces y aún hoy. El Artículo 2 de la Constitución de la República de Honduras le confiere poderes soberanos a nuestro pueblo, como el de elegir a nuestros gobernantes, siguiendo ésta lógica nos podemos preguntar ¿por qué no se puede extender esa potestad hacia otros ámbitos como el de un plebiscito en el que se nos preguntaba si se agregaba una «Cuarta Urna» el día de las elecciones generales?

 

 

La verdad histórica no se puede seguir ocultando. Es necesario recordar que éste plebiscito se ejecutaría como efecto del Decreto PCM 005-2009 según el cual el gobierno de Manuel Zelaya, basándose el la Ley del Instituto Nacional de Estadística (INE), ordenaba la realización de la consulta popular. También aquel acto se asentaba en la Ley de Participación Ciudadana, que regulaba los referéndums, a partir de la cual se realizó la petición sustentada en más de seiscientas mil firmas de ciudadanas y ciudadanos de ésta nación, quienes demandaban del Gobierno del Poder Ciudadano que ejecutara el aclamado referéndum mejor conocido como «Cuarta Urna».

 

Nosotras/os ciudadanas/os entendemos que estas practicas de la democracia participativa son lo opuesto a la dictadura política en donde se impone la voz de un solo individuo. Sabemos que aquella no era más que una herramienta de participación, legitimada por la aclamación de más de seiscientas mil personas. Por la primera vez en nuestra historia política el pueblo hondureño sería consultado sobre un tema de interés nacional y además sabemos  que los resultados de la consulta pasarían por el tamiz de la decisión parlamentaria, pues lo que se esperaba era una constituyente para reformar el texto constitucional.

 

Guste o no,   es necesario dejar bien establecido que quienes realmente han quebrantado la Ley han sido aquellos/as que generaron el caos social –bien planificado— con el golpe de Estado del 2009, somos los demás, la mayoría, los que sufrimos por la enfermedad de los golpistas. Hoy nadie que sea razonable, duda que buscaban impedir que se efectuara un procedimiento que en cualquier sociedad civilizada se considera saludable para fortalecer la democracia.

Permalink 8 Comments

Next page »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 6,509 other followers