* 12 de octubre: Día de la vergüenza hispana

octubre 13, 2009 at 2:32 pm (Uncategorized)

¿Por qué la memoria de los luchadores antifascistas sigue vetada?
¿Por qué los homenajes a quienes dieron su vida por la libertad continúan prohibidos?
Carlos Tena

Me he preguntado en ocasiones, no sin esbozar una sonrisa comprensiva, por qué algunos de mis compañer@s de universidad, de trabajo, de mi entorno, me acusan hoy de “no haber sabido evolucionar lo mismo que ell@s”, en alusión directa a lo que definen como postura radical en mis planteamientos políticos.

Miro hacia atrás y resulta que es cierto: todo aquello que me impulsó a la militancia en clandestinidad (en primer término, por la dictadura), sigue casi exactamente como en 1975, exceptuando un formidable decorado, a lo Samuel Bronston, en el que millones de actores se han creído su papel de extras. Desde aquel entonces, no me he movido ni un milímetro, mientras que todos ellos han sabido practicar el aggiornamento, eso sí, en una inequívoca dirección: la derecha.

La película de la transición, obra urdida con habilidad y cobardía políticas (hay quien lo llama realismo), sigue impeliéndome a la disidencia en sesión continua, porque sencillamente, mis sueños de democracia no se han cumplido.

Miran hacia la Luna, para ignorar que España se haya convertido en un país artificial, llevado por la fuerza bruta al capitalismo más salvaje, con un ejército en el que la tropa se compone de mercenarios, que no de patriotas, decidido a velar por la supervivencia del franquismo, siguiendo fielmente los ideales de su comandante en jefe, heredero de todos los crímenes que dejó aquel general, no juzgado jamás por genocidio, siquiera por la historia, que no por los tribunales.

En esta democracia, quienes batallan aún por una Ley de la Memoria Histórica, carecen de plataformas, de medios de comunicación con los que expresar sus opiniones, conculcando ese derecho contemplado en la Carta Magna, como sarcasmo hiriente contra un pueblo hipnotizado por el consumo. En el colmo del cinismo, mientras el estado sonríe ante el drama de más de 30.000 niños, robados en la asonada franquista a sus padres legítimos, se rasgan las vestiduras por unas fotografías de presos vascos.

Tras aquel empresario italiano, miles de aves de rapiña, miles de ávidos comerciantes, miles de iluminados como George W, Bush, Javier Solana, José María Aznar o Tony Blair, miles de terroristas de toda ralea, embarcaron cruzando el océano para dedicarse al saqueo, la violación, la tortura, el crimen y el esclavismo más salvaje contra todos los habitantes de eso que hoy se llama América.

Y qué decir de esas buenas gentes de hábito y misal, con el crucifijo en la mano, enseñando a golpe de madera o metal cuál era el verdadero Dios. Su mensaje, sin embargo, ha sido escuchado, y de ahí que las iglesias católicas de Venezuela, Honduras, Colombia, Chile, Argentina, Estados Unidos, Italia o el propio Vaticano, conmemoren la gesta sin avergonzarse al bendecir a los poderosos y humillar a los débiles. ¿O era todo lo contrario, lo que dicen que aconsejaba aquel rabí llamado Jesús? La religión, como la letra, entra con sangre.

¿Por qué la memoria de los luchadores antifascistas sigue vetada?

¿Por qué los homenajes a quienes dieron su vida por la libertad continúan prohibidos?

¿Por qué se niegan los permisos para manifestaciones en las que se pide que no haya impunidad para los nuevos franquistas?

¿Por qué las fuerzas del orden masacran a quienes no comulgan con esta democracia?

¿Por qué se siguen tolerando los mensajes anticonstitucionales, si vienen de la extrema derecha o la iglesia?

¿Por qué existe una intolerable tolerancia con el neofascismo?

¿Por qué los golpes de estado de la derecha más violenta se apadrinan y consienten, sin obligar a los golpistas a devolver la legalidad al pueblo?

¿Por qué los gobiernos constitucionales de izquierda, surgidos de las urnas, son constantemente agredidos con mentiras y manipulaciones?

O… ¿Por qué viajó a Honduras un diputado como Carlos Iturgaiz, en nombre del Parlamento Europeo, como miembro de una delegación que defendía el diálogo, cuando es notorio que está políticamente en el mismo barco de Micheletti, que no del presidente constitucional?

Y finalmente: ¿Por qué se sigue celebrando el 12 de Octubre? ¿Por qué continúa esa parada de la vergüenza, el oprobio y la ruindad?

Si gustan de cabalgatas y procesiones, hagan un desfile encabezado por el Rey, el Papa y una enorme pancarta donde se lea:PERDÓN, AMÉRICA. Y luego, hablamos de democracia.





Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: