Regreso a Honduras

julio 24, 2011 at 12:53 pm (Uncategorized)

Anarella Vélez

Si vas a emprender el viaje hacia  Ítaca
pide que tu camino sea largo, 
rico en experiencia, en conocimiento.
CONSTANTINO KAVAFIS

Pudimos afirmar sin exageración que presenciaríamos un acontecimiento de excepcional importancia histórica. El Presidente Zelaya volvía de su exilio.  Sin embargo,  no fuimos  capaces de presagiar la magnitud de las  emociones  que su retorno  despertaría en  mis coetáneos y en mí misma.

Ese día, caminamos  –mi solidaria tía Soledad y yo-   hacia la plaza Isis Obed, en las cercanías del Aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa.  Respondíamos así, puntuales, a la convocatoria de las Feministas en Resistencia, del Frente Nacional de Resistencia Popular.

Nos informamos, el 28 de mayo  el Presidente   llega desde  Nicaragua.  Un avión con bandera venezolana, generosamente prestado por el pueblo de ese país, lo transporta. Zelaya regreso  protegido por el acuerdo de Reconciliación Nacional firmado por  Porfirio Lobo Sosa y sus pares Hugo Chávez y  Santos. Dicen que con él vuelven otras/os hondureñas/os de pura cepa: Patricia Rodas, Enrique Flores Lanza. Y así fue.

La espera nos permitió rememorar, paso a paso, las circunstancias de su expulsión del país. La medidas sociales del gobierno de Zelaya;  la consulta ciudadana; la participación popular en las decisiones del Estado; la conspiración de los poderes Legislativo y  Judicial para dar el golpe del 28 de junio;  el apresamiento y exilio de Zelaya; su inextricable entrada al país en septiembre/09; los cuatro meses de encierro en la Embajada del Brasil; las conversaciones nocturnas del Presidente con periodistas de los medios perseguidos por el gobierno de facto…su exilio hacia La República Dominicana.

Inevitablemente evocamos, con nostalgia y la rebeldía todavía viva, las manifestaciones de la Resistencia en contra de la dictadura.

La primera acción  del presidente nos conmovió profundamente.    Besó nuestro suelo, acto de amor a la patria poco frecuente en nuestro país.  De ese modo  nos decía que quiere a esta Honduras, como dice el poeta Paredes en uno de sus versos, como se quiere a una quinceañera. Ese episodio, ese instante,  nos dejó muy claro que Zelaya venía más fuerte y vital.  Entendimos que el exilio le ha dejado experiencias que han galvanizado al político y al humano que conviven en él.

Una marea  humana estaba con nosotras. Veníamos a ver/escuchar a Zelaya. Las expectativas eran grandes. Su agitada vida  en el exilio le ha convertido en el ciudadano más complejo de nuestra historia. Lo ha enriquecido y ha crecido su discurso político,  más agitador que nunca.

Para beneficio del pueblo, la oratoria de Mel  mantiene viva la llama de la resistencia. Sus palabras   evidencian  que no teme a la oligarquía. Las vivencias recientes han elevado su pensamiento y  han acrisolado sus sentimientos. Estamos persuadidas:   la identidad entre la ruta política de Zelaya y los  intereses del pueblo hondureño está trazada.

Mel ha puesto su genio y empeño en la causa más importante de nuestro tiempo: la lucha contra la desigualdad social. A pesar del hecho irrefutable de que todas/os nacemos iguales,  en nuestro país las disparidades son abismales y tras el golpe se han profundizado, hoy día los pobres son más, los infelices y desgraciados van en aumento.

Ese día denunció clara y llanamente  al sistema social para el que las diferencias sociales  son  consustanciales. El reto, dijo, está en  la construcción de  una sociedad  en la cual  los recursos socioeconómicos y culturales estén al alcance de todas/os. Una Honduras en la que la satisfacción de las necesidades del pueblo sean prioridad.

Data histórica, entonces  se reafirmó nuestra confianza en el futuro de Honduras. A trabajar, unidas/os,  a edificar la nación que anhelamos, en la que la educación y la salud no sea un privilegio, sin inequidades sociales.  Mel tiene claro que este país, su país, le ha ofrecido la oportunidad de trascender a la Historia como uno de los más lúcidos conductores del movimiento popular del siglo XXI.

Tras su  discurso  entendimos que  Zelaya  ha logrado un dominio de sí mismo  propio de aquellas/os que tienen la certidumbre de haber mantenido una vida coherente con su visión del mundo, con sus principios.  Le pese a quien le pese.

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Kevin Molina said,

    Una inspiración para una lucha constante, encontramos esa fuerza y ese amor por nuestra patria para luchar por nuestros derechos y seguir a aquellos que buscan el bien de la mayoria.

  2. katherine julissa murillo godoy said,

    realmente dra. el pais con tanta pobreza solo esto le faltaba el que llegara un golpe de estado peor me pregunto porque todo tine que ser politica esta bien el temariop del que hableremos porque acataremos lo que realmente provoco el golpe de estdo en nuestro pais

  3. VANESSA REYES said,

    LIC. ME HIZO RENOVAR SENTIMIENTOS DE ESE DIA FUE TAN ESPERADO POR MUCHOS AHORA EMPRENDER EL CAMINO HACIA UN HORIZONTE SABIENDO LO QUE QUEREMOS UNA NUEVA COSTITUYENTE Y CON NUESTRO QUERIDO COMPAÑERO MEL AL FRENTE DE ESTA LUCHA SALDREMOS ADELANTE LA HISTORIA DARA CUENTAS A LAS GENERACIONES PROXIMAS Y VERAN QUE NO ES FACIL PASAR DE UN PROCESO DE SOMETIMIENTO A UN CAMBIO IDEOLOGICO SOCIAL DIFERENTE QUE ES LO QUE ESPERAMOS LOGRAR LO QUE NOS QUEDA AHORA ES NO DESFALLESER SEGUIR CULTIVANDONOS PARA QUE ESTA OLIGARQUIA NO NOS AGARRE CON LOS OJOS CERRADOS NUEVAMENTE DEFENDAMOS NUESTROS DERECHOS Y HAGAMOLOS CUMPLIR A SEGUIR EN PIE DE LUCHA LIC.

  4. Get Rid Timeshare said,

    Thank god some bloggers can still write. My thanks for this piece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: