Suyapa Martínez Amador: una vida a favor de los derechos de las mujeres.

noviembre 26, 2016 at 2:44 pm (Uncategorized)

suyapa

 

Suyapa Martínez Amador: una vida a favor de los derechos de las mujeres.

 

Anarella Vélez

 

 No te duelas:

la verdad ayuda a planear incendios

            a predecir cataclismos florales

                  a iluminar cubos de hielo.

Aura Sabina

 

Suyapa Martínez Amador, nació en San Pedro Sula, Honduras, un 3 de enero de 1964. Es hija de Romelia Amador Fúnez, trabajadora doméstica y de Gustavo Martínez, ambos ya fallecidos. Su formación política la adquirió  en el movimiento estudiantil, particularmente en los comités de lucha de los estudiantes de secundaria. Siendo una adolescente fue Secretaria General del Consejo General de Estudiantes del Instituto Tecnológico de Administración de Empresas, INTAE. Más tarde pasó a formar parte de las Bases Populares Revolucionarias de Secundaria, BPRS. Su educación política continuó en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, como estudiantes de la carrera de Contaduría Pública y Finanzas, ahí se unió al trabajo con el movimiento de bases del Frente de Reforma Universitaria, FRU.

 

Suyapa me cuenta que su activismo en el movimiento estudiantil universitario no fue tan intenso como lo fue en la secundaria. A finales de los ochentas se vincula al Centro de Estudios de la Mujer de Honduras, CEM-H, gracias a que la profesora Clementina García, una de sus fundadoras, la llamó para que les colaborara con la contabilidad del Centro, pues ella estudió bachillerato en Administración de Empresas. Recuerda que para entonces no tenían montado su sistema de contabilidad y ella ensambló la primera contabilidad del CEM-H y ella elaboró el primer informe contable para la Organización Holandesa para la Asistencia Internacional, NOVIB. Tras esta primera actividad su relación con la organización no ha cesado y ha participado en todas las   acciones feministas emprendidas por el Centro. Desde esos primeros años se  reunía con las compañeras feministas para planificar acciones. Recuerda particularmente su participación en  la Red Nacional Contra la Violencia, en  el marco de la denuncia del femicidio cometido contra la vida de Riccy Mabel Martínez Sevilla, desaparecida el 13 de julio de 1991 cuando visitaba a un amigo ceibeño recluido en el Batallón Militar de Comunicaciones, situado en Tegucigalpa. La red Contra la Violencia estaba constituida por CLADEM, Visitación Padilla, CEM-H.  CDM surge con posterioridad. Después la red se convirtió en el Colectivo de Mujeres contra la Violencia. En este escenario el CEM-H siempre impulsó el debate y la reflexión y en ese marco Suyapa se convirtió en contadora – activista – feminista. Por esos años también comenzó su rol de dar declaraciones públicas para dar a conocer el posicionamiento del Centro.

 

Evidentemente este compromiso tuvo sus consecuencias y, en reconocimiento a su labor, abandona el área contable y pasa a coordinar proyectos. Para hacer mejor su trabajo realizó un posgrado en estudios de género en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, con lo que se afinaron sus conocimientos para extender su labor en el área de la gestión y coordinación de proyectos y siguió creciendo en el activismo feminista, organizando las redes locales, capacitando a las mujeres en liderazgo, participación ciudadana, auditoría social, en derechos. Su experiencia en el movimiento estudiantil le ha sido de gran utilidad en esos menesteres. También ha realizó una maestría en Formulación y Evaluación de Proyectos, justo ahora está trabajando en su tesis, nos puntualiza.

Con toda esta praxis acumulada fue convocada para formar parte de la Asamblea de la organización y más adelante pasó a ser miembra de la Junta Directiva del CEM-H. Con el transcurso del tiempo ha funcionado como Co-Directora y Directora Técnica, después como Directora Ejecutiva, en ese cargo relevó a nuestra compañera María Elena Méndez.

Recuerda con mucho orgullo su intensa participación en las luchas a favor de las mujeres, por ejemplo, la campaña para lograr una Ley Contra la Violencia Doméstica, la cual fue realizada junto a las compañeras del CDM y las de Visitación Padilla, haciendo incidencia en el Congreso Nacional de la República, hasta que se aprobó la Ley. También evoca que antes del golpe de Estado del 28 de junio del 2009, en Honduras existía una comisión interinstitucional a voluntad política para que el código penal reconociera la figura del femicidio. Al interior del movimiento se discutió mucho acerca de se debía pugnar por una reforma al código penal o por crear una ley especial. Después del Golpe se conformó una mesa de trabajo constituida por la Secretaría de Derechos Humanos, en ese marco comenzaron a trabajar con el concepto de adición de un artículo al código penal y así nació el artículo 118 en el que se colocó la figura de femicidio, que es el concepto mejor posicionado a nivel de la Red Feminista Centroamericana por la erradicación de la Violencia contra las mujeres.  De esa manera se salvaron todas esas discusiones y debates acerca de este concepto. En el país también ese término había alcanzado el estatuto de categoría social, siendo adoptado por los medios de comunicación y la población. En la región se usan indistintamente ambos. Actualmente la punición es de 30 a 40 años. En el nuevo código bajará la pena hasta un máximo de 20 a 25 años más los agravantes, pues hay una tendencia en este nuevo código a bajar todas las penas. En el nuevo código penal han logrado que se abarquen todas las formas de femicidio. Lo que le resulta irónico es que otras penas por la comisión de otros “delitos” como el de terrorismo, participación en manifestaciones, se están incrementando los años de privación de libertad.

 

Me señala que otro de los puntos de la agenda feminista por el que ella ha luchado activamente ha sido en la   incidencia para la creación de la institucionalidad que garantice avances en el reconocimiento de nuestros derechos, como la conformación del Instituto Nacional de la Mujer, INAM. Institucionalidad que hoy por hoy ha sido debilitada.

 

Otra de las campañas –entre tantas otras- que ella recuerda con particular vehemencia, es aquella que emprendieron para lograr la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer. Junto a un grupo de mujeres extraordinarias, entre las que se encontraba la diputada Soad Salomón de Facussé, decidieron tomarse el Congreso Nacional de la República pues, aprovechando la ausencia de las diputadas, se negaban a aprobar dos artículos de la Ley:  los relativos a la  Participación Política y el de la repartición de bienes tras una separación.  Ellas demandaban cincuenta y cincuenta por ciento. Se dieron cuenta que si no hacían algo contundente, que si no presionaban, no pasarían estos artículos tan importantes.  Y decidieron tomarse el Congreso. A Suyapa le tocó defender la entrada de ascensores -recuerda, con una sonrisa de complicidad-, a Doris Gutiérrez le correspondió guardar la puerta de entrada al hemiciclo. Otras diputadas guardaron el acceso a los estacionamientos. Cuando la Policía quiso desalojarlas la Diputada Salomón de Facussé  advirtió a las fuerzas del Estado que tendrían que pasar sobre su inmunidad  antes de mover a las mujeres que se habían tomado el  Congreso. Esta experiencia ha sido única, nadie ha  vuelto a tomarse el CN. Esta lucha se realizó gracias a una acción unificada,  memorable porque  logró aunarlas ante un objetivo de mucho interés para las mujeres de diferentes extracciones sociales.

En relación a las luchas de la actual década, Suyapa me cuenta que  ha estado  muy activa en la defensa de la Ley contra la violencia doméstica, que han querido desvirtuarla. Durante el golpe de Estado de 2009 reformaron un artículo prohibiendo la presencia de la promotoras de los DDHH de las mujeres en las audiencias, además no se podía hacer público el nombre del agresor, ni denunciar los actos de violencia doméstica en los medios de comunicación, siendo esta una de las mejores herramientas utilizadas para denunciar a los agresores y lograr que se haga justicia para las víctimas. Con la nueva legislatura las mujeres organizadas – CEM-H; CDM; Visitación Padilla,  entre otras- han dado el combate para que el artículo 23 quedara como estaba antes del 2009.

 

Otra acción en la que Suyapa participó enérgicamente es en la relativa a la regulación de los bienes patrimoniales en el marco del Código de Familia. Cuenta que un diputado del Partido Nacional, con la finalidad de hacer proselitismo, quiso introducir una reforma en relación a este tema. No estaban dispuestas -tanto ella como  sus compañeras-  a permitir un retroceso en relación al tratamiento de los derechos económicos de las mujeres. Sin embargo, puntualiza,  que hasta ahora esto solo beneficia a las mujeres que están casadas,  aún se  debe obtener que este trato sea igual para todas, aun cuando su relación de pareja no sea el matrimonio heterosexual, patriarcal.

 

En su prolongada trayectoria por la defensa de los derechos de las mujeres destaca la batalla por la inclusión de nuestra agenda en el Presupuesto General de la República, la cual se inicia en el 2014. Han conseguido colocarla en la agenda del CN en el 2015. En este escenario al menos seis artículos relacionados con las mujeres se han debatido. En uno de ellos se establece un capítulo de género que obliga a las instituciones del Estado a reportar con enfoque de género, lo que garantiza que se llenen los vacíos por la falta de recursos para abordar los temas relacionados con los derechos de las mujeres.  Este año han logrado que en el Articulo 10 se vincule a la política nacional la problemática de las mujeres.  Asimismo,  se ha obtenido que sea el INAM junto a  la Coordinación General del Gobierno y también al SEFIN, quienes se responsabilicen de definir los lineamientos presupuestarios para planificar con perspectiva de género. El Artículo 152 fue reformado y se incluyó el cinco por ciento de transferencia para las municipalidades  y se logró que se añadiera un párrafo: “sin afectar el cinco por ciento”. Sin embargo, esto aún no se ha puesto en ejecución. Suyapa entiende que éste es un nuevo reto, este nuevo desafío será uno de los puntos de la agenda feminista para el 2017.  Los funcionarios deberán asumir  su responsabilidad y tendrán que  entender que el presupuesto no es neutro, y que  tiene un impacto diferenciado entre hombres y mujeres;  para no quedarse en el pasado devienen obligados a asimilar que mientras se encuentren esos vacíos y no se reconozcan esos desbalances las desigualdades seguirán profundizándose. Para Suyapa se trata de luchar por el presupuesto, pero por un presupuesto etiquetado, por ejemplo, en el 2016 se dio un gran paso: se consiguieron  30 millones para creación de la Unidad Especial De Investigación De Muertes Violentas de Mujeres Y Femicidios adscrita a la ATIC, debido a que se creó presupuestariamente sin una ley que la respaldara, se abrió la unidad pero aún no les han traspasado los recursos pues estos salen del cobro de los impuestos extras, los cuales se recaudan en junio, por lo que, con suerte,  estos llegarían en agosto al MP. Así se emprende una nueva batalla por lograr una legislación que no deje en la voluntad política del Fiscal General de la República el crear y sostener la Unidad. En este escenario proponen una reforma a la misma Ley que regula al Ministerio Público en la que quede establecido que se crea la Unidad Especial De Investigación De Muertes Violentas de Mujeres Y Femicidios y que se elaborará un reglamento para su funcionamiento.  También se proponen crear una comisión interinstitucional para la investigación de los casos de femicidio, constituida por el Ministerio Público,  La Secretaría de Gobernación, Justicia y Derechos Humanos, El Comisionado de Derechos Humanos –CONADEH-, la Secretaría de Seguridad y con una representación de las organizaciones no gubernamentales defensoras de los DDHH de las mujeres.

Asimismo, las feministas se plantearon que en esta ley también estuviese integrado el poder judicial, pero los diputados nacionalistas no lo permiten basándose en el argumento de que esto no es jurídicamente correcto, sostienen que dos poderes del Estado no deben intervenir en la toma de decisiones. Suyapa se pregunta cómo pueden invocar este argumento cuando Juan Orlando Hernández, el presidente de la República de turno, maneja el Estado como si solo existiera un solo poder. Con todo,  se ha creado la Unidad y ahora viene la lucha para su reglamentación.

 

Con tesón han efectuado este mismo recorrido para conseguir que  el programa de Crédito Solidario Para las Mujeres sea una realidad. La estrategia es lograr etiquetarlo pues el año pasado apenas lograron una adjudicación de cinco millones de lempiras, lo cual ha servido únicamente para instalar la unidad. Ahora la pelea es porque se asignen ciento tres millones y porque se reglamente. En síntesis,  estas luchas son arduas y a veces desgastantes.  Para obtener que las instituciones de gobierno asignen recursos a las mujeres y se ejecuten acciones destinadas a mejorar la vida de  las mujeres.

 

Suyapa acentúa que aún se tienen varios puntos de la agenda feminista pendientes, como el nuevo código penal, en donde los delitos sexuales están reducidas las penas, en donde algunos inclusive prescriben a los cinco años. Esto particularmente la preocupa pues considera que no debe prescribir ningún delito de violencia contra las mujeres. Otro de los temas importantes, urgentes,  en esta agenda es el abordaje de la despenalización del aborto, se debe considerar que muchos embarazos se dan por las situaciones difíciles a las que se enfrentan las mujeres, por ejemplo, cuando el embarazo es efecto de una violación, o cuando la vida de ellas está en riesgo o por malformación del producto.

 

Afirma que también tienen demorado el proceso de promulgación de una Ley integral en contra de la violencia hacia las mujeres, nos dice que ya existe un anteproyecto de la misma, el cual ha sido propuesto por todas las organizaciones de mujeres, impulsada por el Centro de Derechos de Mujeres. En esencia, tienen una agenda muy grande y Suyapa considera que la labor de incidencia en el Congreso es agotadora pues se trata de estar permanentemente constituyendo mesas de trabajo con las diputadas de la comisión de género y la comisión de presupuesto, ya que estas son las comisiones con las que ellas trabajan. No puede ser de otro modo, sólo así se alcanzará la emisión de las leyes por las que batalla, como la de Ley de Trabajo Doméstico –elaborada con la Red de Trabajadoras Domésticas- la cual fue introducida por la Diputada Yadira Bendaña y actualmente se encuentra en la Comisión de Dictamen presidida por el Diputado Abogado Ramos Soto  y ya está en consulta al poder judicial. Entre tanto, piensa Suyapa, las trabajadoras domésticas siguen siendo tratadas como esclavas.

El movimiento también está afanando en las acciones conjuntas  para la emisión de una ley contra el acoso político a las mujeres.  La han puesto en manos de la diputada Doris Gutiérrez y ésta ya se encuentra  en la comisión de dictamen, pero aún no ha sido dictaminada. Piensa en voz alta: será que tendremos que esperar a que ocurra un escándalo de acoso político a una mujer para que se tomen en serio nuestra iniciativa. Agrega que también se está apoyando la iniciativa de ley para legalizar el uso de la píldora anticonceptiva del día después, la cual se encuentra en la comisión de dictamen. Está convencida que el cabildeo  para mejorar las políticas públicas y mejorar la asignación presupuestaria debe ser paralelo a la de corregir la auditoría y vigilancia social. Estos temas  son parte importante de la agenda feminista que no está dispuesta a abandonar, además la apasionan.

 

Las acciones más recientes  de las mujeres organizadas en la que está participando Suyapa están encaminadas a lograr el pleno reconocimiento del derecho de las mujeres a participar en política bajo la consigna de más hombres asumiendo el trabajo doméstico, más mujeres en los espacios de toma de decisiones. En este terreno está apoyando a las diputadas de la mesa política interpartidaria para que se emita el reglamento de paridad y alternancia horizontal y vertical, lo cual implica que serán cincuenta por ciento mujeres y cincuenta por ciento hombres en trenza: si se comienza con una mujer el que sigue en el cargo es un hombre o si el titular es un hombre, la mujer será suplente. Es una gran lucha que está siendo objetada por el partido en el gobierno,  no aceptan esta figura jurídica y quieren continuar manejando la vieja práctica de que el propietario sea quien elija a su suplente.

 

Puestas en este escenario, Suyapa recuerda su experiencia personal:  ella ha participado en política, ha sido candidata a diputada y entiende que la paridad sin alternancia no funcionará. Insiste en que en este momento lo que se necesita es una nueva ley que aporte garantías para una participación en igualdad sustantiva, es decir, mujeres que participen en un cincuenta por ciento y que efectivamente lleguen en un cincuenta por ciento al Congreso Nacional y a las corporaciones municipales.  Considera que también se debe legislar para que ocupen cargos en los gabinetes magisteriales, con igualdad sustantiva.   Sin embargo, en esta coyuntura se aprovecha  que la normativa vigente manda a que se reglamente la paridad y la alternancia, considerando que esta salida es mejor que cero,  se ha trabajado apoyando a las diputadas para que presenten   el reglamento de paridad y alternancia. Plantea que así se irán venciendo los obstáculos invisibles, como por ejemplo las exigencias acerca de que las mujeres debemos probar doble y triplemente que somos capaces mientras los hombres no tienen que demostrar nada, nosotras, dice, debemos cargar con el trabajo doméstico pues de lo contrario se nos estigmatiza de malas madres, prostitutas y nos hacen víctimas de acoso político.

 

Para finalizar, Suyapa nos afirma con vehemencia que el movimiento feminista debe permanecer en debate permanente y alerta cada día, cada minuto, pues los escenarios cambian y debe cerrar filas para no permitir ningún retroceso en materia de reconocimiento de nuestros derechos, como ocurrió tras el golpe de Estado en relación a nuestros derechos sexuales y reproductivos.

 

Sin duda alguna, en la vida de Suyapa  la verdad ayuda a planear incendios / a predecir cataclismos florales / a iluminar cubos de hielo. Una existencia que constituye todo un legado. Gracias Suyapa por tu presencia en la defensa de los derechos de las mujeres.

 

Tegucigalpa, 24 de noviembre de 2016

 

 

suyapa-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: