El día de la Madre

En el Siglo XX Ana Jarvis inició la lucha por el reconocimiento del día mundial a las madres el 12 de mayo de 1907, tras la muerte de su propia madre; el presidente de USA Woodrow Wilson retoma esta iniciativa –quien aseguró la entrada de su país a la ENTENTE en el transcurso de la Gran Primera Guerra Mundial y llevó una política intervencionista en América Latina– declaró en 1914 que el Día de la Madre debía celebrarse el segundo domingo de Mayo.

En Honduras se decretó que el Día de la Madre debería celebrarse el segundo domingo de mayo en 1927, durante la gestión del Presidente Miguel Paz Barahona –en un contexto de luchas intestinas– en respuesta a la iniciativa liderada por La Sociedad de Cultura Femenina integrada, entre otras, por Visitación Padilla y Graciela Amaya García.
A partir de 1920 Ana Jarvis inició su lucha en contra de la celebración comercializada del Día de la Madre por considerarla ilegítima pues,  tanto ella como su madre, quisieron enaltecer los valores de la madre trabajadora y estuvo en radicalmente en contra de convertirlas en objetas comerciales.

A %d blogueros les gusta esto: