La Mujer y el 01 de Mayo

 

 Kely Estefanía Núñez

 

Dolores” de Darvin Rodríguez,
de la serie Personajes de acción.

Tanto en la gloriosa huelga de los mártires de Chicago como en la Huelga Bananera del 54 las mujeres tuvieron su lugar en la historia.

 

En la gran huelga del 1 de mayo de 1886, por la jornada de 8 horas, tuvo  participación importante el movimiento de mujeres.  Algunas destacadas como Lucy Gonzáles esposa de uno de los famosos mártires de Chicago llevado a la horca Alberto Richard Parsons. Lucy luchaba en primera fila por las mujeres, indígenas y afrodescendientes, pero no fue la única mujer, habían más sindicalistas, obreras y del movimiento feminista. En Honduras desde los inicios de la huelga del 54, se hizo presente la participación de las mujeres.

Se suele recordar mucho a mujeres que entretenían con dulces  cantos en las plantaciones bananeras o que sin su participación en las labores domésticas hubiese sido imposible sostener la huelga, labores como moler café, echar tortillas y cocinar bananos eran indispensables, pero muy poco se dice de aquellas obreras textiles que tomaron control de fábricas y salieron a las calle, habían mujeres que se arriesgaban a repartir panfletos y prensa clandestina para la clase trabajadora en huelga, otras participaron en los comités de huelga, y es este movimiento un empuje fundamental en la lucha por el sufragio femenino, alcanzado el 1955 bajo el gobierno de Julio Lozano Díaz.

 

Las obreras textiles las primeras en apoyar la huelga

 

 

Con salarios miserables en los centros de confección de fábricas y camisas, las mujeres eran casi la totalidad de la fuerza laboral, y fueron precisamente las obreras textiles de las primeras en unirse a la huelga y hacer el reclamo de sus derechos, más tarde se sumaron las obreras de Tegucigalpa. Ocupando las fábricas estas obligaron a sus patrones a negociar con los comités de huelgas que ellas mismas habían organizado. El 7 de junio salían manifestaciones de mujeres con pancartas en contra de los posibles traidores del movimiento, en la plaza eran más cinco mil personas, sin contar  mujeres e hijos.  Para el 15 de junio cuatrocientos obreras de varias fábricas de camisas en Tegucigalpa se van a la huelga indefinida. Y es precisamente del gremio de las camisas que sale una destacada dirigente del Partido Comunista, Lolita Caballero.

 

Las principales ciudades ocupadas por las huelgas, Tela, El progreso, Puerto Cortés, La Lima y Tegucigalpa tuvieron la participación permanente de las mujeres durante todo el período que la huelga duró. En Tegucigalpa la Asociación de Mujeres Universitarias declaró su solidaridad y apoyo al movimiento huelguístico y expresaban: “la huelga es un recurso heroico que impulsa el establecimiento de una condición de vida que favorezca a las masas trabajadoras en los campos de la United Fruit Company”. También lo hizo la Federación de Asociaciones Femeninas de Honduras (FAFH), quienes luchaban por hacer real el voto para las mujeres.

 

Teresina Rossi: destacada dirigente del Movimiento Huelguístico

En 1954, la mujer no solo jugó un papel en
las tareas de alimentación también
se destacó en tareas políticas y organizativas.

 

De las muchas mujeres que participaron de la huelga, sobresale Teresina Rossi, en el distrito de Tela. Teresina era Secretaria del Departamento de Materiales y Abastecimientos, empezó siendo secretaria del comité de huelga y posteriormente presidenta del Comité Técnico Ejecutivo de la huelga en sustitución de Francisco Ríos que tuvo que abandonar el puesto por razones tácticas. Su participación es desde antes  de la huelga, concientizando con la distribución de volantes y panfletos.

 

En una entrevista en el 2000 a Marvin Barahona autor del libro: El silencio quedo atrás, Teresina decía: “Desde los micrófonos les hablaba de todo, casi siempre instándolos a mantenerse firmes y liberarse del yugo, algunas veces me llevaba copias de lo que tenía por ahí y les daba algo de Marx y Lenin, sin decir de donde venía aquello. Hablaba también sobre la mujer, de la necesidad de darle el puesto que le correspondía. Yo les decía que si bien éramos amas de casa, que también teníamos nuestros sentimientos de lucha y que estábamos al par de los hombres. Algo les decía también sobre eso de que no había que mantener a las mujeres todo el tiempo en esa condición, porque había compañeras muy buenas, luchadoras de clase”.

 

Teresina siempre era recordada por sus compañeros por ser sumamente estricta en cuestiones  disciplinarias y sancionar a sus compañeros por algún incumplimiento. Muchas mujeres también dieron apoyo a sus esposos como propagandistas clandestinas, tal es el caso de Noemí de Ramos Bejarano que distribuía El Chilío, uno de los tantos periódicos que círculo entre la clase trabajadora.

 

Al calor de la Huelga bananera las mujeres conquistan el derecho al voto

 

Ya el 21 de enero de 1949 el Frente Femenino pro Paz había presentado al Congreso un proyecto para que se reconocieran los derechos políticos a la mujer, incluyendo el del sufragio. La primera vez fue en 1894 y posteriormente en 1924, al igual que esos años la  moción fue rechazada, está vez por 33 votos en contra y 11 a favor. Pero esto no fue un freno para las mujeres que desde antes venían jugando un rol importante en contra de la dictadura de Carias. Y que desde los  inicios de los 40´s venían formando organizaciones de mujeres. En 1951 se constituye la FAFH, quién se enfrentó a duros debates en el parlamento sobre la sagrada misión de la mujer en el ámbito familiar y no en la política. Pese a que en enero del 54 se conquista el voto femenino, el decreto oficial vino un año después en la jefatura de Julio Lozano, que de no ser por todo el clima de protestas del movimiento huelguístico iniciado por los bananeros, el decreto hubiese seguido engavetado por mucho tiempo.

 

El camino de las mujeres es el camino de mayo

 

 

Toda la experiencia que nos dejó mayo inscrita, sobre el poder de la organización de la clase trabajadora y campesina nos muestra la huelga y democracia como el único método garante para que las mayorías explotadas y oprimidas cambiemos el cruel destino que nos quiere imponer el capitalismo, su miseria arrastra a hombres y a mujeres pero a estas últimas con mucho más fuerza. El camino de Mayo, que significa el levantamiento de las masas por mejores condiciones de vida, es también el camino por la verdadera emancipación de la mujer.

fuente: http://www.psthonduras.org/2014/05/la-mujer-y-el-01-de-mayo.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: