El legado histórico del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías

abril 20, 2018 at 6:59 pm (Uncategorized)

 

Anarella Vélez

Recibí la convocatoria  para comunicar a ustedes mi particular visión acerca del legado del comandante Hugo Rafael Chávez Frías como una oportunidad para reconocer públicamente mi agradecimiento por su solidaridad con el pueblo de Honduras y también como un reto para continuar mis estudios sobre el camino seguido por este gran hombre para lograr una revolución al servicio del pueblo venezolano, el pueblo que tanto amó.

Suele describírsele fríamente como un Militar y político venezolano que fue presidente de Venezuela desde 1999 hasta su fallecimiento el 5 de marzo 2013. También es bastante frecuente acusársele de populista. Pero lo cierto es que Chávez es mucho más que eso,  él trascendió las fronteras de su país y propició el surgimiento en Latinoamérica de una nueva cosecha de dirigentes y dirigentas, con nuevas prácticas, opuestos, como él,  al neoliberalismo económico, a las injerencias estadounidenses y, sobre todo,  preocupados por las clases más desfavorecidas, las minorías indígenas, por las mujeres y la diversidad,  dejándonos el ejemplo de  una praxis guiada por la “Razón, la  fuerza, la conciencia, la  organización, el  valor y el coraje”, valores y principios que se constituyeron en  las bases del pensamiento y el accionar de Chávez, cualidades que se reflejan  en estas palabras del Comandante bolivariano:

“Ustedes saben que no es Chávez, es algo mucho más que Chávez, Chávez soy yo, un ser de carne y hueso que no tengo más nada que tu, que tu, que cualquiera de nosotros. Es un proceso, y el papel que, como dice Bolívar en Angostura, miren lo dice clarito: <¿Atribuirme a mi todo el bien y todo el mal?  ¡No! Que pretensión es esa, es darme una importancia que no merezco. No he sido más que un  juguete, que un vil juguete arrastrado cual débil paja por el huracán revolucionario>. Y en verdad eso es lo que somos en lo individual. Arrastrados, empujados, impulsados por el huracán revolucionario.”

La vida de Hugo Chávez,  está signada particularmente por su formación, el  realizó los estudios primarios y secundarios en Sabaneta y los superiores en la Academia Militar de Venezuela, ahí obtuvo el grado de subteniente en 1975. Más tarde se licenció en Ciencias y Artes Militares, en la rama de Ingeniería, con mención Terrestre. Desempeñó varios cargos en las Fuerzas Armadas de Venezuela, el último de los cuales sería el de comandante del Batallón de Paracaidistas Coronel Antonio Nicolás Briceño (1991-1992). En diciembre de 1982 creó, con otros dos capitanes del Ejército de Tierra, el Movimiento Bolivariano Revolucionario-200, de orientación nacionalista  y de  izquierda.

 

Un acontecimiento que marcó la vida de Chávez fueron los sucesos de  1989, cuando  el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, aplicó un plan de choque con medidas neoliberales bajo los auspicios del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a la grave crisis económica y financiera que afectaba al país en aquellos años. Las clases populares de Caracas se movilizaron masivamente contra el plan del gobierno, en un movimiento conocido como Caracazo. El presidente ordenó al ejército reprimir brutalmente las manifestaciones, lo que provocó un fuerte descontento en el seno de las Fuerzas Armadas.

 

Determinado por el caracazo, en 1992, Hugo Chávez lideró como comandante militar una intentona golpista para derrocar el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Aunque fue acogido favorablemente por la población, el golpe fracasó y Chávez fue detenido, juzgado y condenado a dos años de prisión en la cárcel de Yare (1992-1994). Ese mismo año otro grupo de militares descontentos protagonizó otro intento de golpe, que también fracasó; entre sus reivindicaciones más señaladas se hallaba la puesta en libertad de Chávez.

Es así como nuestro Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías,  se gana el reconocimiento del pueblo como Líder Revolucionario y se convierte en uno de los mejores comunicadores que germinó en la Patria de Bolívar. Por ellos es recordado por la ciudadanía del mundo y  por eso mismo seguimos  defendiendo su más importante herencia:  ejemplo de todas sus rebeldías, su histórica defensa de la patria, su lucha por la soberanía del pueblo, el ejercicio de su amor,  la práctica de la humildad, su sistemático trabajo para lograr  la institucionalidad que hiciera posible la  solidaridad internacionalista. Esas fueron sus convicciones, las que han quedado labradas en cada una de sus propuestas e ideas,   en todas las leyes que se emitieron en Venezuela y en cada respuesta inmediata a las necesidades de su pueblo amado.

El estudio de la vida y la obra del Comandante Chávez es imprescindible para continuar su senda, para seguir luchando y rescatar del olvido nuestra historia y revivir a Bolívar y a Morazán, para asumir la esperanza de que es posible construir otro mundo de justicia, paz, equidad y seguridad. Para ello es necesario no olvidar las causas de la crisis que él combatió. Nos lo enseñó Chávez.

Recordemos que, en mayo de 1993, el Parlamento destituyó al presidente Carlos Andrés Pérez, acusado de malversación de fondos públicos. Cumpliendo su promesa electoral, en 1994 el nuevo presidente, Rafael Caldera, acordó el sobreseimiento del proceso abierto contra Chávez. Tras ser liberado, Chávez abandonó el ejército y entró de lleno en la lucha política; fundó el Movimiento V República (MVR) y comenzó a recorrer el país explicando sus propuestas, casa por casa, persona por persona. Esa es, sin duda una de las grandes lecciones que nos ha dejado, cómo preparar el triunfo de la causa revolucionaria.

Al frente del Movimiento V República y en alianza con varios partidos de izquierda, el comandante se presentó a las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1998 y resultó electo con cerca del 60% de los votos, imponiéndose al candidato de consenso de los partidos tradicionales (COPEI y Acción Democrática). Siguió un programa de transformación que se inició  con el  impulso de  la elección de una Asamblea Constituyente encargada de redactar un nuevo texto constitucional, que más tarde sería aprobado en referéndum. Tras aprobarse en 1999 la nueva constitución, en julio de 2000 Chávez fue reelegido presidente de Venezuela para el período 2000-2006 con amplia diferencia sobre sus adversarios.

Hoy estamos aquí conmemorando el quinto aniversario de la siembra de nuestro compañero, y recordamos que él jamás se rindió, que siempre fue radical y llevó a la praxis revolucionaria las enseñanzas de todas y todos aquellos considerados nuestros ancestros revolucionarios. De Antonio Gramsci, por ejemplo rescató el concepto de la crisis orgánica que le permitió entender las ventajas de las épocas de crisis para tomar la delantera y trasformar la sociedad, para lograr el nacimiento de la quinta República, la república bolivariana, socialista y feminista.

Pero también reconocemos su conocimiento del pensamiento de Bolívar:

“!Ay Bolívar, ay Bolívar! Yo lo veía, a Bolívar, y yo pensaba cosas, Rosita estaba conmigo allí. Yo la abracé, estábamos llorando y aquellos ojos, bueno, lo que fueron sus ojos pues, pero parece que mirara.  Y aquellas piernas, aquellos huesos que a caballo recorrieron este medio mundo y aquellas manos que agarraron la espada en Carabobo, en Boyacá y aquella boca que pronunció quien sabe cuántos gritos, cuantos discursos, cuantos gritos de guerra. Cuanto amor, aquel cráneo que guardó aquel cerebro luminoso”.

A 5 años de su siembra también evocamos al Líder Feminista, como se dió a conocer con sus frases en defensa de las mujeres del mundo: “Sin la verdadera liberación de la mujer, sería imposible la liberación plena de los pueblos y estoy convencido de que un auténtico socialista debe ser también un auténtico feminista”. Frase que llevamos cada una de las mujeres de los sectores populares del mundo para engrandecer nuestro papel en la sociedad, contribuyendo en la construcción de la Patria latinoamericana con justicia  igualitaria y con equidad de los géneros.

Quiero remarcar que desde aquel 15 de diciembre de 1999, tras un referéndum sustentado en más del 71% de la opinión popular, asume el compromiso de transformar la constitución y el 30 de julio es electo Presidente por una rotunda mayoría. Desde ese momento se inician las reformas sociales y jurídicas necesarias para asegurar el bienestar del pueblo bolivariano, e inicia unas prácticas de solidaridad internacionalistas ejemplares.

Los pueblos del mundo, y particularmente las mujeres, descubrieron en el   presidente Chávez, un apoyo ético con cada una de sus palabras, que con tanta impetuosidad dejó plasmada en cada una de sus declaraciones para el desarrollo de un socialismo feminista, el eterno líder declaraba que:

“el socialismo del siglo XXI es anti machista. Admiro a la mujer, y su lucha y su batalla, y llamo a los hombres de Venezuela a que desterremos para siempre el machismo de esta tierra, para que algún día declaremos a Venezuela territorio libre de machismo”.

Nuestro eterno líder, con sus palabras  dio el valor y  el respeto hacia a la  dignidad de los pueblos de América y a las mujeres las convocó de modo muy particular, a sumarse a la construcción del socialismo bolivariano. El feminismo revolucionario encontró en Chávez un apoyo para impulsar diferentes leyes y proyectos y  fueron creadas instituciones para la protección de la mujer, impulsando el desarrollo de la patriota y luchadora venezolana y latinoamericana.

 

Chávez internacionalista:

Señaló que a América Latina le tocaba ser la partera del nuevo tiempo, ser partera de la nueva historia cuando crea la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe o ALBA como se la conoce comúnmente, con la que se propuso generar una integración liberadora, para la libertad, la justicia, la igualdad y para la paz. Así enterró al ALCA. Con la ALBA cambió profundamente el  paisaje político de la integración, abrió  la discusión  sobre la integración latinoamericana,  la práctica de la integración se vio incitada por esta iniciativa conformada por gobiernos progresistas que apuestan a relaciones fraternas y no contendientes. La ALBA es un ejemplo de eso: de una visión solidaria de la integración latinoamericana, pero que se materializa en la suscripción de acuerdos de cooperación concretos, según la cual “el comercio y la inversión no deben ser fines en sí mismos sino instrumentos para alcanzar un desarrollo justo y sustentable”.

Uno de los aspectos más importantes y solidarios del ALBA es el que se refiere a la cooperación entre empresas públicas y la creación de nuevas empresas públicas conjuntas. Un ejemplo claro de esto es la visión de una alianza continental de empresas energéticas estatales, “Petroamérica”. En el marco de las tres iniciativas sub regionales promovidas por Venezuela, Petrocaribe, Petroandina y Petrosur, la empresa estatal petrolera de Venezuela, Petróleso de Venezuela o PDVSA, ya ha comenzado a poner en práctica esta visión de cooperación energética continental. Estas iniciativas no se las perdona el imperialismo a nuestros hermanos venezolanos.

 

Chávez ,  promotor Feminista

Entre las iniciativas del gobierno de Chávez está la emisión del decreto presidencial número 4.342 en el año 2006, con el que nace la Misión Madres del Barrio creado para brindar apoyo solidario a las madres que no perciben ingresos de ningún tipo o de escasos recursos, incorporando a estas luchadoras sociales en distintos programas, para qué se planifiquen y organicen, desarrollen sus conocimientos e implementarlos en actividades productivas como principal objetivo.

Así mismo, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se contempla en el capítulo V de los derechos sociales y de las familias en el artículo 88 “El Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo. El Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social. Las amas de casa tienen derecho a la seguridad social de conformidad con la ley.”

También se creó el Banco de Desarrollo de la Mujer (BANMUJER), el cual es una sólida institución pública financiera. Su  objetivo prioritario es suscitar la participación de las mujeres en proceso de producción a través de los distintos planes de financiamiento para optimizar su condición económica e insertarse el sistema socio-productivo.

Por otra parte, con la formación del Ministerio del Poder Popular para la Equidad e Igualdad de Género (MinMujer) se asegura el empoderamiento y participación de las mujeres en la cimentación de una sociedad igualitaria y justa, tal como está establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el resto del ordenamiento jurídico vigente en las políticas públicas, planes, programas y proyectos del Estado Venezolano.

Leal a sus convicciones, en el 2007 promueve la aprobación de  la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Chávez es el gobernante del mundo más identificado la protección e igualdad de las mujeres y por ello se encargó de garantizarle amparo y defensa a cada una de las mujeres vulnerables. Se crearon los estatutos de ley necesarios para validar que ellas logren llevar una vida tranquila y libre de violencia,  y las incorporó masivamente a las Misiones Sociales, obteniendo para ellas la ruta precisa para alcanzar su posicionamiento social.

Con esto finalizo mis reflexiones acerca de la vida  y el legado de  Nuestro Eterno Comandante Socialista y Feminista que creyó en las Mujeres y las incorporó como parte significativa y trascendental de la Revolución Bolivariana.

 

Permalink 1 comentario