3. RAMÓN ROSA. Anarella Vélez

Ramón Rosa_1

La Historia de Honduras puede escribirse en una lágrima. País de pinos en primavera eterna y de montañas difíciles, por él han corrido largos ríos de sangre en una larga noche de odio y de dolor; en él han nacido flores llenas de luz, algunas de las almas insignes de América:  el pensador José del Valle, ciudadano de un mundo antípoda; Francisco Morazán, hombre telúrico que construyó antes que muchos héroes de la América Española la ciudad utópica en que todos los hombres deben nacer libres y vivir como hermanos; José Trinidad Reyes, el sabio y educador que vivió en su Hircania nocturna, poniendo en el pecho áspero de las fieras un corazón de miel; y Marco Aurelio Soto, el estadista que hizo la Reforma Liberal, decapitando cortacabezas y alzando sobre el filo de los machetes salvajes un trono provisional a la cultura”.

RAFAEL HELIODORO VALLE

“El pensamiento y la acción de Rosa fueron dirigidos por una interpretación histórica del pasado centroamericano, en la cual aparecen constantes, alternativas, un profundo pesimismo, tenues esperanzas y una rotunda afirmación de fe”.

RAMÓN OQUELÍ

Ramón Rosa  nació en Tegucigalpa (14 de julio, 1848). “En la calle de la Casa de Rescate vivía la joven hija de don León Rosa y de Mariana de Jesús Sevilla, quien arrullaba un niño que había tenido fuera del matrimonio con el joven Juan José Soto…este joven se llamó Ramón Rosa ”[1].  Fallece en la misma ciudad en 1893.

Han pasado 116 años desde su muerte “y su voz no deja de resonar todavía” [2].  Tres etapas muy claras dibujan su existencia: su aprendizaje hasta 1876, su tarea como gobernante en Honduras hasta 1883, su retiro del escenario político hasta 1893.[3]

Rosa es el pensador más representativo del positivismo liberal en Centroamérica y, posiblemente, el que mayor influencia directa ha ejercido sobre el desarrollo político en un país del istmo. En su pensamiento subyace una interpretación de la historia centroamericana, mediante la cual pone de manifiesto sus esperanzas en el futuro de nuestras naciones. A los seis años de edad sufre la experiencia escolar, que deja descrita en su obra Mi maestra escolástica.

“Tanto en Honduras como en Guatemala sobresalió como estudiante. En 1865, el presidente José María Medina ordenó se les entregasen a él y a su compañero Angel López, “Medallas de Oro”. Merced a su magnífica formación adquirió una visión de la historia que reafirma su protagonismo en el movimiento de la Reforma Liberal Centroamericana, iniciado en Guatemala en 1871; expuso sus ideas en un momento caracterizado por la presencia de reconocidos  ideólogos, pero, además, las llevó a la práctica desde los importantes puestos públicos que le tocó desempeñar, en especial desde su calidad de co-Gobernante de Honduras, junto a Marco Aurelio Soto, de 1876 a 1883.

Rosa avisora una sociedad  dirigida por el conocimiento científico de la realidad. Fue así cómo aceptó desde su juventud un conjunto de ideas que se dedicó a propagar y a dotarlas de vida institucional. Se decía de él que antes de hablar ya los ojos habían  revelado el pensamiento, y cuando hablaba las sílabas se iban arreglando por sí solas: tan perfecto era el orden en que se sucedían y tan claro su sentido” combinado con un aspecto enclenque. En Guatemala elige estudiar Derecho  y se convierte en un protagonista del movimiento de la Reforma Liberal Centroamericana.

Rosa no fue un pensador original. En verdad, combina en sus creencias las dos tendencias del positivismo: Comte y su divulgador Littré, junto con el utilitarismo de Mills y de  Bentham para las tendencias morales y prácticas[4].   De acuerdo con sus principios, creía que las ideas deben gobernar la sociedad, lo cual en la realidad lo llevó a sobrevalorar el papel dirigente de las minorías intelectuales. Tenía fe en el progreso natural del género humano y veía en la razón y en su alma la ciencia, las mejores vías para terminar con los prejuicios y las supersticiones, para fomentar el avance comercial e industrial e, inclusive, para moralizar a los pueblos. Exigía que se actuara con lógica y su criterio de acción era el de lo útil. Estas ideas le hacían orientarse hacia los problemas prácticos y económicos a los cuales quería dar prioridad sobre los exclusivamente políticos.[5]

Rosa sobresalió en el género del ensayo y la biografía. Ejemplos de lo primero son: “Constitución Social en Honduras”, “Consideraciones generales sobre la independencia de Centro América”, “Los Partidos Políticos”, “Discurso de Apertura de la Universidad Central de Honduras”, “Conciencia del Pasado”; de lo segundo: “Don José Milla y Vidaurre”, “Biografía del Padre Reyes”, Tegucigalpa, 1965, “Biografía del Sabio José Cecilio del Valle”, Tegucigalpa, 1965, “Historia del Benemérito General Don Francisco Morazán”, Tegucigalpa 1971, publicadas póstumamente.

Rafael Heliodoro Valle afirma que “Rosa fue, sobre todo, un hombre de estudio, un orador que se valía de la tribuna y de un escritorio que utilizaba  para divulgar por la prensa y legitimar las credenciales de su talento como pensador. Ramón Rosa fue quien auscultó con más decisión en las vísceras de la realidad hondureña, y hasta hoy no han sido superadas la dignidad de su estilo y la limpieza meridiana de su pensamiento. Tenía fe en el progreso constante y en el valor de las instituciones como norma de bien. Su ideario era el de un civilizador que busca en la tolerancia el aire claro”.

Corta fue la existencia física de Ramón Rosa. La pasión alcohólica,  pronto contraída y exacerbada en sus años de retiro, lo consumió vitalmente y le selló el ánimo de prematura vejez. Murió antes de cumplir sus cuarenta y cinco años. En sus funerales, don Alberto Uclés y Rómulo E. Durón pronunciaron los discursos de rigor y, en nombre del Colegio “El Porvenir”, un joven estudiante llamado Froylán Turcios recitó una composición en verso.

Hombre de profundo pensamiento y profusa pluma, Rafael Heliodoro Valle y Juan B. Valladares recogen su obra en  Oro de Honduras , publicada en dos volúmenes, en   1948 y 1954, respectivamente. Por su parte, Marcos Carías Zapata realiza una personalísima selección que publica en Tegucigalpa, 1980,  bajo el título de Ramón Rosa: obra escogida.

Quien lea y relea su obra, constatará,  sin duda alguna,  que Ramón Rosa es el pensador más sobresaliente  del  positivismo  liberal en Centroamérica y, más allá de tal valoración académica, que es,  indiscutiblemente, el escritor que mayor influencia práctica y directa ha ejercido sobre el desarrollo político en Honduras.

Septiembre de 2009.

(Leído ante las miembras de la FAFH, el 1 de septiembre de 2009)

[1] Ramón Rosa: plenitudes y desengaños. Leticia Oyuela. Edit. Guaymuras. Pág. 13

[2] Rosa, esperanzado, violento y dolorido. Ramón Oquelí. Tegucigalpa, Revista Paraninfo. Págs. 1-26.

[3] Ramón Rosa. Obra escogida. Introducción, selección y notas de Marcos Carías. Editorial Guaymuras, 1980

[4] Ramón Rosa. Obra Escogida. Introducción, selección y notas de Marcos Carías. Editorial Guaymuras, 1980.

[5] Idem.

10 Comments

  1. histounahblog said,

    quién es usted?

  2. Alejandra Maria Alvarado McCarthy said,

    quisiera que la clse fuera dinamica,expocitiva y si se puede algun viaje de investigacion…

  3. gabriela said,

    Disculpe pero me gustaría saber ¿Dónde puedo encontrar el ensayo de Ramón Rosa “Mi maestra la escolastica”?

    • histounahblog said,

      En una publicación de Guaymuras, en la colección hondureña de la UNAH

    • viky elvir said,

      nesecito encontrar ensayo de ramon rosa mi maestra la escolastica

  4. tirza said,

    si me podría ayudar a encontrad el discurso de apertura de la universidad central de Honduras de ramón rosa, y mi maestra la escolástica también

    • histounahblog said,

      En Colección Hondureña, del sistema bibliotecario de la UNAH, puede encontrar esos textos

  5. jairo said,

    no encuentro, mi maestra la escolastica, me ayudan por favor.

    • histounahblog said,

      Puede encontrarlo en la Biblioteca de la UNAH, en la Colección Hondureña

  6. mili castillo said,

    Buenas tardes necesito el inicio, la consolidacion y el final de la vida periodistica de Ramon Rosa me pueden ayudar Por favor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 6,093 other followers

%d bloggers like this: